fbpx
Articulos en Español

EDITORIAL: Los propósitos de Dios son seguros y fieles

Emanuel Roque


Muchas personas mundialmente están cansadas, preocupadas, y alteradas con todo lo que ha ocurrido en estos tiempos. Algunos están hasta supersticioso buscando todo tipo de seguridad a través de maneras que no tienen sentido. La alteración de otros los lleva a expresiones de enojo y desorden en maneras divisivas, iracundas, y hasta violentas. Cuando conocemos y creemos la verdad eterna de la Biblia, que Dios reina sobre y a través de todo, podemos descansar aseguradamente que no hay nada más allá de Su conocimiento, voluntad, y control que le pueda tomar por sorpresa. Los tiempos y eventos para la humanidad están en Sus manos. Pruebas de la vida ocurrirán en su determinada manera hasta que Su voluntad perfecta es cumplida. Podemos y debemos hacer todo lo posible para vivir y proceder cuidadosa y sabiamente. Pero hay gran paz conociendo Quien sostiene nuestras vidas y el futuro. Nada es muy difícil, amenazante, o imposible que El no pueda usar para cumplir Sus planes y propósitos. ¡El todavía es el Señor Todopoderoso y siempre lo será!

Cuando Israel fue llevado al exilio por Babilonia mucha interrupción, dolor, y temor sobrevino a las familias e individuos. Los planes estaban siendo cambiado drásticamente. Las personas estaban siendo enviada lejos forzadamente no sabiendo si ellos o sus familiares jamás regresarían a la casa o su país. La misma vida estaba insegura y en riesgo. No obstante Dios les recordó que buscasen de El.

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. Jer. 29:11-13

Dios tenía planes y un futuro para ellos. Aceptación y sometimiento a Su voluntad para sus vidas y un reconocimiento de Su Palabra serían verdaderamente crítico para su sobrevivencia. Aún cuando adivinadores y profetas falsos hablaron por su propio interés lo que las personas querían escuchar, ellos siendo Su pueblo necesitaban distinguir las verdades eternas en contraste a mentiras temporales. Dios estaba obrando en medio del juicio y disciplina. Sin embargo, en Su misericordia habría una esperanza y un futuro. Mientras ellos se arrepentían y oraban en medio de todo, El les proveería cumpliendo Su voluntad y sosteniéndolos. La clave era que buscasen de El con todo su corazón. Mientras lo hacían Dios les daría Palabra y Su misma presencia estaría con ellos. Eventualmente una generación futura vería Su obra de regresarlos de nuevo a su tierra. Todo no estaría perdido. Dios cumplió Sus propósitos en y más allá de ellos llevando Su gloria a las naciones.

Nunca temas cuando todo aparenta estar raro en medio de los cambios, circunstancias, y crisis. Cuando Dios está obrando todo lo que es de estima a Su corazón y pueblo servirá Sus propósitos en este mundo. No hay garantía de una vida serena e idílica. Tormentas fuertes podrán azotar, batallas abundarán por dentro y por fuera, y aflicciones son real en un mundo caído. En fe a través de Jesús se nos da grandes promesas para la eternidad que sí vamos a vencer. La paz se encuentra solamente en El.

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33

Cuando todo cambia, o las fuerzas y enemigos aparentan amenazar, Dios todavía está sentado en Su trono y nunca cambia. Sus planes y propósitos sí serán cumplido a través de todo. Clama a Dios con todo tu corazón en fe esperando, aceptando, y sometiéndote a Su voluntad y camino. El obrará todas las cosas en Sus planes amorosos, providenciales, y eternos para los que le pertenecen. El todavía es el Señor Todopoderoso. Confía en El orando y alabando Su nombre en esta etapa y a través de toda la vida. Busca y confía en El con todo tu corazón. El te sostendrá y llevará a través de todo.

Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Is. 43:2

Dios siempre es fiel cumpliendo Sus promesas y glorificándose a sí mismo. Realmente Dios ha hecho un camino eterno para la salvación de nuestras almas a través de Jesucristo nuestro Salvador y Señor.

