fbpx
Articulos en Español

Carolina del Norte separa $500,000 para los misioneros de la JMI que están jubilándose


CARY, C.N. (BP) — El Comité Ejecutivo de la Convención Estatal Bautista de Carolina del Norte aprobó una recomendación el 26 de enero para separar un fondo de reserva de $500,000 para emplearlos en los jubilados de la Junta de Misiones Internacionales (IMB, por sus siglas en inglés) que regresen a Carolina del Norte.

El director ejecutivo y tesorero Milton Hollifield Jr., dijo, “Esta reserva proveerá fondos adicionales para los esfuerzos estratégicos que impacten la perdición espiritual a través de hacer discípulos… así como capitalizar la experiencia de los misioneros de la JMI que estarán regresando a los Estados Unidos.”

Mientras tanto, la Convención Estatal Bautista (BSC, por sus siglas en inglés) envió en el 2015 aproximadamente $400,000 más a las misiones y ministerios de la Convención Bautista del Sur que en el 2014, alcanzando los $10.7 millones enviados al Programa Cooperativo en el 2015, según un reporte durante la reunión de la Junta Directiva. Cuando se suman las ofrendas de la Ofrenda de Navidad Lottie Moon, la Ofrenda de Resurrección Annie Armstrong y los fondos para el hambre, la cantidad total enviada a la CBS aumenta $1.6 millones comparado a los años anteriores. El presupuesto de la CEB en el 2016 incluye un aumento de otros $1.07 millones para las misiones y ministerios de la CBS a través de su PC, el cual pudiera marcar el record de la mayor ofrenda dada por esta convención estatal.

“Estoy profundamente animado al oír este cambio tan serio en la ofrenda de Carolina del Norte para el PC,” dijo Frank S. Page, presidente y director ejecutivo del Comité Ejecutivo de la CBS. “¡Aprecio el liderazgo estable y fuerte de Milton Hollifield al dirigir mi estado de residencia! Dios bendiga a las iglesias de Carolina del Norte que están descubriendo una nueva visión para alcanzar a las naciones para Cristo.”

‘Ofrenda generosa’

Durante la reunión de la Junta Directiva de la CEB, el comité ejecutivo de la misma reportó que habían aprobado una nueva estrategia para ayudar a los misioneros de la JMI que están jubilándose y haciendo la transición a su estado.

Los líderes de la JMI anunciaron en agosto del 2015 un plan para reducir los gastos del personal como un esfuerzo para balancear el presupuesto de la entidad. La junta misionera había estado vendiendo algunas propiedades en el extranjero para compensar el déficit substancial que han tenido en los años recientes. El “reajuste” organizacional de la JMI incluyó un incentivo para la jubilación voluntaria para el personal que cumpliera con ciertos requisitos de antigüedad y edad. La fecha límite para que los empleados decidieran aceptar o rechazar la iniciativa fue el pasado 11 de diciembre del 2015.

Los misioneros que aceptaron el incentivo para la jubilación voluntaria y que estén reubicándose en Carolina del Norte serán tomados en cuenta para cubrir ciertos puestos como obreros bajo contrato de la CEB si desean continuar haciendo ministerio vocacional entre los grupos internacionales. Los empleos potenciales se enfocan en esfuerzos estratégicos facilitados por los cinco equipos de ministerio de la CEB: plantación de iglesias, enfoque estratégico, asociaciones de colaboración para la Gran Comisión, revitalización de la iglesia y discipulado.

David Platt, el presidente de la JMI, comentó sobre el plan de la CEB, “Esta ofrenda generosa de la Convención Estatal Bautista de Carolina del Norte ayudará mucho en la tarea de reubicar significativamente a los misioneros jubilados de la JMI mientras hacen la transición a una nueva etapa de ministerio en la cual abordarán la perdición espiritual por toda Carolina del Norte.”

“Alabo a Dios por la generosidad de los bautistas de Carolina del Norte y por su apoyo para la JMI durante estos días,” dijo. “Tengo confianza que Dios usará estos fondos designados para impulsar el discipulado y la plantación de iglesias por toda Carolina del Norte para la gloria de Su nombre por los años venideros.”

Hollifield señaló, “Puedo decirles con toda honestidad que me causa un gran, gran, gran gozo. Le agradezco a Dios que los bautistas de Carolina del Norte apoyaron a nuestra mesa directiva y apoyaron a estos misioneros que regresan en una etapa muy crítica.”

