fbpx
Southeastern

Por Emily Pearson

Sort by:
Filter by Resource Type:
Filter Options »
Filter by Topic:
Filter by Scripture:
Filter by Series:
Filter by Event:
Filter by Media Format:

Protestas y violencia continúan en Venezuela; los creyentes se aferran a la fe

CARACAS, Venezuela (BP) -- En años recientes, los misioneros de la IMB en Venezuela han luchado para esparcir el evangelio en medio de dificultades en continuo aumento. En la capital Caracas, la rampante pobreza, la violencia incidental y la escasez de alimento son una parte de la vida diaria, y simplemente caminar en la calle equivocada y a la hora equivocada puede ser un error fatal. A pesar del desasosiego político, el aumento en la violencia y la disparidad económica en Venezuela durante los pasados pocos meses, los misioneros de IMB y los creyentes venezolanos están trabajando para esparcir el amor de Cristo en un lugar cada vez más peligroso. Matthew y Mónica Starr*, misioneros de IMB en Caracas, dijeron que las condiciones desde febrero han pasado de malas a peores; la situación es "extremadamente volátil," dijo Mónica. Los manifestantes antigubernamentales han escenificado continuas protestas callejeras y han erigido barreras que bloquean el tráfico. La guardia nacional venezolana ha contraatacado con gas lacrimógeno, balas de goma y alegados abusos a los derechos humanos, de acuerdo a los reportes de noticias. Cerca de 3.000 manifestantes han sido arrestados, y 200 de ellos todavía están en la cárcel. Además, miembros de los colectivos -- brigadas motorizadas que apoyan al gobierno -- presuntamente han amenazado, asaltado e inclusive asesinado a algunos manifestantes, dijeron los reportes de noticias. Mientras tanto, en violencia atribuida a ambos lados del conflicto, por lo menos 42 personas han muerto y cerca de 800 han sido heridas durante los más de tres meses de disturbios en toda Venezuela, de acuerdo a los reportes de noticias.

SABORES: Cocina estilo Amazonas profundiza la fe de algunos

AMAZONAS (BP) -- En la selva amazónica, donde las amenidades modernas son escasas o quizá no existen, aun las necesidades más básicas de la vida pueden presentar un reto. La falta de electricidad, los ingredientes limitados y las limitadas cantidades de combustible hacen que cocinar sea más difícil en estas aisladas áreas rurales. A pesar de los desafíos, muchos misioneros de IMB siguen el llamado de Dios a trabajar en estos duros ambientes compartiendo el evangelio entre los muchos residentes de la selva que nunca han oído el nombre de Jesús. Los misioneros que se dirigen a los lugares selváticos en Sudamérica son enviados al campamento de entrenamiento de la selva de IMB, donde son enseñados a atender los nuevos desafíos -- incluyendo a cocinar de nuevas maneras. Los líderes de entrenamiento Charles y Brittany Shirey, quienes han vivido en la selva del Amazonas cerca de 13 años, les enseñan a los novatos de la selva a cocinar para su familia con solamente unos pocos ingredientes simples. Algunos ingredientes, como bicarbonato, polvo de hornear y aceite de maní, pueden ser llevados de ciudades cercanas cuando los misioneros viajan de ida y vuelta desde sus áreas asignadas. Pero los límites de peso de los aviones y los pequeños espacios de almacenaje significan que otros artículos deben ser buscados, conseguidos o comprados en las comunidades adentro de la selva. El pescado es una fuente común de carne, junto con la poca caza y el ocasional caimán (tipo de lagarto) o mono. Las frutas no siempre están accesibles.

Miles atrapadas en la industria del sexo en Perú

LIMA, Perú -- La joven está parada sola debajo de un poste de alumbrado público con sus brazos cruzados en respuesta al frio de la noche. La acera está llena de gente que camina, pero ella se mantiene quieta. De vez en cuando cambia de posición de un tacón por el otro. No habla con nadie, ni nadie conversa con ella. Un auto se para y ella se aproxima para saludar al próximo cliente.

Familia encuentra el plan de ‘Dios’ en Perú

PERÚ (BP) -- Brian y Jennifer Pennington supieron que Dios los estaba llamando a ser misioneros -- y hasta ahí llegaba su plan. Así que cuando la pareja de Fort Worth, Texas, y sus dos pequeños hijos llegaron a la conferencia de candidatos a misioneros de la Junta de Misiones Internacionales, no tenían mucho hacia donde seguir. "Estábamos en Richmond, y todos ahí tenían sus asignaciones antes de llegar," recordó Brian. "Nosotros éramos los únicos allí que no sabíamos adónde íbamos. Todos investigaban sus etnias, y nosotros todavía tratábamos de descubrirla, 'bueno, Dios, ¿dónde quieres que trabajemos?'" Brian primero se sintió llamado a misiones de tiempo completo en Perú cuando fue a un viaje misionero de corto plazo a la selva peruana, así que estaba seguro de que se dirigiría de vuelta allá. "Nuestro punto de comienzo fue Perú," dijo. "En el único lugar que había estado era en la selva. Pero cuando nos enteramos más del puesto, este no era precisamente adecuado para nuestra familia. Así que consideramos el puesto que quedaba." El único otro puesto disponible en Perú era un puesto para iniciar iglesias en las montañas de los Andes. "No estábamos pensando en las montañas," dijo Brian. "Pero Dios nos mostró Isaías 52:7, que dice: 'Qué hermosos son, sobre los montes, los pies del que trae buenas nuevas.'" Con un plan a largo plazo en su lugar, los Pennington se trasladaron a San José, Costa Rica, para tener un año de entrenamiento en la lengua. Pero los altibajos no pararon allí.

