fbpx
Articulos en Español

EDITORIAL: No temeré


HOLLYWOOD, Fla. (BP) — A Jehová he puesto siempre delante de mí; Porque está a mi diestra, no seré conmovido (Salmos 16:8, RVR 1960).

Con todas las noticias que se escuchan en nuestro país y alrededor del mundo, pareciera ser como si no hubiera esperanza para la Iglesia de Cristo.

Hay una sensación de incertidumbre y de temor que quiere dominarnos por medio de noticias que se enfocan solo en lo negativo; estas tienen la potencialidad de paralizar a quienes se dejan sobrecoger por ellas.

No obstante, como creyentes debemos recordar que el enemigo de nuestras almas es el padre de toda mentira (Juan 8:44) y el podría utilizar las malas noticias para ganar ventaja.

El enemigo va a tentarnos para que miremos a las circunstancias adversas y a que dudemos de la persona de Dios, de su poder, de su palabra y de su plan.

Por ese motivo, los hijos de Dios debemos prestar atención a lo que nuestro Padre Dios dice en su palabra escrita y no al reporte del enemigo.

Tal como dice Salmos 16:8, tenemos que aprender a poner al gran pastor, a su palabra y a sus promesas delante de nosotros (Hebreos 13:20, 21).

Considera lo que dice Hebreos 13:5b-6 (RVR, 1960):

“No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.”

No cabe duda que estas palabras trajeron gran aliento a la Iglesia perseguida en el primer siglo.

Este versículo encuentra su fundamento en las Escrituras del Antiguo Testamento donde se nos dice en Deuteronomio 31:6 (RVR, 1960)

“Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.”

Dichas palabras nos traen un profundo consuelo para los días en que vivimos. No debemos temer, puesto que Jehová (i.e. el Dios del pacto eterno) es aquel que nos acompaña y quien en su fidelidad absoluta no nos desamparará. Otros pasajes expresan la misma idea (cp. Génesis 28:15; Josué 1:5; 1 Crónicas 28:20; Salmos 23:4).

La instrucción de estos pasajes es que podemos confiar en que El Señor está en control, nada lo toma por sorpresa y El en su fidelidad no va a desamparar a los suyos (cp. Salmos 138:7; 2 Timoteo 4:17; Hebreos 11:23, 27).

Esto concuerda con la letra de un hermoso cántico de nuestro Himnario Bautista, el número 388 “No tengo Temor” el cual dice en su primera estrofa:

“Cristo está conmigo, ¡qué consolación! su presencia aleja todo mi temor. Tengo la promesa de mi Salvador, no te dejaré nunca siempre contigo estoy”.

De la misma manera, el Dr. Ronnie Floyd, presidente de la Convención Bautista del Sur también nos ha recordado:

“Jesús dijo: ‘Yo edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella ….’ Y si vas al final del libro, Jesús gana.”

Sobre la base de todo lo que hemos comentado anteriormente, quiero que notes que cuando nos enfocamos en lo que el Señor nos dice en su palabra, podemos estar seguros de que ninguna circunstancia podrá vencernos, en efecto somos mas que vencedores por medio de aquel que nos amó (Romanos 8:37). El Señor es sabio, El está en control, El está a nuestra diestra, El es nuestro ayudador, y El es mayor que cualquier circunstancia que podamos enfrentar.

Por todas estas cosas, Iglesia de Cristo no temas pues no serás conmovida (i.e. sacudida hasta derrumbarte por completo). ¡Es tiempo de avanzar con el Evangelio en nombre de Jesús!

No te dejes paralizar por las malas noticias, no te aterres, anímate y con confianza di “El Señor es mi ayudador ¡No temeré!”

    About the Author

  • Por Peter Citelli
    Peter Citelli es el Presidente del Compañerismo de Iglesias Hispanas para el Gulf Stream Baptist Association y el Pastor de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Florida. Read All by Por Peter Citelli ›