fbpx
Articulos en Español

El Senado propone incluir mujeres en el reclutamiento militar; La oposición bautista del sur se estableció hace mucho tiempo

iStock


NASHVILLE (BP) – Un esfuerzo renovado para incluir a las mujeres en el reclutamiento militar se está abriendo paso en el Senado con los conservadores expresando su oposición.

Cuando se introdujo una disposición en la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) en junio de 2016 para que las mujeres fueran elegibles para el reclutamiento, los bautistas del sur respondieron en la reunión anual de ese año en St. Louis adoptando una resolución oponiéndose a la medida. Los mensajeros nuevamente manifestaron su oposición en la reunión de 2019 con una resolución sobre la expansión del Servicio Selectivo para incluir a las mujeres.

La disposición de la NDAA de 2016 finalmente se eliminó en el último momento a favor de una comisión para estudiar el futuro del borrador. Parecía que la sección pasaría el año pasado, pero una vez más se abandonó después de negociaciones a puerta cerrada.

La versión actual vuelve a incluir una modificación que exige el registro de mujeres para el Servicio Selectivo.

Cada año, la NDAA determina la política militar así como la manera en que se gastará el presupuesto militar. Es creado por el Comité de Servicios Armados del Senado y el Comité de Servicios Armados de la Cámara. El mes pasado, el comité del Senado votó 20-6 para exigir que las mujeres se registren. Una siguiente versión de la NDAA presentada por la Cámara no contenía la disposición.

El presidente interino de Ética y Libertad Religiosa, Brent Leatherwood, le dijo a Baptist Press que la posición de ERLC sobre el tema no ha cambiado desde que emitió un libro blanco al respecto el año pasado.

El documento reconoce que hombres y mujeres son “iguales en valor” pero “distintos [en] diferencias físicas y psicológicas”.

“Las mujeres en combate serían un riesgo para sí mismas, para los hombres que las rodean y, por consiguiente, para nuestra nación”, dijo. “Los hombres están psicológicamente preparados para proteger, mientras que las mujeres desean nutrir. Pedir a una mujer que ocupe el lugar de un hombre en la protección de una nación no sólo es peligroso, sino que deshonra el papel de los hombres y las mujeres”.

Todos los trabajos de combate se abrieron a las mujeres en 2015.

“Los bautistas del sur desean expresar su más profundo agradecimiento a esos valientes hombres y mujeres que han servido, como se indica en la resolución de la SBC de 2016”, declaró el ERLC. “Estamos agradecidos por todas las mujeres que han elegido servir a su país en el ejército, pero hacemos la distinción de que el servicio forzado es deshonroso y antibíblico”.

Han existido versiones del servicio militar obligatorio en Estados Unidos que se remontan a la Guerra Revolucionaria. La inducción para llenar vacantes militares tanto en tiempo de paz como en conflicto terminó en 1973, pero el Sistema de Servicio Selectivo permaneció en una función de “reserva” en caso de emergencia nacional.

El registro se suspendió por completo entre 1976 y 1980 en una era de “espera profunda”. Sin embargo, el presidente Jimmy Carter emitió la Proclamación 4771 en julio de 1980, poco después de que la Unión Soviética invadiera Afganistán, lo que resultó en registros masivos ese mes así como en enero de 1981.

    About the Author

  • Por Scott Barkley