- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Aliento a través de una conexión con la iglesia local

[1]

Nota del editor: La Junta de Misiones Internacionales (IMB) inició recientemente Church Connections para facilitar las conexiones entre los misioneros de la IMB y las iglesias que no tienen contacto directo con un misionero. Se estima que para mediados de 2022, todas las iglesias bautistas del sur habrán recibido un contacto personal de un misionero. Drew Moss sirve con su familia en Londres.

LONDON (BP) – La participación de mi familia en Church Connections ha brindado oportunidades para que se formen relaciones de beneficio mutuo entre nuestra familia y las iglesias bautistas del sur. A través de estas nuevas relaciones, hemos sido animados, enviados, y muchos han orado mientras pasábamos por una temporada difícil de transición a un nuevo campo de servicio en el noroeste de Londres. A medida que nos hemos conectado, las iglesias han escuchado nuestra gratitud por sus donaciones, así como las historias de cómo su generosidad ha tenido un impacto en todo el mundo.

La mayoría de las iglesias que hemos contactado no han tenido conexión previa con la Junta de Misiones Internacionales.

Una forma en que nos conectamos con una iglesia en nuestra área, Hill Spring Baptist Church, en Mobile, Alabama, fue uniéndonos a ellos en un proyecto especial. Oímos que estaban construyendo un centro de vida familiar y habían planeado un día de trabajo para concentrarse en el trabajo de construir un edificio. Vimos esto como una gran oportunidad no solo para decir, sino también para demostrar nuestro agradecimiento uniéndonos a ellos en el uso de martillos y levantamiento de paredes.

[2]
Drew Moss, misionero de la IMB, predica en Hill Spring Baptist Church.

Esa mañana compartimos con varios miembros de la iglesia acerca de nuestro papel anterior como estrategas de plantación de iglesias en Europa del Este, y durante el almuerzo, se nos pidió que compartiéramos un testimonio sobre la fidelidad de Dios. Expresé gratitud a la iglesia por su asociación y les agradecí por sus ofrendas que nos permitieron ir al campo misionero.

[3]

Después del almuerzo, me puse en contacto con el pastor de Hill Spring y, en las semanas siguientes, le envié mensajes de texto periódicamente para ofrecerle ánimo. Un día, me llamó y me dijo que necesitaba una cirugía de hombro, pero que no lo había hecho porque no tenía a nadie para ocupar el púlpito. Me preguntó si estaría dispuesto a predicar por él para que pudiera operarse. Agradecí la invitación.

Mientras predicaba, compartí nuestra historia de la fidelidad de Dios, cómo está obrando en Europa y cómo las ofrendas de la iglesia permiten ese trabajo. Después del sermón, muchas personas de la congregación se comprometieron a unirse a nosotros en oración por lo que Dios está haciendo entre las naciones. Meses después, todavía recibimos correos electrónicos de los miembros de la iglesia que continúan orando fielmente por nosotros y nuestro ministerio.

Es gratificante tener el privilegio de expresar gratitud a las iglesias por sus ofrendas a través del Programa Cooperativo y la Ofrenda de Navidad Lottie Moon.

Las conexiones que hicimos fueron beneficiosas no solo para la IMB y nuestra familia, sino también para las iglesias que apoyan fielmente nuestro trabajo a través de la oración, el dar y el ir. Hacer contacto personal les dio la oportunidad de poner una cara y un nombre con la IMB, y escuchar “gracias” directamente de nosotros hace que el Programa Cooperativo y la Ofrenda de Navidad de Lottie Moon sean personales. Estas conexiones fomentan su perseverancia y compromiso con la asociación en la Gran Comisión.

[4]