- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

El Concilio Coreano muestra fortaleza en cooperación

NOTA DEL EDITOR: Octubre es el mes del énfasis en el Programa Cooperativo en la Convención Bautista del Sur.

James Kang no quiere que los coreanos bautistas del sur sean “un pequeño grupo étnico en la CBS”.

“Queremos ser una parte principal de la CBS”, dijo Kang. “Queremos traer algo de la fuerza de la iglesia coreana a la CBS”.

Kang es director ejecutivo del Consejo de Iglesias Coreanas Bautistas del Sur en los Estados Unidos. Lo que comenzó en 1981 como una pequeña confraternidad de menos de 50 pastores coreanos ha crecido hasta incluir más de 900 iglesias coreanas bautistas del sur. La reunión anual del próximo verano marcará el 40º aniversario de la formación del Consejo.

[2]

Kang considera que el papel del Consejo es apoyar y trabajar junto con la CBS y sus entidades.

“Queremos trabajar más de cerca con las diferentes agencias”, dijo. “Quiero que todas las iglesias coreanas se involucren más y participen más en el Programa Cooperativo”.

Misiones y plantación de iglesias

Hay aproximadamente 250 misioneros coreanos que sirven con la Junta de Misiones Internacionales (IMB, por sus silgas en inglés), dijo Kang, y agregó: “Trabajamos en estrecha colaboración con la JMI para traer algunos de sus eventos y sus capacitaciones, y asegurarnos de que aquellos que quieran ser misioneros o estar involucrados en misiones lo hagan a través de la JMI. Los conectamos “.

El Consejo Coreano también se une a la Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB, por sus siglas en inglés) para proporcionar financiamiento adicional y oportunidades de tutoría a los plantadores de iglesias.

Kang estima que se han plantado 20 iglesias coreanas en los últimos dos años, y existe el objetivo de plantar más iglesias en áreas donde las iglesias bautistas del sur están sub representadas.

En febrero, antes de la pandemia de COVID-19, un equipo de 12 pastores que estaban interesados en patrocinar la plantación de iglesias realizó una gira por Toronto.

[3]

“Toronto, Canadá, tiene una población coreana tan grande como Dallas, Texas, más de 100,000 coreanos viven en Toronto”, dijo Kang. “En el área de Dallas, tenemos más de 60 iglesias coreanas bautistas del sur, pero en Toronto sólo tenemos tres iglesias coreanas bautistas del sur.

“Sentimos que tenemos que hacer más. … Teníamos la meta de plantar 10 iglesias en cinco años [en Toronto] ”.

Apoyando iglesias

El Concilio Coreano también anima a los pastores a trabajar con Recursos Financeros GuideStone para planificar su jubilación.

Hace unos tres años, Kang se sorprendió al saber que menos del 50 por ciento de los pastores coreanos tenían cuentas de jubilación con GuideStone. Muchas iglesias pequeñas tienen dificultades para pagar el salario del pastor y no pueden contribuir a un fondo de jubilación. Los pastores tienen dificultades para pedir uno, sabiendo que afectaría aún más las finanzas de la iglesia.

El Consejo se ofreció a ayudar a los pastores a iniciar un fondo de jubilación enviando $50 por mes a su iglesia durante 12 meses. Se pidió a las iglesias que siguieran contribuyendo con al menos $50 por mes después de eso. Al inicio, más de 50 personas lo solicitaron, y el Consejo todavía está ofreciendo esta asistencia a los pastores.

La pandemia de COVID-19 ha estado afectando a las iglesias coreanas de la misma manera que ha afectado a otras iglesias estadounidenses, dijo Kang. Algunas iglesias, particularmente aquellas con buena salud antes de la pandemia, están bien, mientras que otras están luchando.

“Cuando estalló la pandemia, muchas iglesias entraron en pánico, especialmente las iglesias pequeñas que estaban luchando para pagar el alquiler y pagar el salario del pastor”, dijo.

De modo que el Consejo intervino para apoyar a esas iglesias creando un fondo especial. En mayo y junio, 147 iglesias recibieron $ 1,000 cada una para ayudar con los gastos.

El valor de la cooperación

Una iglesia individual no puede lograr la Gran Comisión por sí misma, dijo Kang.

Algunas iglesias coreanas no están enviando ofrendas a través del Programa Cooperativo porque no saben lo suficiente al respecto, o porque existe una barrera del idioma, o porque generalmente se sienten lejos de la CBS. El Consejo Coreano trabaja para cerrar la brecha y fomentar una mayor participación en la vida de la CBS.

“Alentamos a las iglesias a participar en el Programa Cooperativo”, dijo Kang.

“[Si no fuera por el Programa Cooperativo], no tendríamos una Junta de Misiones Internacionales o una Junta de Misiones Norteamericanas tan grandiosas. Nuestros estudiantes de seminario no recibirían apoyo. Yo mismo recibí el apoyo del Programa Cooperativo y estaba realmente agradecido por eso. Todo eso es posible gracias al Programa Cooperativo “.