Cuando clamamos a Dios en todo momento podemos saber que El escucha y está presente. Las características de amor, compasión, y misericordia se pueden hacer real para sostenernos y darnos seguridad en medio de todo. Si pensamos en términos de refugio El es suficientemente fuerte para ayudarnos a pasar la tormenta. Hay veces que lo que más aflige es el desconocimiento y amenazas posibles del futuro. Podemos sentir preocupación, ansiedad, o angustia por los pensamientos de lo que puede estar por delante. Puede haber situaciones de la vida que afectan nuestra tranquilidad o bienestar. Factores fuera de nuestro control aparentan amplificarse en causar daños o afectarnos negativamente. Si decidimos mirar a través de los ojos de fe podemos saber que Dios obra en medio de todo. Entre más recordamos Sus promesas y Palabra más nos llena de seguridad en toda la vida. Podemos decidir enfocar en quien El es y lo que ha prometido. En medio de las luchas recibimos aliento y nueva fuerza.

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa. Is. 41:10

Solo Dios en Su justicia puede convertir un mal en un bien. Solo Dios sabe lo que pasamos en el corazón, pero El obra todas las cosas para Su gloria. Habrán desafíos y problemas en esta vida. Pero en fe podemos pedir que prepare nuestra vida por la gracia en Jesús en lo que debe ser. Cuenta de sus maravillas y gracia. Habla de lo que El ha hecho en medio de la vida. Día a día Su misericordia y fidelidad están obrando. Podemos pedir que Dios obre en y sobre todo aspecto de la vida. Decide creer Su Palabra y obedecer sus mandatos esperando en El siempre. No nos gusta esperar, pero El hace Su obra de preparación en esos tiempos. Echamos raíces profundas en esa relación con El y Su Palabra. El desarraiga lo que necesita ser cambiado internamente. Las condiciones de fe para Su voluntad y tiempo se van preparando. Pero no de te des por vencido en ese camino de plena fe. Dios siempre es fiel.

Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Heb. 10:23

En un mundo separado y alejado de Dios El encontró la manera de llegar hasta nuestra humanidad quebrantada a través de Jesucristo y el evangelio. Obró a través de la historia Bíblica para cumplir Sus promesas, lograr nuestra redención, y glorificarse sobre todo. Jesucristo sigue siendo el único que tiene la posibilidad de redimir, renovar, y reedificar. Es un proceso milagroso a través del evangelio y Su Espíritu obrando en vidas que son rescatadas para Su gloria. Pero de igual manera es la obra de Dios la cual continúa ese proceso de quebrantamiento, convicción, y transformación a través de Su Palabra para glorificarse a través de todo. El usa a creyentes y Su iglesia para brillar con el evangelio especialmente en tiempos de tinieblas. Hay gran gozo y esperanza al vivir y proclamar las buenas noticias del evangelio. Enfoquemos en esa misión como nuestra principal tarea de unirnos en lo que El está haciendo. Su reino siempre está extendiéndose. Oremos que Su voluntad se cumpla en y a través de nuestras vidas y Su iglesia en estas maneras. Al dedicarnos a esa obra del evangelio veremos como El redime toda circunstancia y etapa para que demos a conocer a Jesucristo.

Y, después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables. 1 Pedro 5:10

Puede ser que no nos agrade o guste las maneras, circunstancias, y momentos que Dios utiliza para estos fines. La teoría siempre es más fácil. La vivencia de ser podado siempre es más profunda y necesaria de lo que nos imaginamos. Pero El es Señor y está obrando como ha prometido. Si solo nos rendimos a seguirle en esos caminos del alma con Su Palabra veremos fruto para Su gloria. No todo será una aventura emocionante, aunque hay grandes expectativas en fe de lo que Dios puede hacer con vidas entregadas y sometidas a El. Pero sí es un gran camino de fe y obediencia donde Dios hace Su obra mayor y nos incluye en Sus propósitos eternos. En esa relación de confianza y amor con nuestro Dios, podemos unirnos a seguir el camino glorioso de seguirle y servirle donde quiera que El desea sabiendo que Dios siempre cumplirá Sus propósitos fielmente. El que los llama es fiel, y así lo hará.  1 Tes. 5:24

    About the Author

  • Emanuel Roque
    Emanuel Roque es el catalizador de la iglesia hispana de la Convención Bautista de Florida.Read All by Emanuel Roque ›