- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

ESTUDIO DOCTRINAL: Del reino

[1]

BIRMINGHAM, Ala. (BP)–El tema del reino de Dios es central en las enseñanzas del Señor Jesucristo. Es un tema bello, profundo y fundamental en toda la Palabra de Dios. Basados en pasajes del Nuevo Testamento desarrollaremos el tema del reino de Dios. ¿Qué creen los bautistas acerca del reino de Dios?

EL REINO DE DIOS ESRÁ EN MEDIO DE SUS HIJOS

Cuando los fariseos preguntaron cuándo vendría el reino de Dios, la respuesta de Jesús fue: “El reino de Dios no vendrá con advertencia, ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros” (Lucas 17:20–21).

LA ENTRADA AL REINA DE DIOS ES EL NUEVO NACIMIENTO

Jesús enseñó a Nicodemo (Juan 3) que para experimentar el reino de Dios, el nuevo nacimiento o la regeneración es indispensable. Jesús usa los verbos “ver” y “entrar” como resultados de nacer de nuevo y nacer del agua y del Espíritu, que significan el nuevo nacimiento o la regeneración del Espíritu Santo.

[2]

EL REINO DE DIOS Y REINO DE LOS CIELOS SON SINÓNIMOS

Las frases “reino de los cielos” y “reino de Dios” se usan como variantes de la idea expresada en el Nuevo Testamento que describe el reinado divino y anuncia que Dios es Rey sobre su creación. Marcos y Lucas no usan el término “reino de los cielos,” pero sí usan “reino de Dios.” “Reino de Dios” y “reino de los cielos” son términos sinónimos en el Nuevo Testamento, como se confirma al estudiar los pasajes paralelos de los libros del evangelio. En Marcos 1:15, Jesús exhorta a los hombres a arrepentirse, diciendo que el reino de Dios está cerca. Un pasaje paralelo se encuentra en Mateo 4:17, donde el llamamiento al arrepentimiento es “porque el reino de los cielos se ha acercado.”

En Mateo 13, el tema del reino de los cielos es predominante. Primero, Jesús afirma que a los discípulos les “es dado saber los misterios del reino de los cielos” (Mateo 13:11). Luego Jesús refiere al reino de los cielos en la parábola del trigo y la cizaña (Mateo 13:24–30) para enseñar que los hijos del reino son la buena semilla (Mateo 13:38). También compara el reino de los cielos a un grano de mostaza que, siendo la más pequeña de las semillas, cuando crece llega a ser la mayor de las hortalizas (Mateo 13:32). Compara el reino de los cielos con la levadura que leuda o tiene la influencia de Dios en el mundo (Mateo 13:33). Igualmente el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido (Mateo 13:44) o a un mercader que compra buenas perlas (Mateo 13:45). Finalmente el reino de los cielos se parece a una red que recoge peces buenos y malos (Mateo 13:47–48).

EL REINO DE DIOS ES PRESENTE Y FUTURO

La encarnación de Cristo es el evento más importante de la historia, porque con su llegada, el reino de Dios se hace una realidad en los seguidores de Cristo (Marcos 1:15). Los milagros de Jesús (vista a los ciegos, fuerza a los cojos, salud para los leprosos, abrir los oídos de los sordos, la resurrección de los muertos y la proclamación del evangelio; Mateo 11:5–6) son obras mesiánicas que reflejan la presencia del reino.

Hay pasajes que enseñan claramente que hay un sentido escatológico, futurístico del reino de Dios (Mateo 6:10, 26:29; Lucas 22:18; Marcos 14:25). Con la Segunda Venida de Jesucristo vendrá la consumación del reino de Dios.
–30–
Antonio Estrada es pastor de la Iglesia Bautista South Main, Houston, Texas.
Originalmente publicado en Nuestra Tarea, revista de misiones y ministerios de WMU, tirada de julio/agosto 2007.