- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

ERLC respalda proyecto de ley para retirarle el financiamiento a Planned Parenthood

[1]

[[email protected]@180=“Los dólares de los impuestos federales no deben ser confiados a una organización que ha escogido involucrarse en un comportamiento tan horrible.”
— Russell Moore]WASHINGTON (BP) — La Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC por sus siglas en inglés) de los bautistas del sur respaldó la legislación para retirarle el financiamiento a Planned Parenthood el mismo día que fue divulgado el cuarto video en el que se muestra a una funcionaria de la organización discutiendo la negociación de las partes del cuerpo de un bebé.

El presidente de ERLC, Russell Moore les escribió a los líderes de ambas cámaras del Congreso el jueves (30 de julio) para anunciarles el apoyo de la entidad a un proyecto de ley que retire el financiamiento federal a la Federación Planned Parenthood de EE.UU. (PPFA por sus siglas en inglés) y a sus afiliadas. En su carta, Moore le dice al líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell y al presidente de la Cámara de Representantes John Boehner que la ERLC respalda “la más expedita acción congregacional posible” para retirar el financiamiento a Planned Parenthood.

McConnell ha prometido realizar una votación sobre el proyecto de ley endosado por la ERLC, S. 1881, antes del receso del Senado en agosto, el cual comienza oficialmente el 10 de agosto. La Cámara de Representantes no realizó una votación para retirar el financiamiento a Planned Parenthood antes de entrar a su receso el 29 de julio.

Los partidarios de retirar el financiamiento a Planned Parenthood enfrentan una tarea difícil. El Senado debe tener 60 votos, en vez de solamente una mayoría, para prevenir un filibusterismo y ganar la aprobación del proyecto de ley. El presidente Obama se opone al esfuerzo de retirar el financiamiento y será casi cierto el veto a la prohibición que llegue a su escritorio.

La mayoría del último video encubierto del Centro para el Progreso Médico (CMP por sus siglas en inglés) muestra una conversación entre dos personas que simulan ser representantes de una firma de productos humanos y una mujer identificada como Savita Ginde, vicepresidenta y directora médica de Planned Parenthood de las Rocky Mountains (PPRM) en Denver.

En el video grabado en la clínica Planned Parenthood con una cámara oculta, Ginde habla sobre la provisión de partes fetales, el entrenamiento de trabajadores para que obtengan órganos intactos, su preferencia por ponerles precio a partes específicas del cuerpo y la cautela de la clínica de protegerse legalmente. La parte final del video editado de más de 11 minutos muestra a trabajadores en el laboratorio patológico de la clínica identificando en platos transparentes un corazón, un estómago, un riñón y otras partes de un niño abortado.

[2]

La divulgación del video encubierto de CMP de los ejecutivos de PPFA durante las últimas dos semanas y media ha avivado renovadas llamadas — aun más fuerte que antes — para eliminar los fondos federales al proveedor número uno del país, el cual realiza más de un cuarto de todos los procedimiento anuales en los Estados Unidos.

En su carta, Moore de ERLC les dice a McConnell y a Boehner que la impropiedad del gobierno federal de financiar a PPFA “ha solamente sido exacerbada por el reciente descubrimiento de la insensible colección — y aparente venta — de partes de cuerpos fetales. Los dólares de los impuestos federales no deben ser confiados a una organización que ha escogido involucrarse en un comportamiento tan horrible.”

La prohibición propuesta, introducida el 28 de julio por la senadora Joni Ernst, republicana de Iowa, mantendría el financiamiento federal para la salud de las mujeres en el mismo nivel pero transferiría el dinero no disponible a otros proveedores de servicios elegibles. Su proyecto tiene 44 copatrocinadores, todos republicanos.

Contrario a las demandas de Planned Parenthood y sus aliados, la S. 1881 “no separará a las mujeres de los servicios, sino antes bien al gobierno federal de un escándalo,” escribió Moore en su carta. “Con respecto al acceso al cuidado de salud de las mujeres, esta legislación propone reubicar los fondos, no eliminarlos. Este es el paso correcto que señala un compromiso no solamente para proteger el dinero de los contribuyentes, sino que también provee para las necesidades del cuidado de la salud de las mujeres en todo el país.”

Douglas Johnson, director legislativo del Derecho Nacional del Comité de la Vida, dijo que la S. 1881 “sacaría el hocico de Planned Parenthood, un hinchado mega mercader del aborto y traficante de órganos fetales, del comedero del tesoro de EE.UU.”

La representante Diane Black, republicana de Tennessee, ha introducido una legislación en la Cámara que colocaría una moratoria de un año del dinero federal para Planned Parenthood mientras el Congreso investiga la organización. Ella también rechazó el argumento de PPFA de que eso resultaría en una crisis para “las mujeres marginadas y de bajos ingresos.”

“Esta es una mentira,” escribió Black el 30 de julio en un artículo de opinión en el Nashville Tennessean. “A lo largo y ancho del país, tenemos casi 1.200 centros de salud federalmente calificados — lugares como departamentos de salud del condado o clínicas con base religiosa — que están forzadas a competir con Planned Parenthood por los escasos dólares de los contribuyentes. En muchos casos, ellos ofrecen servicios que Planned Parenthood no provee, como mamografías, pero carecen del poder del cabildeo y las conexiones en Washington que han hecho de Planned Parenthood la industria de un billón de dólares al año que es hoy en día.”

El senador James Lankford, republicano de Oklahoma, ha introducido en el Senado un proyecto de ley idéntico al de Black. El proyecto de Black tiene 162 copatrocinadores, mientras que el de Lankford tiene solamente tres.

En el video divulgado el 30 de julio, Ginde les dice a las personas que trabajan para CMP, “Tendríamos que darles un poquito de entrenamiento a los proveedores o algo para asegurar que no aplasten” los órganos fetales durante los abortos de segundo trimestre.

Al responder en el video a una recomendación de pagar por la parte individual del cuerpo, Ginde dice: “Creo que la cosa por unidad funciona un poquito mejor, solamente porque podemos ver cuánto podemos obtener de ello.”

En relación con las implicaciones legales, Ginde dice del abogado de PPRM: “Él ya tiene entendido y sabe que aun si, debido a que hablamos con él al inicio, ya sabes, nosotros, ‘no queremos que se nos reclame,’ ya sabes, ‘que vendemos partes fetales en los estados.'”

El 28 de julio una orden de la corte de California no impidió que CMP divulgara su último video. Una Corte Superior en el condado de Los Ángeles temporalmente bloqueó a CMP para que divulgara el video de tres ejecutivos de Stem Express que aparentemente discuten la compra de partes de bebés abortados. Una audiencia del caso está programada para el 21 de agosto.

En el tercer video de CMP, el cual fue divulgado el 28 de julio, una exempleada de Stem Express, la cual suple tejido humano para investigaciones biomédicas, discutió su adquisición de partes de bebé en una clínica de Planned Parenthood.

La ERLC y otros oponentes a que el gobierno financie a Planned Parenthood han tratado en previas sesiones del Congreso de cortar dinero para la organización y para otros proveedores de abortos pero siempre han quedado cortos.

En su último reporte financiero (2013-14), PPFA dijo que recibió más de $528 millones en concesiones del gobierno, contratos y reembolsos. Realizaron 327.653 abortos durante el 2013.