fbpx
Articulos en Español

COMPENDIO VIDA: Diagnóstico de estado vegetativo a menudo está equivocado, demuestra un estudio; Planned Parenthood demandado por la muerte de una estudiante universitaria; …


WASHINGTON (BP)–Nuevos estudios demuestran que los doctores deben ser extremadamente cautelosos al diagnosticar que un paciente está en estado vegetativo y al limitar sus expectativas de mejoramiento.

Los grupos de investigación de Bélgica reportaron que el 40 por ciento de los pacientes que estudiaron fueron mal diagnosticados con estado vegetativo, cuando de hecho debería de habérseles diagnosticado como en estado mínimo de consciencia, según un reporte del 20 de junio publicado en News-Medical.net, un servicio de noticias médicas por internet. Otro equipo belga encontró que cerca del 25 por ciento de los pacientes diagnosticados con un estado vegetativo agudo, cuando entraron al hospital tenían buenas probabilidades de recuperar un porcentaje considerable de sus facultades y hasta la mitad de ellos hubiera recuperado algún nivel de conciencia.

Al ser comparado con estudios pasados se demostró que el incidente de diagnósticos equivocados no ha disminuido en los últimos 15 años, reportó News-Medical.net.

Los reportes siguieron por dos años la muerte de Terri Schiavo, la mujer de Florida que murió por complicaciones de una deshidratación. Su esposo, Michael Schiavo, en una batalla legal contra los padres de Terri, Bob y Mary Schindler, ganó un fallo de una corte de Florida para que se le desconectara el tubo de alimentación. Se le había diagnosticado ser una paciente en estado vegetativo persistente y había estado recibiendo nutrición e hidratación a través de un tubo desde 1990, cuando colapsó y sufrió daños al cerebro.

Wesley Smith, partidario pro-vida y especialista en bioética, dijo que los reportes “deberían poner a pensar a aquellos que apoyan el no proveer o el remover prontamente el sistema de soporte vital a las personas con daños traumáticos en la cabeza.

“En segundo lugar, cuando los miembros de la familia afirman que detectan señales de conciencia en sus seres amados ‘inconscientes,’ los doctores deberían tomarse su tiempo antes de afirmar que están viendo ‘lo que quieren ver,’” escribió Smith en su bitácora por internet Bioethics.com. Él es un miembro honorario de Discovery Institute y un abogado para International Task Force on Eutanasia and Assisted Suicide. “En tercer lugar, la gente debiera considerar este problema cuando determinan en una directiva médica que se les deshidrate hasta morir en caso de quedar permanentemente incapacitados.

“Claro, lo que realmente se tiene que hacer es rechazar la noción de que la gente con daños severos al cerebro son de alguna manera menos ‘humanos’ o no son ‘personas.’ A menos y hasta que hagamos esto, la gente en estos devastadoras situaciones no tendrá ninguna seguridad.”

Los investigadores presentaron sus hallazgos acerca del estudio de diagnósticos erróneos en la reunión de la Sociedad Neurológica Europea sostenida en Rodas, Grecia del 16 al 20 de junio.

DEMANDA EN CONTRA DE PLANNED PARENTHOOD — Una demanda por negligencia médica se ha presentado en contra de Planned Parenthood luego de la muerte de una estudiante universitaria quien comenzó un aborto en una clínica en California afiliada a la organización nacional mencionada.

Edrica Goode, de 21 años, estudiante de Riverside Community College, murió el 14 de febrero, dos semanas después del primer paso de un procedimiento de aborto que se le hizo en la clínica de Planned Parenthood en Riverside, California, según reportó el 21 de junio The Los Angeles Times. Alethia Meloncon, madre de Goode, presentó la demanda, reclamando que el inicio del procedimiento hecho en la clínica causó una infección que se propagó y dio como resultado la muerte de su hija.

“Mi hija tomó una decisión, pero no escogió morir,” dijo Meloncon, quien declaró que su hija no le dijo que se haría un aborto. “Un perro callejero recibe más atención que la que obtuvo mi hija. Eso realmente ha devastado a mi familia.”

En la clínica de Planned Parenthood, se insertaron los dilatadores el 31 de enero para expandir el cuello del útero de Goode y realizar un aborto en el segundo trimestre de embarazo, decía la demanda, según The Times. Los dilatadores, los cuales tienen la intención de permanecer en su lugar por sólo un día o dos antes de proseguir con procedimiento abortivo, causaron una infección vaginal que se propagó por su cuerpo, llevándola a la muerte, según lee la demanda. La clínica envió dos cartas a Goode para decirle que necesitaba que se le removieran los dilatadores, pero Meloncon dijo que las cartas nunca llegaron y que Planned Parenthoood debería haber hecho algo más intencional para contactar a su hija.

Goode es la tercera paciente de Planned Parenthood que muere en California en los últimos cinco años. Holly Patterson, de 18 años, murió en el 2003 por una infección sistémica luego de hacerse el aborto con la droga RU 486 obtenida en una clínica de Planned Parenthood en Hayward, California. Diana López, de 25 años, residente de Huntington Park, murió en el 2002 luego que su cuello del útero fue perforado durante un aborto realizado en la clínica de Planned Parenthood, reportó The Times.

RÉCORD DE ABORTOS EN GRAN BRETAÑA — Más de 200,000 mujeres se sometieron a un aborto el año pasado en Gran Bretaña, estableciendo un récord sin precedentes para este procedimiento mortal.

En el 2006 un total de 201,173 abortos en Gran Bretaña y Gales marcaron un aumento de casi un cuatro por ciento por encima del año anterior, según el diario londinense Evening Standard.

Casi 4,000 abortos se realizaron en niñas menores de 16 años, la edad legal de consentimiento sexual. Las estadísticas, dadas a conocer por el Departamento de la Salud, mostraron que casi el dos por ciento de las mujeres entre 15 y 44 años de edad han tenido un aborto, reportó el diario.

Gran Bretaña permite el aborto hasta la 24ª semana de gestación. Se hacen excepciones cuando se ha pasado de esa semana si es que la vida de la madre está en peligro o si hay un riesgo substancial de que el niño tenga un serio impedimento, según informó Evening Standard. El año pasado, se registraron 136 abortos hechos en la 24ª semana o después de ésta.
–30–

    About the Author

  • Por Tom Strode