- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Adoración multiétnica culmina demostraciones de fin de semana en Virginia

CHARLOTTESVILLE, Va. (BP) — Pastores evangélicos en Charlottesville, Va., dicen que un culto comunitario interracial pareció ser la mayor reunión local durante lo que los medios describieron como un fin de semana de demostraciones pacíficas pero tensas en la ciudad.

Un año después de que un rally supremacista blanco en Charlottesville se tornara violento y dejara a tres personas muertas, una retransmisión frustrada en Washington de la demostración Unan a la Derecha el 12 de agosto atrajo a menos de 40 nacionalistas blancos y fue eclipsada por los contra manifestantes, de acuerdo con los reportes de los medios.

En medio de los acontecimientos del fin de semana, el presidente de la Convención Bautista del Sur (SBC), J.D. Greear divulgó una declaración junto con el primer vicepresidente de la SBC, A.B. Vines y el segundo vicepresidente Félix Cabrera que dice que “el espíritu del racismo es contrario al Evangelio.”

“Ha pasado un año desde que los supremacistas blancos marcharon por Charlottesville, Va.,” dijeron el 11 de agosto los tres directivos. “Decimos ahora, como dijimos en ese momento, que el espíritu del racismo es contrario al Evangelio. La iglesia, el ‘Plan A’ de Dios para rescatar al mundo, debe ser el lugar de refugio para la gente de cada color unida en un cuerpo que refleje la diversidad de nuestras comunidades y proclame la diversidad del reino. Oramos por aquellos que se sienten heridos por las demostraciones como la de hoy, y por sanidad y paz en nuestra sociedad.”

El domingo en la noche, una coalición multiétnica de pastores evangélicos en Charlottesville convocó a un culto de adoración al aire libre en el Sprint Pavilion de la ciudad, con el tema “Mejor juntos” y el pasaje bíblico del Salmo 133:1. El único requisito para que las personas llegaran a la plataforma de adoración era que afirmaran que la salvación se encuentra solamente en Cristo.

A medida que los creyentes silenciosamente se arrepentían del racismo “literalmente se podía oír un alfiler cayendo en el pabellón,” dijo Rob Pochek, pastor de Charlottesville que ayudó a organizar la reunión.

“Excedimos nuestras expectativas,” le dijo Pochek, pastor de First Baptist Church Park Street en Charlottesville, a Baptist Press. “Hubo muchos eventos en nuestra comunidad” para llorar el primer aniversario del rally supremacista blanco. “La mayoría de esos eventos tuvieron docenas, y algunos cientos de personas que asistieron. Tuvimos por encima de mil personas en el evento. Fue por un gran margen el mayor evento del fin de semana.”

Unas 20 iglesias de varias etnicidades y denominaciones participaron en el servicio lamentando el racismo, arrepintiéndose y regocijándose de que un día Cristo terminará la disputa racial.

“Estuvimos reconociendo las desigualdades del encarcelamiento masivo, las desigualdades de vivienda” entre otros pecados relacionados con la raza, dijo Pochek. Durante la porción de arrepentimiento del culto, un pastor local “mencionó algunos vecindarios específicos que habían sido predominantemente vecindarios minoritarios que fueron erradicados para dar lugar a negocios de compras.”

Además de miembros de iglesias locales, algunos transeúntes se unieron al culto. Manifestantes antifascistas presuntamente habían planeado protestar por la reunión, dijo Pochek, pero las tormentas los dispersaron.

Stanley Woodfolk, pastor de Ministerios Evergreen en Charlottesville y afroamericano, les dijo a noticias WVIR que los creyentes se recuperan de los eventos racistas dolorosos “poniendo énfasis en edificar relaciones conversando con gente que no conocemos personalmente.”

Evangélicos de Charlottesville planean darle seguimiento al culto de adoración con una comida de “mesas de fraternidad,” el 15 de agosto, en la que los creyentes de diferentes etnicidades coman juntos y se escuchen sus historias unos a otros. Un evento en otoño de toda la comunidad está en las etapas iniciales de planeamiento.

“Generalmente hablando,” dijo Pochek, Charlottesville ha “sido una de esas ciudades donde las 11 de la mañana cada domingo es una de las horas más segregadas de la semana. Hay excepciones en nuestra ciudad — grandes excepciones. Sin embargo, la responsabilidad recae en mí como pastor caucásico de una iglesia bastante grande en la ciudad … de ganar la confianza de mis hermanas y hermanos en Cristo afroamericanos, hispanoamericanos, asiáticoamericanos que están dirigiendo otras iglesias en esta ciudad.”