- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

‘Abrumador’ Inundaciones del medio oeste atraen respuesta de SBDR

[1]

HORNICK, Iowa (BP) — Las inundaciones del medio oeste que han dejado a por lo menos tres personas muertas y han arruinado cientos de casas están siendo atendidas por una respuesta multiestatal de Alivio Bautista del Sur en Desastres.

“Esto nos abruma,” dijo Frank McCrary, director de alivio en desastres de la Convención de Bautistas del Sur de Kansas-Nebraska (KNCSB). “Ya hemos pedido ayuda a nuestra región para que nos respalden.”

La lluvia torrencial y la nieve derretida han causado que los ríos alcancen niveles históricos en 41 lugares a lo largo del medio oeste, de acuerdo con Weather.com, con trozos de hielo de las inundaciones invernales apilados hasta 3 metros en ciertas regiones. Dos personas han muerto por las inundaciones en Nebraska y una en Iowa. Otras dos están desaparecidas y se presumen muertas en Nebraska.

En el condado Sarpy, Neb., solamente, 500 casas han sido arruinadas por las inundaciones, de acuerdo a reportes de los medios. El número total de casas dañadas en toda la región se estima que sea mucho mayor.

[2]

Los equipos de SBDR de por lo menos siete convenciones estatales bautistas se han ofrecido como voluntarios para ayudar a los equipos de la KNCSB y de la Convención Bautista de Iowa, de acuerdo con reportes de McCrary y de la Junta de Misiones Norteamericanas.

En Hornick, Iowa, donde virtualmente todas las 60 a 70 casas del lugar han sido dañadas, el pastor de Iowa, Bob Dillman comenzó hoy (18 de marzo) a dirigir un equipo de remoción de lodo. Cuando Dillman le habló a Baptist Press, su equipo estaba ayudando a su primer residente local a limpiar y remover los muebles dañados de una casa inundada. Por lo menos otros 15 residentes de Hornick se anotaron para recibir ayuda.

“Nosotros somos las manos y los pies de Cristo,” dijo Dillman, pastor asociado de la Iglesia Bautista Southern Hills en Sioux City, Iowa. “Así que simplemente los amamos [a las víctimas de la inundación]. Esta mañana oramos antes de salir: ‘Danos la oportunidad de compartir el Evangelio.'”

Los residentes de Hornick tienen “altibajos” emocionales, con algunos que quieren reconstruir y otros resignados a irse de sus devastadas residencias, dijo Dillman. Después de las históricas inundaciones de 1998, “ellos pensaron que no volvería a suceder. Bueno, pasó.”

McCrary le dijo a BP que los equipos de Kansas-Nebraska están en espera para el trabajo de remoción de lodo. “Tenemos que esperar hasta que las aguas bajen para poder hacer las operaciones de remoción de lodo,” dijo.

Hasta la fecha, por lo menos 56 condados de Nebraska han emitido declaraciones de emergencia, y las inundaciones continúan subiendo, dijo McCrary. Algunos sótanos de iglesias de Nebraska se han inundado, pero ninguna iglesia que coopera con la KNCSB ha reportado daños importantes en sus instalaciones.

Los residentes de Nebraska que han “perdido todo” están “devastados,” dijo McCrary, quien trabajó como capellán de AD el 17 de marzo con los residentes inundados.

[3]

En Missouri, los líderes de AD movilizaron voluntarios “para ayudar con bolsas de arena en St. Joseph durante el fin de semana,” dijo Eric Barb, coordinador de sistemas de AD de la Convención Bautista de Missouri. Los equipos de AD están abocados a responder a inundaciones en Missouri si es necesario.

“Todavía hay potencial de inundaciones mientras en el norte todavía estén recibiendo agua y todo el hielo y la nieve del invierno que todavía no se ha descongelado completamente,” dijo Barb vía correo electrónico. “Todo eso puede descongelarse y dirigirse hacia Missouri y a los ríos del Mississippi. Mantenemos los ojos abiertos por cualquier problema potencial en los días y semanas por venir.”

El director nacional de SBDR, Sam Porter le dijo a BP “SBDR está planeando junto con los directores estatales de AD de Kansas-Nebraska y Iowa traer voluntarios de SBDR para ayudar donde las áreas inundadas pueden ser accesibles.”

Mientras tanto, los lugareños están haciendo lo mejor para ayudarse los unos a los otros.

“Aquí en el medio oeste,” dijo McCrar, “nos cuidamos los unos a los otros.”