fbpx
Articulos en Español

Iglesia Bellevue Baptist enfrenta una demanda civil originada en agresión sexual por parte de exempleado


MEMPHIS, Tenn. (BP) — Los padres de una adolescente que fue sexualmente abusada por un exempleado de medio tiempo de la Iglesia Bellevue Baptist están demandando a la iglesia. La demanda alega negligencia al permitirle a James Hook “completo criterio y libertad de tener encuentros personales y privados con voluntarios y menores.”

Hook, quien fue empleado los domingos en las mañanas como coordinador del ala preescolar de la iglesia desde enero de 2017 hasta marzo de 2019, se declaró culpable en enero de asalto sexual por parte de una figura de autoridad. Él fue arrestado en mayo de 2019 después de que la policía lo encontró a él y a la chica, de 16 años, debajo de una cobija en la parte trasera de su carro en un parque local. Él fue sentenciado a seis meses de cárcel y a cuatro años y medio de libertad condicional.
Los padres de la adolescente alegan que “Hook estableció vínculo emocional con la menor Janet Doe para abusar de ella y fomentó su increíble e inapropiada relación con ella en la Bellevue Baptist Church,” y también alegan que algunos de los “horribles actos de abuso sexual” tuvieron lugar en las instalaciones de Bellevue.
Bellevue, la cual ha negado todas las alegaciones y presentó una petición de anulación de la demanda, confirmó en una declaración a Baptist Press que Hook renunció a su puesto en la iglesia dos meses antes del arresto. “Además, durante su cargo, no se presentó a nuestra atención ninguna alegación de conducta ilegal,” dijo la iglesia en una declaración, la cual fue emitida el lunes (13 de julio).
La iglesia dijo que ha realizado un entrenamiento mandatorio anual para los empleados al cuidado de niños desde 2007, y realiza múltiples entrenamientos estratégicos durante el año para todos los empleados al cuidado de niños. Los voluntarios de Bellevue también asisten al entrenamiento anual de prevención de abuso infantil.
“Nos duele enormemente que cualquiera en cualquier lugar sea víctima de abuso,” dijo la iglesia en una declaración. “Es nuestro deseo ponerle punto final al abuso y cuidar a las víctimas de cualquier manera que lo necesiten. Estamos extremadamente preocupados por el abuso que ocurre en las iglesias a través del mundo y estamos trabajando aquí en casa para proveer educación y entrenamiento y para asegurar que todo comportamiento inmoral y/o ilegal sea expuesto.”
En la declaración, la iglesia también reconoció que “el entrenamiento y los procedimientos por sí solos no son suficientes para lidiar con este asunto. Nos esforzamos por apoyar a las víctimas primero y para animar a la gente con cualquier conocimiento de abuso a presentarlo ante las autoridades. … Deseamos construir una cultura que trate con el abuso directa y honestamente.”
Los padres de la víctima basan su demanda en acciones que ellos dicen ocurrieron antes del arresto de Hook. Hook no ha sido acusado de ninguna otra de las alegadas acciones.
Los padres presentados como John y Jane Doe a nombre de su hija, que es nombrada como Janet Doe, acusan a Bellevue de inapropiadamente poner a Hook en un puesto que le permitió contactarse con menores, de ignorar una advertencia de los padres acerca de Hook, de no tener políticas en el lugar para prevenir que Hook estuviera solo con menores en la propiedad de la iglesia, y de no entrenar al personal para reconocer y reportar un comportamiento sospechoso.
En una respuesta a la corte el 3 de junio, Bellevue negó todas las alegaciones. La iglesia presentó una petición de anulación el 5 de junio.
Hook había tenido una relación anterior con los Doe. En 2011, estuvo involucrado en una relación extramarital con Jane Doe. La queja alega que ambas parejas participaron en consejería con un miembro del personal de Bellevue.
