- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

La Corte Suprema ofrece esperanza en el caso de las adopciones temporales

[1]

WASHINGTON (BP) – La Corte Suprema de Estados Unidos dio esperanzas el miércoles (4 de noviembre) de que defenderá la libertad de las agencias de adopción y cuidado de crianza basadas en la religión para llevar a cabo sus ministerios de acuerdo con sus creencias.

El tribunal superior escuchó argumentos orales sobre si la ciudad de Filadelfia violó la libertad religiosa de los Servicios Sociales Católicos (CSS) cuando detuvo las referencias a la agencia para los hogares de adopción temporal que ella autoriza. La ciudad tomó la medida en el 2018 porque CSS no coloca a los niños con parejas del mismo sexo, así como con personas lesbianas, gays, bisexuales o transgénero (LGBTQ), debido a sus creencias sobre el matrimonio y la sexualidad.

El Tribunal de Apelaciones del Tercer Circuito en Filadelfia confirmó el año pasado el fallo de un juez federal a favor de la ciudad. La corte de apelaciones rechazó la afirmación de CSS de que la ciudad había violado sus derechos bajo las cláusulas de libre ejercicio, establecimiento y libertad de expresión de la Primera Enmienda, así como la Ley de Protección de la Libertad Religiosa de Pensilvania.

El caso, otro episodio en la disputa continua entre la protección de la libertad religiosa de las agencias basadas en la fe o de las preocupaciones de las personas LGBTQ, brinda a los jueces la oportunidad de reconsiderar su opinión de 1990 en la División de Empleo contra Smith que tuvo el efecto de reducir el ejercicio libre de la religión. El caso “tiene enormes implicaciones”, dijo el juez asociado Stephen Breyer durante los argumentos orales.

Los defensores de la libertad religiosa que apoyaron a CSS en el caso expresaron optimismo después de los argumentos, que se llevaron a cabo por conferencia telefónica debido a la pandemia de la COVID-19.

“Nos alentó el argumento oral y tenemos la esperanza de una resolución clara de este caso que permita que las agencias de bienestar infantil basadas en la fe en todo el país puedan servir a los niños y las familias de adopción temporal de acuerdo con sus convicciones”, dijo Travis Wussow, consejero general y vicepresidente de políticas públicas de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de los bautistas del sur (ERLC), en comentarios escritos.

[2]

“La comunidad de fe constituye la columna vertebral del sistema de bienestar infantil en nuestro país porque responde constantemente al llamado cuando los niños vulnerables necesitan ayuda y un hogar seguro”.

Luke Goodrich, vicepresidente y asesor principal de la organización de libertad religiosa Becket, especuló en Twitter que el voto para CSS podría ser 8-1 ó 9-0.

“Parece una victoria para los padres adoptivos católicos, posiblemente una gran victoria por un amplio margen”, tuiteó Goodrich después de escuchar los argumentos orales. “Y los jueces entendieron claramente que proteger la libertad religiosa en este caso no solo es un requisito de la Constitución, sino también lo mejor para los niños necesitados”.

El abogado de los bautistas del sur, Michael Whitehead, dijo que es “cautelosamente optimista” que el tribunal superior dictaminará a favor de CSS “y puede revisar o anular la decisión de Smith, por el bien de los reclamantes de la libertad religiosa en general”.

“Los ministerios denominacionales como el Hogar Bautista de Niños en Missouri pueden verse significativamente afectados por la decisión en este caso, por lo que lo estamos observando con atención”, dijo en una declaración escrita. “De hecho, todas las personas y organizaciones religiosas deberían estar interesadas en el resultado de este caso y el futuro de la decisión de Smith”.

Whitehead y su hijo Jonathan, que viven en el área de Kansas City, Mo., brindan asesoría legal para la Convención Bautista de Missouri y algunas de sus entidades.

Rick Morton, vicepresidente de participación de Lifeline Children’s Services, que ayuda a las familias que adoptan a nivel nacional e internacional, dijo en comentarios escritos: “Como ministerio cristiano que capacita y apoya a las familias de adopción temporal, reconocemos a las familias de adopción temporal como socios ministeriales con quienes un nivel de acuerdo en la fe y la práctica es esencial para la asociación tanto para la agencia como para la familia. La fe no es una parte opcional de nuestro trabajo. Es fundamental para ello.

“En realidad, si las agencias de colocación de niños basadas en la fe y las familias de fe son excluidas de participar debido al ejercicio de sus creencias sinceras, el sistema de bienestar infantil en Estados Unidos colapsará bajo su propio peso”.

