fbpx
Articulos en Español

COMPENDIO MATRIMONIO: ¿Se está volviendo el ‘matrimonio gay’ la posición demócrata ‘predeterminada’?;…


WASHINGTON (BP)–En otro ejemplo de lo que algunos llaman perspectivas en desarrollo del Partido Demócrata sobre el asunto, el senador Chuck Schumer de New York — uno de los más prominentes miembros del Senado — anunció el 22 de marzo su apoyo al “matrimonio gay.”

Al principio, la noticia puede no parecer significativa, pero denota que ambos senadores por el tercer estado más populoso ahora apoyan el “matrimonio” para los homosexuales, lo cual es un hito debido a que el estado mismo está en medio de un debate sobre si legalizar tales relaciones. También significa que por lo menos siete senadores estadounidenses, todos demócratas, ahora respaldan el “matrimonio gay” — número que podría llegar a ocho si Al Franken gana el caso en los tribunales de Minnesota. En el 2004, cuando el asunto era prominente durante la elección presidencial, solamente un senador: Ted Kennedy de Massachusetts, respaldaba el “matrimonio gay.”

Como lo reportó el New York Daily News, Schumer manifestó por primera vez su posición durante una cena privada con los líderes y políticos homosexuales. También dijo que respaldaba totalmente la revocación de la ley federal de Defensa del Matrimonio, la cual les da a los estados la opción de no reconocer los “matrimonios gay” de otros estados.

Schumer entonces confirmó su posición en una declaración pública.

“Es tiempo,” decía la declaración. “La igualdad es algo que siempre ha sido una marca de EE. UU. Y ningún grupo debe ser privado de ella. New York, que siempre ha estado al frente en asuntos de igualdad, está apropiadamente abocada a tomar la delantera en este asunto.”

Los líderes demócratas de la legislatura de New York respaldan el “matrimonio gay,” como lo hace el gobernador demócrata David A. Paterson. Tener a ambos senadores demócratas a bordo añade presión a los legisladores demócratas que se oponen a tal proyecto de ley o se encuentran nadando entre dos aguas. La más reciente senadora neoyorquina, Kirsten Gillibrand, también apoya el “matrimonio gay.”

Ben Smith, reportero de Policito.com, lo llamó “un momento importante en la querella del matrimonio.”

“Es un asunto importante porque representa que el apoyo al movimiento a favor del matrimonio del mismo sexo se mueve hacia llegar a ser la posición dominante predeterminada del partido Demócrata,” escribió Smith.

Elizabeth Benjamin del Daily News escribió: “Es difícil exagerar la envergadura que esto tiene para los defensores del matrimonio gay. Con el ascenso de Kirsten Gillibrand a la vacante de Hillary Clinton en el escaño del Senado estadounidense, Schumer fue el último oficial elegido que respaldaba las uniones civiles en vez de la total igualdad del matrimonio.”

Los otros senadores estadounidenses que respaldan el “matrimonio gay” son Barbara Boxer y Dianne Feinstein de California, Russ Feingold de Wisconsin y Jeff Merkley de Oregon.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi también apoya el “matrimonio gay.”

EL EX ESTRATEGA DE MCCAIN RESPALDA EL ‘MATRIMONIO GAY’ — Steve Schmidt, el líder de estrategia del senador estadounidense John McCain (Arizona) durante la elección presidencial del año pasado, dice que respalda “el matrimonio gay,” votó en contra de la Proposición 8 y cree que el Partido Republicano debe cambiar su tono sobre el asunto.

Schmidt, quien estaba a cargo de las operaciones diarias de la campaña de McCain, fue caracterizado prominentemente en las noticias el pasado otoño, donde inclusive Newsweek llegó a llamarlo “el hombre detrás de McCain.”

Él discutió su apoyo al “matrimonio gay” durante una entrevista con el Washington Blade, un periódico homosexual. Dijo que el tener una hermana lesbiana forjó su punto de vista.

“Personalmente apoyo la igualdad [del matrimonio] para las parejas gay y creo que sucederá con el tiempo,” le dijo al periódico. “Creo que más y más estadounidenses son insistentes en que, por lo menos, las parejas gay deben ser tratadas con respeto y que cuando ellos ven que un partido político trata de estigmatizar a un grupo de personas trabajadoras, que siguen las reglas, que crían familias decentes, se sienten mortificados.”

Schmidt dijo que “nunca está 100 por ciento de acuerdo con ningún candidato” al que haya apoyado, incluyendo a McCain, quien no solo se opone al “matrimonio gay” sino que también públicamente respaldó la Proposición 8, la cual define el matrimonio en las leyes estatales como la unión de un hombre y una mujer. Schmidt es residente de California.

“No era mi lugar en la campaña debatir asuntos con él en los que él tenía una posición firme,” le dijo Schmidt al periódico. “Pero…como votante, no llevo la representación del candidato a la urna de votación, voto por mi conciencia.”

Él predijo que la Proposición 8 será revocada por otra iniciativa en “pocos años.” También dijo que cuando trabajaba en el 2006 en la campaña de reelección del gobernador de California Arnold Schwarzenegger, instó al gobernador a firmar un proyecto de ley que legalizaría el “matrimonio gay.” Schwarzenegger, sin embargo, lo vetó. (Schwarzenegger ahora respalda el “matrimonio gay.”)

“Creo que el Partido Republicano no debería ser visto por una amplia mayoría del electorado como enfocado con singularidad en asuntos como el matrimonio gay,” dijo. “La actitud de los votantes acerca del matrimonio gay y acerca de los beneficios del compañerismo doméstico para las parejas gay está cambiando rápidamente, y los votantes menores de 30 años están completamente desconectados de lo que ha sido la ortodoxia republicana en estos asuntos.”

Los líderes social-conservadores, sin embargo, han argumentado que el asunto es un gane para los políticos. Los 30 estados que han adoptado las enmiendas constitucionales del matrimonio las han aprobado por un margen promedio de 68-32 por ciento.

La economía, dijo Schmidt, le costó a su anterior jefe la elección.

“Una vez que la economía colapsó, tuvimos una tarea muy pero muy difícil y de hecho se volvió imposible,” dijo. “El día que Lehman Brothers colapsó, la campaña de McCain todavía estaba aproximadamente tres puntos adelante, pero de ese momento en adelante, nunca volvió a estar a la delantera.”
–30–
Michael Foust es editor asistente de Baptist Press.

    About the Author

  • Por Michael Foust