John y Jane Doe se unieron a Bellevue en 2017, donde Hook ya era miembro. Los Doe solicitaron el divorcio en 2018, de acuerdo con la demanda. La demanda alega que John Doe le advirtió al personal de Bellevue que a Hook no deberían confiársele niños, y que él específicamente no quería a sus hijos alrededor de Hook.
En el otoño de 2018, Hook inició lo que él describió a las autoridades como una “relación padre hija” con Janet Doe, quien en ese entonces tenía 15 años. Él le dio a ella un anillo para que lo usara hasta que ella se casara y comenzó a iniciar contacto íntimo que tanto la víctima como Hook le dijeron a la policía nunca progresó a una relación sexual.
Los demandantes alegan que mientras Hook era empleado de Bellevue, comenzó “a inducir” a Janet Doe a tener una relación con él, la llenaba de regalos, y se ponía en cercana proximidad a ella cuando ella estaba de voluntaria en las clases de los niños los domingos y los miércoles.
La demanda además alega que “Bellevue Baptist Church le permitió a James Hook acceso no supervisado e irrestricto a los voluntarios y específicamente a Janet Doe,” y que “Bellevue Baptist Church aún más le permitió a Hook salir de la iglesia con Janet Doe.”
En su respuesta a la demanda, Bellevue negó conocer el alegado comportamiento de Hook.
“Bellevue no puede ser responsable por el comportamiento criminal independiente y no autorizado del señor Hook,” dijo la iglesia en su respuesta y añadió: “Simplemente no es suficiente para alegar que el abuso sexual infantil era un riesgo razonablemente previsible con base en las vagas y ambiguas alegaciones.”
En una declaración divulgada el viernes (10 de julio), Bellevue dijo que proveería información adicional a la familia de la iglesia a medida que el caso avanzara.
“El bienestar de nuestra familia de la iglesia es de suma importancia para nosotros,” dijo Bellevue en la declaración inicial. “Oramos por eso y continuaremos apoyando a todo aquel que haya sido víctima de abuso.”
En su subsiguiente declaración a Baptist Press, la iglesia dijo: “Estamos orando por todos los involucrados en el proceso penal pendiente y la familia afectada por esta situación.”
Los demandantes están buscando una cantidad no especificada de indemnización monetaria, de acuerdo con los documentos de la corte.
Los mensajeros a la reunión anual de la Convención Bautista del Sur (SBC) 2019 trataron el asunto del abuso sexual, y aprobaron dos enmiendas constitucionales y cambios en los estatutos que establecen que el abuso sexual es motivo de exclusión de una iglesia del compañerismo de la convención, y redireccionaron el Comité de Credenciales de la SBC para que haga indagaciones y recomendaciones para una posible exclusión de las iglesias si el abuso sexual es mal manejado.
Las enmiendas constitucionales requieren un segundo voto de los mensajeros para que se hagan efectivas, pero la votación ha sido retrasada hasta el 2021 debido a la cancelación de la reunión anual de la SBC 2020.
Tras una investigación a una iglesia en 2007 relacionada con el abuso del pastor Paul Williams de su hijo adolescente 17 años antes, un comité de investigación interna concluyó que la iglesia estaba “mal preparada en varios frentes para el manejo del asunto Paul Williams,” y que los procedimientos y protocolos de la iglesia “eran y son inadecuados.”
El comité recomendó una revisión completa y ajuste de las políticas y procedimientos de la iglesia y un entrenamiento adicional del personal, y proveyó consejería para aquellos que se sentían afectados por el comportamiento de Williams.
Steve Gaines, quien sirvió como presidente de la Convención Bautista del Sur del 2016 al 2018, ha sido el pastor sénior de Bellevue desde 2005.

    About the Author

  • Por Diana Chandler
    Diana Chandler es escritora y editora de asignación general de Baptist Press. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante mediante el Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con los intereses de los bautistas del sur nacional y mundialmente. Read All by Por Diana Chandler ›