Articulos en Español

Base militar ha visto 1,459 salvaciones desde marzo


FORT LEONARD WOOD, Mo. — El capellán del Ejército de EE.UU. (capitán) José Rondón cree que “no hay nada más estimulante en la vida que ver a la gente llegar a Cristo.” Este año, Rondón ha experimentado esa alegría con más de 1,400 profesiones de fe — algo que podría describirse como un despertar espiritual — en Fort Leonard Wood, su lugar de ministerio.

Rondón resume su parte en el esfuerzo con una palabra: intencionalidad.

Se trata de ser intencional con las palabras y cómo trata a sus compañeros soldados. Así, cuando un primer sargento primeramente se acercó a Rondón y le pidió hablar con él, el capellán supo que no le estaba pidiendo palabras de sabiduría sino oídos atentos.

“Ser intencional es ser fiel a Cristo y obediente a su Gran Comisión,” dijo Rondón. “Pero no tendremos éxito haciendo discípulos hasta que los perdidos no den el primer paso para seguir a Cristo como su Salvador. Ser intencional no solamente significa predicar la Palabra de Cristo en la capilla sino ser sensible al Espíritu Santo para compartir su mensaje de reconciliación siempre y cuando el tiempo calce.”

Así que, Rondón escuchó al primer sargento, y luego oró con él para que recibiera a Jesucristo como su Salvador. Rondón hizo lo mismo cuando un suboficial sénior le pidió el chance de hablar con él acerca de asuntos espirituales. Este soldado líder también le pidió a Jesucristo que entrara a su corazón.

“Mis dos soldados y amigos de nuestro actual batallón en Fort Leonard Wood en Missouri llegaron a Cristo porque sus vidas estaban en necesidad del Salvador,” dijo. “Todos nosotros en algún momento necesitamos ser un oído atento, para ayudar a otros a comenzar a confiar y creer en algo de nuevo, especialmente cuando nuestras heridas son tan profundas que les perdemos el respeto a muchos alrededor de nosotros.

“Me hablaron de sus vidas porque me respetaban y se dieron cuenta de que realmente me preocupaba por nuestros soldados como lo hago siempre durante mis rondas pastorales. Los invité a ambos a comer. Dios siempre abre grandes puertas como esta cuando escuchamos a la gente sin interrumpir. Les mostramos cuánto nos interesan estando allí para ellos en cualquier momento en el que más nos necesiten.”

En ambas conversaciones, un capellán y un sargento hablaron de sus vidas.

“En vez de preguntarles si sabían o no si iban ir al cielo si murieran hoy, simplemente dije: ‘Veo que necesitas a Cristo en tu vida. Él no solo puede ayudarte a lidiar con los desafíos del diario vivir, sino que también puede salvarte de una muerte eterna debido a tus pecados,'” dijo Rondón. “Ambos estuvieron de acuerdo en que necesitaban que Cristo llegara a sus vidas por siempre y tener su presencia para lidiar con la vida desde ese momento en adelante.”

Debido a su reputación de ser intencional en su ministerio, muchos han llegado a oír a Rondón compartir el evangelio los domingos.

“Hemos visto 1,459 soldados llegar a Cristo desde marzo de este año,” dijo Rondón. “Dios está haciendo grandes cosas en Fort Leonard Wood entre los cientos de soldados que han llegado a conocer a Cristo personalmente.”

El general de división retirado Doug Carver, director ejecutivo de capellanía de la Junta de Misiones Norteamericanas, dice que lo que está sucediendo en Fort Leonard Wood no es una excepción. Ahora mismo se dice que hay 1,348 capellanes militares en acción en la Convención Bautista del Sur.

“Nuestras tropas, que están cada vez más hambrientas de verdad y relevancia en sus vidas, están encontrando una fe que funciona a través de una relación personal con el Señor Jesucristo,” dijo Carver. “El actual despertar espiritual en Fort Leonard Wood es indicativo de un gran movimiento de Dios que toma lugar en las Fuerzas Armadas hoy en día.”

Consideren lo siguiente, reportó Carver:

— Más de 2,000 tropas se reunieron en el Estadio Doughboy en Fort Benning, Ga., esta pasada Pascua para celebrar la resurrección de Jesucristo.

— Los capellanes del ejército están actualmente bautizando un promedio de 70 soldados cada ciclo de entrenamiento básico de combate en Fort Jackson, S.C.

— La capellanía de la Fuerza Aérea de EE.UU. recientemente presentó un nuevo programa llamado FaithWorks (La fe funciona), el cual es una colección de programas basados en evidencia y materiales que promocionan la resiliencia espiritual para los aviadores y sus familias.

— El ejército ha construido más capillas desde el 9/11 (11 de setiembre de 2001) que en ningún otro período de la historia estadounidense excepto en la Segunda Guerra Mundial.

En los pasados dos años, los capellanes militares bautistas del sur han reportado que ha habido decenas de miles de profesiones de fe y miles de bautismos.

“Históricamente, Dios frecuentemente ha usado el ejército como catalizador para el reavivamiento,” dijo Carver. “Muchos atribuyen el esparcimiento del cristianismo en el primer siglo a los soldados romanos desplegados por todo el imperio Romano. El Señor está contestando nuestras oraciones por un reavivamiento dentro de nuestras comunidades militares. He orado durante más de 40 años para que nuestras tropas y sus familias experimenten la realidad de Jesucristo de una manera nueva y fresca.”