- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Artista mezcla Hip-Hop, historia y teología

FORT WORTH, Texas (BP)–Un momento determinante en la vida de Quincy Jones fue aquel en el que su mamá oró por él mientras él miraba fijamente la cocaína que tenía en la mano. Solamente unos días antes, el joven de 21 años había sido confrontado con su necesidad de un salvador y puso su fe en Jesucristo. Ahora, enfrentaba un dilema: Vender el último poquito de cocaína para pagar sus cuentas o tirarla en el inodoro y confiar en que Dios proveería.

Después de orar, su madre dijo: “Quince, necesitas tirar eso por todo lo que el Señor ha hecho por ti y por la forma en la que te ha protegido.” En ese momento decisivo, él rindió todo a Dios, dejó completamente su forma de vivir vendiendo y usando drogas. Un amigo comenzó a discipularlo y lo ayudó a involucrarse en ministrar a jóvenes en el área de Washington, D. C.

Pronto descubrió que su amor por el ministerio y su pasión por la música Hip-Hop podrían usarse para abogar por el Dios que lo había rescatado de su adversidad. Cuando un joven artista Hip-Hop comenzó a llegar a la iglesia, Jones sintió la necesidad de orar por la salvación del joven. Un mes después, él joven se convirtió a Jesucristo. Después de que otro amigo llegara a Cristo varios meses después, los tres formaron el grupo cristiano Hip-Hop Cristocéntrico y comenzaron a escribir canciones que hacían eco de los latidos de los corazones de los reformadores de siglos atrás.

Cuando Martín Lutero escribió las palabras del que muchos llaman “El Himno de Batalla de la Reforma,” buscaba crear música de adoración que tuviera apoyo teológico fuerte. Partiendo de la forma musical religiosa del momento, himnos como “Castillo Fuerte es Nuestro Dios” llegaron a ser herramientas para fortalecer a los cristianos, corregir la doctrina y compartir el evangelio con los perdidos.

[1]

Con estas mismas metas en mente, Jones, conocido como Q-D.O.G., ve la música cristocéntrica como la convergencia de la historia de la iglesia, la teología y Hip-Hop. Con cantos como “Castillo Fuerte,” una increíble adaptación del clásico de Lutero, y “La Suficiencia de las Escrituras,” su singular mezcla de ritmo y verdades teológicas nació en respuesta a la pobre teología que encontraban cuando viajaban para hacer presentaciones.

Jones ve la historia como una parte integral de su música. “Dentro de cada contexto, toda la historia es la historia de Dios. Mi historia como afroamericano en los Estados Unidos de América y cómo la fe cristiana nació en nuestra gente a través de la esclavitud es la historia de todos,” señala él. “La historia de la Reforma es toda de nuestra historia. Usted no puede hacer teología si no habla de historia.”

Al ver individuos atrapados en la teología de “palabra de fe” y en el evangelio de la prosperidad, Cristocéntrico se dirige a llamar a la gente a que vuelva a las Escrituras y al evangelio bíblico. De no ser así, esos individuos “está alejándose del aspecto central de la Palabra de Dios” y buscan solamente entretenerse, dice Jones.

“La vida que ellos tienen ahora es más temporal. Están enfocados en cosas y en su propia felicidad en vez de encontrar su satisfacción en Dios, lo que significa que tenemos que regresar al evangelio, donde nuestra esperanza está en Cristo y en su venida. Dentro del contexto afroamericano, muchas de nuestras iglesias están dominadas, desafortunadamente, por este tipo de teología [prosperidad], y necesitamos regresar a la fe bíblica.

“El reto con esto,” admite él, “es que no todos quieren teología en su música. Somos una sociedad dirigida al entretenimiento… No necesariamente queremos pensar; no somos una cultura pensante.” La música de Cristocéntrico busca retar a los cristianos con teología profunda que los dirija a la mente de Cristo.

Como uno se puede imaginar, la marca Cristocéntrico de Hip-Hop ha enfrentado muchos conceptos equivocados: “¿Es Hip-Hop un medio apropiado para la alabanza en la iglesia? ¿No es la cultura Hip-Hop una manera de vivir mundana y criminal? ¿Por qué incorporar teología profunda en sus líricas? ¿No perderán su audiencia?”

Jones responde, “La incorporación de la teología comienza con la idea de que, como creyentes, preguntamos: ‘¿Cómo debe ser la música en la iglesia?’ Cuando usted se hace cristiano, todo acerca de usted es redimido, aun su expresión personal.” Señalando la necesidad del sonido de la música teológica, él dice, “usted no puede alabar a quien no conoce. No puede dar gracias por cosas que no sabe que son verdad.”

[2]

Reconociendo la naturaleza egocéntrica del secular Hip-Hop, donde los artistas presumen de sí mismos y de sus habilidades, Jones señala que Cristocéntrico, aun en su nombre, desea centrar su música en Cristo y usar el género para esparcir el evangelio.

Con un amor por la predicación, Jones está ahora continuando una educación teológica. Nativo de Silver Spring, Maryland, y padre de cinco hijos, asiste a la universidad del Seminario Teológico Bautista del Sur en Fort Worth, Texas, y lleva la carrera de licenciatura en humanidades con énfasis en la historia de las ideas.

“Un fuerte fundamento en filosofía e historia bajo entrenamiento teológico, que equipa para la apologética y el compromiso cultural, hacen el programa muy atractivo,” dice Jones. “A medida que estudiaba más las Escrituras, me daba cuenta que estudiar la Palabra era necesario. Me tomó dos años convencerme que necesitaba estudios de la Biblia en un seminario, pero el Señor se mantuvo mostrándome por qué era necesario el entrenamiento.” Seguidamente del trabajo de pos grado, él planea estudios de maestría y posiblemente estudios doctorales para prepararse para un futuro ministerio.

Jones también es miembro del Compañerismo de Seminaristas Negros, una organización estudiantil universitaria comprometida con el enriquecimiento de la experiencia estudiantil y con la promoción de la unión en Cristo de toda la gente. “Cualquiera que esté interesado en la comunidad afroamericana o que solamente quiera venir para tener compañerismo, está invitado,” dijo Jones, y añadió, “Sentimos que es para todos. Queremos ser de bendición para toda la comunidad Bautista del Sur ayudando a otros a captar no solamente una visión sino a amar a todas las personas.”

Aunque en los años recientes Jones ha tenido que reducir su participación en Cristocéntrico, un futuro proyecto está en camino. Finalmente, sea dejando salir un ritmo o enseñando en la iglesia, la vida de Quincy Jones reverbera un compromiso con la doctrina sonora y con el esparcimiento del evangelio de Jesucristo. Su historia es un legado del poder del evangelio para cambiar una vida, y su ministerio refleja la diversa naturaleza con que el evangelio se presenta.
–30–
Keith Collier es escritor para el Seminario Teológico Bautista del Sur. Para ver un video especial acerca de la entrevista con Quincy Jones, visite www.swbts.edu/Qjonesvideo.

[3]