fbpx
Articulos en Español

La Corte Suprema de Texas permite que siga adelante el caso de presuntos abusos contra Pressler

Edificio de la Corte Suprema de Texas. Foto de Wikimedia Commons


HOUSTON (BP) — La Corte Suprema de Texas despejó el camino para que un caso contra un conocido ex líder de la SBC siga adelante al denegar una petición de revisión el 1 de abril. Una corte de apelación de Texas dictaminó el 25 de febrero de 2021 que el caso contra Paul Pressler, que había sido desestimado, podía reanudarse. Pressler apeló la decisión ante la Corte Suprema del estado el 12 de mayo de 2021.

Pressler, ex miembro del Comité Ejecutivo de la SBC, ex primer vicepresidente de la SBC (2002 y 2003) y ex legislador y juez de Texas, ha sido demandado por Gerald Duane Rollins. En la demanda presentada originalmente en octubre de 2017, Rollins alega que Pressler lo violó en 1980, cuando Rollins tenía 14 años y asistía a un estudio bíblico en la iglesia de Pressler. Según la declaración jurada, Pressler continuó violando a Rollins, “en el transcurso de los siguientes 24 años más o menos,” mientras Rollins avanzaba hacia sus 30 años. El caso había sido desestimado en 2018 alegando que había prescrito, pero la Corte de Apelación dictaminó el año pasado que Rollins había sufrido un trastorno de estrés postraumático, modificando así el plazo de prescripción para denunciar los supuestos abusos.

Rollins pide un millón de dólares por daños y perjuicios.

El caso también nombra a la esposa de Pressler, Nancy, a Paige Patterson, a Jared Woodfill, a Woodfill Law Firm F/K/A Woodfill & Pressler, L.L.P., al Seminario Teológico Bautista Southwestern, a la Convención Bautista del Sur y a la First Baptist Church de Houston como demandados.

Rollins dijo que trabajó de 2003 a 2004 como asistente de Pressler en la oficina de éste. Un altercado en 2003 en una habitación de hotel de Dallas entre los dos hombres dio lugar a que Rollins demandara a Pressler por agresión simple. El caso se resolvió cuando Pressler aceptó pagar a Rollins 1.500 dólares al mes durante 25 años y Rollins aceptó mantener la confidencialidad de la demanda y del altercado.

Admitiendo que no ha tenido contacto con Pressler, de 90 años, desde 2004, Rollins afirma que el abuso que sufrió lo envió a una vida de adicción, alcoholismo y encarcelamiento. Afirma que mientras estaba en prisión, en noviembre de 2015, el asesoramiento psiquiátrico lo llevó a darse cuenta por primera vez de que su relación con Pressler no fue consentida. Por lo tanto, el plazo de prescripción de cinco años no debería haber comenzado hasta ese momento, afirma.

Sus abogados estuvieron de acuerdo, diciendo que Rollins no estaba en su sano juicio para hacer las alegaciones hasta 2015. En la declaración jurada, Harvey A. Rosenstock, el psiquiatra de la prisión de Rollins, dijo que el supuesto abuso había “causado que estos recuerdos abrumadoramente dolorosos fueran reprimidos y disociados defensivamente.”

En su decisión de febrero de 2021, la Corte de Apelación del Primer Distrito de Texas coincidió con Rollins en que el trastorno de estrés postraumático había desempeñado un papel en su capacidad para discernir los abusos.

Rollins alegó además que Pressler le dijo que los abusos sexuales estaban “sancionados divinamente pero que debían mantenerse en secreto porque sólo Dios los entendería.”

A Pressler, junto con Paige Patterson, se le atribuye en gran medida la orquestación de lo que se conoció como el Resurgimiento Conservador, que redirigió la SBC lejos del liberalismo teológico hacia una visión de las Escrituras como inerrantes. Sirvió en la Cámara de Representantes de Texas de 1957 a 1959 antes de fungir como juez de la 14º Corte de Apelaciones de Texas en Houston de 1978 a 1992.

No se han fijado las futuras fechas de audiencia en el Tribunal de Distrito del Condado de Harris.

    About the Author

  • Brandon Porter
    Brandon Porter serves as Associate Vice President for Convention News at the SBC Executive CommitteeRead All by Brandon Porter ›