fbpx
Articulos en Español

COMPENDIO CULTURA: Comité escolar prohíbe a los maestros que en los salones muestren películas de clasificación R; …


NASHVILLE, Tenn. (BP)–Por alguna razón, un comité escolar del área de Colorado Springs ha votado 5 a cero para prohibir que los maestros exhiban películas de clasificación R ante los estudiantes y ahora se pide el permiso de los padres para que los estudiantes de ese distrito vean películas de clasificación PG-13 en la escuela.

El comité que gobierna el Distrito Escolar 49 Falcon, el cual incluye 11,000 estudiantes en 14 escuelas, dijo que la nueva póliza sólo permite a los maestros que muestren porciones de las películas clasificación R en las clases de preparatoria siempre y cuando tengan el permiso de los padres.

La práctica de exhibir con objetivos históricos filmes tales como “Saving Private Ryan” y “Schindler´s List” o “Rain Man” en las lecciones de psicología es muy común por toda la nación.

Bajo la póliza anterior de las escuelas de Falcon, los estudiantes podían salir del aula para no ver el filme de clasificación R si es que sus padres tenían objeciones contra su contenido, reportó Associated Press.

Pero los miembros del comité escolar dijeron que algunos padres se quejaron de que los jóvenes que salían del salón para no ver la película eran luego ridiculizados por sus compañeros de clase.

Los maestros protestaron ante la decisión del comité de no permitir la exhibición de películas de clasificación R y pidieron al mismo que otorgue a los maestros el derecho de decidir lo que es mejor para sus alumnos.

“No entiendo la necesidad de la censura extrema,” dijo al final de la reunión Mary Louge, copresidente del sindicato de maestros del distrito 49, según reporta el diario The Gazette en Colorado Springs.

Según este periódico, entre las controversiales películas populares en los salones de clase figuran:

— “Erin Brockovich,” para enseñar economía, civismo y lecciones sobre eventos actuales pero incluye lenguaje fuerte y sexualidad.

— “Glory,” la cual describe un regimiento de soldados negros en la Guerra Civil pero incluye violencia de guerra y sangre.

— “Rain Man,” que ilustra la relación entre un hombre y su hermano autista pero contiene lenguaje fuerte y sexualidad.

— “Saving Private Ryan,” recrea la Segunda Guerra Mundial pero contiene lenguaje fuerte y secuencias intensas, prolongadas y gráficamente realistas de la violencia en la guerra.

— “Schindler´s List,” se enfoca en los campos de concentración nazis pero contiene lenguaje fuerte, violencia y sexualidad.

COLEGAS SE NIEGAN A CONTRATAR A PRESIDENTES HOMOSEXUALES — Aunque las universidades sean muy conocidas por promover la tolerancia y la diversidad entre sus estudiantes y profesores, un artículo reciente sugiere que son inusualmente reacios para contratar presidentes que sean abiertamente homosexuales.

La Universidad Rooselvelt en Chicago, el Colegio Hampshire en Massachusetts y la Universidad de las Artes en Philadelphia son las únicas tres escuelas en los Estados Unidos que en sus instituciones tienen como presidentes a personas homosexuales, de acuerdo con la edición del 10 de agosto de The Chronicles of Higher Education.

La presidencia es un puesto peculiarmente politizado, dice el artículo, ya que una significativa parte de este empleo es ganar donadores potenciales y, para los presidentes de instituciones públicas, ganar legisladores. La presión por complacer a estas circunscripciones es enorme, dicen los expertos, y los comités directivos a menudo optan por una decisión no arriesgada al elegir a un presidente.

“Necesitarías un consejo administrativo muy valiente,”dijo Ralph Hexter, presidente del Colegio Hampshire, a The Chronicle.

También entra en juego el importante papel social de la esposa del presidente.

En Hampshire, la pareja de Hexter vive en la residencia presidencial, pero The Chronicle señaló que “el compañero homosexual del presidente al servir de anfitrión en la mansión presidencial pudiera poner a prueba qué tan abiertos de mente son los miembros del comité administrativo, los oficiales locales o los medios de comunicación.”

Charles Middleton, presidente de la Universidad Rooselvelt, dijo que no es coincidencia que los tres presidentes que son abiertamente homosexuales trabajan para universidades privadas.

“La verdadera prueba será quién será la primera persona que dirija una universidad pública,” dijo Middleton.

Rita Bornstein, presidenta emérita del Colegio Rollins en Florida, dijo que la personalidad de una institución es un factor clave en si los miembros del comité administrativo estarían dispuestos a contratar a un presidente abiertamente homosexual. En la Universidad Rooselvelt, afirmó The Chronicle, los miembros del comité administrativo no tenían problemas con la vida personal del candidato.

Los expertos dijeron a The Chronicle que otra razón por la cual no hay más presidentes universitarios abiertamente homosexuales en que muchos administradores prometedores se den por vencidos de querer ser presidentes ya que no quieren que se examinen sus estilos de vida, y otros pudieran ocultar su comportamiento sexual para conseguir el puesto.

EL DINERO NUNCA ALCANZA — Incluso los millonarios se preocupan por no tener el dinero suficiente y siguen trabajando sin parar para ganar el estatus y la seguridad que creen esenciales en la vida, reportó un artículo en The New York Times.

“La gente de por aquí, si tiene 2 ó 3 millones de dólares, no se siente segura,” dijo a The Times David Hettig, un planeador de bienes raíces en Silicon Valley, California.

En algunas de las ciudades más ricas de la nación, quienes ya han amasado millones todavía tienen trabajos agotadores porque creen que deben trabajar mucho más para sostener el nivel de vida que han alcanzado, afirmó el diario.

A pesar de su buena fortuna, los millonarios se sorprenden al saber que se preocupan “tanto como muchos otros estadounidenses, acerca de asuntos tan variados como el altísimo costo del cuidado médico de la salud, el elevado precio de las universidades y la presión por ahorrar más dinero para su jubilación,” comentó The Times.

Encima de esto, existe una carrera constante por manejar los mejores automóviles, tener las mejores casas y satisfacerse a sí mismos con las vacaciones más caras, dicen los residentes de las colonias elitistas.

“Podríamos mudarnos, pero si lo haces, admites tu derrota,” afirmó ante The Times Umberto Milletti, quien ostenta un valor neto de $5 millones. “Nadie quiere ir hacia atrás.”

R. Albert Mohler, presidente de Southern Baptist Theological Seminary, hizo referencia a este artículo en su bitácora por internet el 7 de agosto, señalando que “uno no tiene que ser millonario para quedar atrapado en el juego de las comparaciones.”

“Si somos honestos, la mayoría de nosotros probablemente cedería a la tentación de seguir el refrán de John D. Rockefeller [quien dijo que] todo lo que necesitamos es ‘un poco más,’” escribió Mohler en albertmohler.com.

Mohler apuntó hacia Mateo 6:19:21: “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde los ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.”
–30–
Erin Roach es un escritor para la Baptist Press.

    About the Author

  • Por Erin Roach