El dinero será transferido de las reservas no asignadas hacia una nueva cuenta de reservas manejada por el director ejecutivo y tesorero. Las peticiones de obreros por contrato vendrán de los líderes ejecutivos de la CEB.

La CEB ha estado recortando su personal en los últimos años con la meta de aumentar su apoyo para las misiones en el Programa Cooperativo, dijo Hollifield. Cualquier obrero nuevo del grupo de misioneros de la JMI se convertirá en un empleado por contrato pagado a partir del nuevo fondo en la reserva. Sin embargo, si hay puestos vacantes en el personal, “Estamos muy dispuestos y ansiosos por considerar a algunos de los misioneros que regresan [para cubrir dichas vacantes],” señaló.

Hay muchos “grupos no alcanzados” en Carolina del Norte, dijo Hollifield. Los misioneros de la JMI tienen las habilidades y la experiencia para alcanzar con el Evangelio a los internacionales que residen en el estado, creando el potencial para que algunos de ellos regresen a sus tierras natales como seguidores de Jesucristo.

“Algunos de estos misioneros conocen el idioma,” dijo Hollifield. “Conocen la cultura; saben cómo alcanzar a esta gente y nos serán de gran beneficio… Necesitamos su ayuda para alcanzar a las 154 naciones mundiales que están representadas justo aquí en Carolina del Norte.”

Si cuentan con las habilidades que pueden ayudar a la CEB en estas áreas en particular, dijo Hollifield, se les tomará en cuenta para empleos de ministerio por contrato.

Según Caleb Bridges*, el catalizador de la CEB para evangelismo de grupos no alcanzados, el Buró del Censo de los EE UU reportó en el 2014 que 755,741 personas o el 7.6 por ciento de la población total del estado nació fuera del país. En los condados de Durham, Meckelenburg, Orange, Wake y Duplin se calcula que aumente dramáticamente, incluso al 13.9 por ciento. El reporte dijo que 1,083,892 residentes de Carolina del Norte hablan en casa un idioma diferente al inglés.

Carolina del Norte se ha convertido en uno de los estados que ha crecido con mayor rapidez a través de la inmigración en los últimos años. La inmigración es un término usado por los investigadores para indicar que un inmigrante se mudó al estado después de haber salido de su país de origen. Entre el 2000 y el 2013 la población inmigrante creció 69.1 por ciento. “Esto es un crecimiento astronómico,” dijo Bridges. La tendencia esperada es que aumente en los próximos 10 años. La mayoría de los inmigrantes no son refugiados si no que se han mudado en busca de mejores oportunidades vocacionales.

Otras dos convenciones estatales reservaron recientemente algunos fondos adicionales como respuesta ante las necesidades de la JMI. La Convención de los Bautistas del Sur en Texas separó $1 millón para facilitar que los misioneros que regresan se conviertan en plantadores de iglesias o revitalizadores de iglesias para la iniciativa Reach Houston en esta convención.

En diciembre del 2015 la Convención Bautista de Carolina del Sur prometió enviar directamente $1 millón como una ofrenda de fin de año para la JMI.

En una reunión del 7 de octubre, los fideicomisarios de la Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB, por sus siglas en inglés) aprobaron una reducción de $4 millones a su presupuesto para que esos fondos puedan ayudar a los misioneros de la JMI.

El Southwestern Baptist Theological Seminary recientemente anunció sus planes de condonar el costo de la colegiatura y cuotas de los primeros dos años de un grado de doctorado o las primeras 12 horas crédito de un grado de maestría en teología para los misioneros de la JMI que regresen al país y opten por la iniciativa de jubilación voluntaria.

El New Orleans Baptist Theological Seminary ofreció 10 unidades de viviendas con renta gratuita para los misioneros de la JMI que regresen al país, y colectaron una ofrenda especial en su Semana Anual de las Misiones Globales en noviembre.

El Mid-America Baptist Theological Seminary en Córdova, Tennessee, ofreció 30 unidades de viviendas con renta gratuita por un año a los misioneros de la JMI que regresan al país.

*Seudónimo

    About the Author

  • Por K. Allan Blume/North Carolina Biblical Recorder
    K. Allan Blume es el jefe de edición del Biblical Recorder (brnow.org), la publicación de la Convención Estatal Bautista de Carolina del Norte. Seth Brown, editor de contenido, contribuyó a este reportaje.Read All by Por K. Allan Blume/North Carolina Biblical Recorder ›