fbpx
Articulos en Español

EDITORIAL: La plantación de iglesias y el líder hoy


Hay muchas estrategias de evangelismo en el mundo, pero la estrategia más bíblica, la que usaron los apóstoles en obediencia a la gran comisión, es la plantación de iglesias.  Comencé a plantar iglesias como un líder laico a los 17 años de edad en mi país Costa Rica. Gracias a la visión de mi pastor y de mi iglesia local fui enviado juntamente con otro líder a plantar una nueva iglesia en una comunidad donde no había presencia evangélica. No sabia mucho acerca de cómo plantar una nueva iglesia.  Mi pastor nada más me dijo, “evangelice, discípule y congregue” a la gente en algún lugar que este disponible, y así lo hicimos.  Esta fue una de las experiencias más maravillosas de mi vida; desde entonces he tenido una pasión misionera para la plantación de nuevas iglesias. 

Antes de mi llamado hacia la plantación de iglesias, pensé que este era un ministerio exclusivo para pastores, graduados de seminarios o de líderes con dones y capacidades extraordinarias, pero examinando el libro de los Hechos me di cuenta que la base para la extensión del evangelio durante el período de la iglesia primitiva no dependió tanto de los 12 apóstoles sino de los creyentes laicos que fueron esparcidos por causa de la persecución.  Esto me ha enseñado que la plantación de Iglesias no puede tener éxito sin la movilización eficaz de líderes laicos comprometidos y dispuestos a ser usados por Dios para funcionar de una forma amplia en la plantación de una nueva iglesia.

Hay muchas razones por la que debemos tener una mentalidad misionera para la plantación de nuevas iglesias.  Hay razones teológicas, bíblicas, misionales y prácticas que puede ayudar al líder de hoy a tener una mentalidad misionera para la plantación de iglesias, pero quiero compartir algunas cuantas que a mi en lo personal ha despertado una pasión y mentalidad misionera para la plantación de nuevas iglesias. 

  1. Obediencia a la Gran Comisión. La Gran Comisión es la fuerza impulsora para la plantación de nuevas iglesias porque nada de lo que está en la Gran Comisión se hace fuera del contexto de una iglesia local o de una comunidad de fe.  (Mateo 28:16-20; Hechos 8:1).  La mayoría de los expertos reconocidos en el campo del evangelismo y las misiones coinciden que la mejor forma de cumplir la Gran Comisión es plantando nuevas iglesias a través de “hacer discípulos”.  Entre más iglesias nuevas se planten a través de “hacer discípulos”, esto nos ayudará a alcanzar más personas para Cristo, no solo por adicion, sino por multiplicación. 
  2. El crecimiento de la población. Hoy existen mucho más personas viviendo en este mundo que no han recibido a Jesús como Señor y Salvador de lo que nunca ha habido antes; y mañana, seguro habrá aún mucho más. Si comenzamos iglesias nuevas al ritmo lento con el que lo hemos hecho hasta este momento, nunca podremos igualar o sobrepasar el promedio de crecimiento de la población.  Si queremos tener la oportunidad y esperanza de llegar a ellos, esto se hará por medio de una rápida multiplicación de iglesias. 
  3. La falta de plantadores. No muchos obreros quieren plantar nuevas iglesias, algunos quieren llegar ya a una iglesia establecida y pastorear, pero no comenzar una nueva iglesia de cero.  La falta de obreros no es algo nuevo, ya Jesús nos dejó saber en Mateo 9:37 que la cosecha ya está lista pero que los obreros son pocos.  Ahora, yo no veo la falta de obreros como un problema, sino como una oportunidad para orar como nunca hemos orando.  El Señor Jesús dijo, “Pídanle, por tanto al Señor de la cosecha que envie obreros a su campo” (Mateo 9:38).
  4. Una visión bíblica de lo que es una iglesia. Es importante entender que el concepto que tienen los líderes de una congregación en relación con lo que es una iglesia determinará las posibilidades de plantar o no plantar nuevas iglesias. Si “iglesia” es sinónimo de organización grande, programas, edificio, etc., no muchas personas pueden plantar nuevas iglesias. Independientemente del lugar, la organización o el tamaño, una iglesia local es un grupo de creyentes bautizados, que se han puesto de acuerdo para juntarse en comunidad por el Espíritu Santo con el propósito de ADORAR A DIOS, TENER COMPAÑERISMO UNOS CON OTROS, ALIMENTARSE DE LA PALABRA Y MINISTRAR A OTROS. (Hechos 2: 41-47)
  5. Modelos sencillos, medibles y prácticos para la plantación de nuevas iglesias. Hay muchos modelos para plantar nuevas iglesias, pero el lider de hoy puede plantar una nueva iglesia de una manera sencilla y eficaz usando los siguientes pasos:                                                                                

Comience con la oración. Ore y consiga a otros que también oren.

Desarrolle una visión. (Que viene del Señor). La visión es el resultado de la oración.

Define algunos planes de acción para alcanzar la visión. Establecer el propósito por el cual existe una iglesia. O sea, necesita enfocarse en lo que va hacer y tener un entendimiento de su misión.

Trabaje en equipo. La base del éxito en plantar nuevas iglesias depende mucho de trabajar en equipo con otros hermanos ya que solos no podemos hacer todas las cosas, simplemente “reventaríamos” y el esfuerzo sería más que los resultados.

Use los Círculos de influencia como el grupo base. Se puede comenzar una iglesia en un lugar donde ya el lider tiene un círculo de influencia de amistad y desea comenzar un estudio bíblico con ellos.

Tenga las reuniones dinámicas, sencillas y participativas. El propósito aquí es enfatizar las dinámicas participativas y el uso de los dones espirituales de los creyentes.

Vaya discipulando a los que se van convirtiendo al Señor.

Enseñe a los creyentes nuevos. (Use la Biblia como su manual o guía).

Identifique a los líderes. (Permita que surjan líderes del grupo).

Entrene a los líderes. (Use algún método práctico para la enseñanza).

El deseo de Dios es que el lider de hoy sea inundado con una pasión desbordante por la plantación de iglesias. Convocamos a quienes se sientan desafiados para plantar y establecer iglesias saludables y sencillas para la extensión del evangelio de una forma efectiva para que haya una verdadera multiplicación.

    About the Author

  • William Ortega
    William Ortega sirve como Consultante de Plantación de Iglesias hispanas con la Convención Bautista de Carolina del Norte.Read All by William Ortega ›