SEMANA DE ORACIÓN: Iglesia descubre gente ‘abracemos’ a 32 kilómetros

SAN PABLO TIJALTEPEC, México (BP) -- Renán, un niño de 10 años en el sur de México, no es huérfano; sin embargo, de muchas maneras, podría serlo. Han pasado más de tres años desde que los padres de Renán, salieron con destino a EE.UU. y lo dejaron al cuidado de su tío en México. Probablemente pasarán meses o inclusive años antes de que él los vuelva a ver. Renán y su familia son de la etnia mixteca de Tijaltepec en la aislada comunidad de San Pablo Tijaltepec, asentada entre las escarpadas montañas del sur de México. La mayoría de los residentes subsisten de la agricultura y cultivan la comida que la familia come. Debido a que los empleos son escasos, muchos de estos mixtecos dejan el hogar para buscar trabajo en EE.UU. Pero no todos pueden hacer el viaje, y las familias como la de Renán frecuentemente se dividen entre los dos países durante años. Hasta hace poco, los mixtecos de Tijaltepec eran una etnia todavía sin exponer al evangelio; pero ya no lo son. En 2011, Valley Baptist Church (Iglesia Bautista Valle) de Bakersfield, California, seleccionó al pueblo mixteco de Tijaltepec para la iniciativa "abracemos," y aceptaron la responsabilidad a largo plazo de llegar a ellos con el evangelio. Desde entonces, el proyecto ha transcendido las fronteras de la cultura y del país uniendo a los mexicanos de las montañas con los del valle central californiano de maneras que la iglesia nunca imaginó. El lugar de inicio Valley Baptist enfrentó el desafío inicial de escoger entre más de 3.000 etnias no involucradas, no alcanzadas (UUPGs por sus siglas en inglés) en el mundo. UUPGs son etnias que no tienen un acceso continuo al evangelio a través de una iniciativa de plantación de alguna iglesia evangélica (no involucradas) y aquellas en las cuales menos del 2 por ciento de su población es cristiana evangélica (no alcanzadas).

IMB inicia campamento de entrenamiento en la selva

AMAZON BASIN (BP) -- Dieciocho obreros de la Junta de Misiones Internacionales y sus hijos observaban con mezcladas emociones mientras el avión de doble hélice despegaba de la pista de aterrizaje en la selva y se dirigía de regreso a la ciudad.

‘Bendecidos’ para alcanzar lugares difíciles para Cristo

AMAZON BASIN (BP) -- Brad Connelly* observa atentamente cómo su hija y sus hijos chapotean en el río de la selva junto a su pequeña cabaña.

Los creyentes en Venezuela buscan ayuda de Dios para el futuro de la nación

CARACAS, Venezuela (BP) -- Mientras Venezuela continúa recuperándose de la muerte del Presidente Hugo Chávez, los evangélicos están buscando maneras para mostrar el amor de Dios en medio de la agitación nacional.

Después de Sandy, cubanos agobiados en necesidad de ayuda

SANTIAGO, Cuba (BP) -- Las torrenciales lluvias del huracán Sandy y los vientos de 170 kms/hr golpearon con fuerza el este de Cuba el 25 de octubre y mataron a 11 personas, entre ellas a una pareja de la Primera Iglesia Bautista en la fuertemente golpeada ciudad costera de Santiago. La pareja bautista, cuyos nombres no fueron dados a conocer, murió cuando una pared de su casa colapsó durante la tormenta. El huracán Sandy devastó la ciudad de Santiago y afectó cerca del 70 por ciento del área, dijeron los reportes de noticias. La tormenta destruyó 15.000 casas y dañó otras 115.000. Muchas de las 150 iglesias y 200 iglesias casa afiliadas a la Convención Bautista del Este de Cuba fueron dañadas; algunas fueron destruidas. El seminario de la convención y el hogar de ancianos sufrieron daños. A pesar de las pérdidas, los cubanos bautistas de Santiago están extendiéndose a la comunidad, de acuerdo a representantes de la Junta de Misiones Internacionales y pastores del área.

Después de Sandy, cubanos agobiados en necesidad de ayuda

SANTIAGO, Cuba (BP) -- Las torrenciales lluvias del huracán Sandy y los vientos de 170 kms/hr golpearon con fuerza el este de Cuba el 25 de octubre y mataron a 11 personas, entre ellas a una pareja de la Primera Iglesia Bautista en la fuertemente golpeada ciudad costera de Santiago. La pareja bautista, cuyos nombres no fueron dados a conocer, murió cuando una pared de su casa colapsó durante la tormenta. El huracán Sandy devastó la ciudad de Santiago y afectó cerca del 70 por ciento del área, dijeron los reportes de noticias. La tormenta destruyó 15.000 casas y dañó otras 115.000. Muchas de las 150 iglesias y 200 iglesias casa afiliadas a la Convención Bautista del Este de Cuba fueron dañadas; algunas fueron destruidas. El seminario de la convención y el hogar de ancianos sufrieron daños. A pesar de las pérdidas, los cubanos bautistas de Santiago están extendiéndose a la comunidad, de acuerdo a representantes de la Junta de Misiones Internacionales y pastores del área.