En apoyo a CSS, tanto el ERLC como Lifeline firmaron informes de amigos de la corte para los jueces. La ERLC, que también había presentado un escrito en el caso ante el Tribunal del Tercer Circuito, dijo al tribunal superior que Filadelfia había atacado a CSS debido a sus “creencias y prácticas religiosas sinceras” y, por lo tanto, violó la cláusula de la Primera Enmienda que protege el libre ejercicio de la religión.

CSS, que había trabajado con Filadelfia durante más de 50 años para ayudar a brindar adopciones temporales, nunca ha sido abordado por una pareja del mismo sexo y ha dicho que derivaría a una pareja de este tipo a una agencia que proporcione servicios para parejas homosexuales. Casi 30 agencias trabajan con la ciudad en la adopción temporal.

Lori Windham, abogada principal de Becket que representó a CSS y a los padres adoptivos que presentaron la demanda, dijo a los jueces durante los argumentos: “Lo que la ciudad está tratando de hacer aquí es decirles a los grupos religiosos que han estado haciendo esto desde antes de que la ciudad se involucrara, ‘Te vamos a excluir; ya no puedes realizar este trabajo a menos que tomes medidas que sean contrarias a su fe.’ Eso es algo que prohíbe la Cláusula de libre ejercicio”.

El abogado del Departamento de Justicia, Hashim Mooppan, dijo en nombre de CSS: “[Lo] que ha hecho la ciudad es peor que cortarse la nariz para destruir su rostro. Lo que está haciendo es aislar hogares para los niños más vulnerables de la ciudad solo por molestar a la Iglesia católica”.

Neal Katyal, un abogado de Washington, D.C., que representa a Filadelfia, negó que CSS hubiera sido atacado por sus creencias. Dijo a los jueces que el caso “no se trata de actividades o creencias privadas. El gobierno tiene amplios poderes para imponer condiciones a los contratistas como CSS que están en el lugar del gobierno, realizando funciones gubernamentales “.

Algunos jueces expresaron su escepticismo sobre los motivos de Filadelfia.

“[S] i somos honestos acerca de lo que realmente está pasando aquí, no se trata de garantizar que las parejas del mismo sexo en Filadelfia tengan la oportunidad de ser padres adoptivos”, dijo el juez asociado Samuel Alito. “Es el hecho de que la ciudad no puede soportar el mensaje que los Servicios Sociales Católicos y la Arquidiócesis están enviando al seguir adhiriéndose al punto de vista antiguo sobre el matrimonio”.

El juez asociado Brett Kavanaugh dijo que parece que Filadelfia “estaba buscando una pelea y ha llevado esa pelea seria y controvertida hasta la Corte Suprema a pesar de que ninguna pareja del mismo sexo había acudido a CSS, a pesar de que hay 30 agencias disponibles para parejas del mismo sexo y aunque CSS recomendaría a cualquier pareja del mismo sexo a que vaya a una de esas otras agencias “.

La nueva jueza asociada Amy Coney Barrett preguntó por qué el tribunal superior debería considerar anular la decisión de Smith.

Windham dijo: “En nuestra sociedad pluralista, se supone que una cláusula de ejercicio libre que funcione correctamente evita este tipo de conflicto innecesario y dañino. Hay niños que están en espera de hogares amorosos.  Ni Filadelfia ni Smith deberían interponerse en el camino “.

En su escrito para la Corte Suprema, la ERLC instó a los jueces a revocar el fallo de Smith.

En ese dictamen de 1990, la Corte Suprema modificó la forma en que se interpreta la cláusula de libre ejercicio. Los jueces dictaminaron que la Constitución no requiere un ajuste para el libre ejercicio de la religión en el caso de una ley neutral que sea generalmente aplicable al público.

El Congreso trató de remediar la acción del tribunal superior al aprobar en 1993 la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa (RFRA), que requiere que el gobierno tenga un interés imperioso y utilice los medios más estrechos posibles para intervenir en el ejercicio religioso de una persona. Sin embargo, la Corte Suprema anuló la RFRA con respecto a su aplicación a los gobiernos estatales y locales.

La ERLC ha hecho una prioridad en su agenda legislativa el encontrar una solución federal al problema de las agencias religiosas. Ha trabajado a favor de la adopción de la Ley de inclusión de proveedores de bienestar infantil, que prohibiría la discriminación del gobierno contra las agencias de adopción y otras entidades de bienestar infantil que se niegan a participar en el servicio de una manera que contradice sus creencias.