fbpx
Articulos en Español

La Junta de Misiones Internacionales forma un equipo de trabajo en vista de la amenaza global del coronavirus


RICHMOND, Va. (BP) — Mientras la crisis mundial del coronavirus alcanza el nivel de pandemia, la Junta de Misiones Internacionales anunció el viernes (28 feb.) la formación de un equipo de trabajo para abordar las implicaciones del coronavirus para el personal y compañeros de trabajo de la JMI, incluyendo a los voluntarios de las iglesias que hacen viajes misioneros.

“Reconocemos la preocupación que está causando el coronavirus, y estamos agradecidos por los individuos y las iglesias que están orando por el personal de la JMI y por la gente alrededor del mundo que ha sido afectada directamente por el virus,” dijo en un boletín de prensa Paul Chitwood, presidente de la Junta de Misiones Internacionales (IMB). “Estamos monitoreando continuamente la situación global y seguimos en contacto frecuente con nuestros misioneros para tomar las mejores precauciones posibles con relación a su salud y seguridad.”

Los reportes y recomendaciones actualizados están disponibles para el personal de la JMI, sus socios y equipos misioneros en la página de internet recientemente creada: www.imb.org/COVID-19.

El virus ha causado la muerte de por lo menos 2,858 personas y ha enfermado a más de 83,000 mundialmente según reportó el viernes la Organización Mundial de la Salud (WHO) a través de una conferencia de prensa.

El coronavirus ha cumplido con dos de los tres criterios del estatus de pandemia, dijo el jueves el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, y el viernes, la OMS aumentó de “alta” a “muy alta” la alerta mundial de la transmisión del coronavirus.

“El equipo de trabajo recomienda que el personal y las iglesias monitoreen las normas del CCE y siga las recomendaciones más actualizadas con respecto a viajar y a la prevención,” dijo la JMI en su boletín de prensa. “La JMI sugiere que las iglesias monitoreen frecuentemente las alertas de viaje para tomar decisiones sabias y cubiertas de oración sobre los viajes misioneros planificados para el futuro cercano.”

La nueva página en internet ofrece un portal para los esfuerzos de apoyo financiero en áreas específicas impactadas por el virus.

Los bautistas del sur que están ministrando en ciertas áreas de alto riesgo han reportado una mayor receptividad ante el Evangelio, dijo el jueves Paul Chitwood, el presidente de la JMI durante un almuerzo en el Southwestern Seminary.

“Los colegas y personal locales necesitan urgentemente los suministros para continuar respondiendo ante las necesidades de los afectados,” dice la JMI en su página de internet. “Su donación proveerá paquetes de máscaras faciales, gel antiséptico para las manos, suministros médicos, y otros recursos críticos que serán distribuidos a individuos y familias por todo el país.”

“Enfrentamos la realidad de la muerte de una manera que es tan innegable,” citó SWBTS a Chitwood. “Así que estaremos orando por un gran movimiento del Espíritu Santo; por la salvación de más y más personas.”

Mientras que la tasa de nuevos casos se ha desacelerado en China, por lo menos cinco países reportaron sus primeros casos el jueves, y los Estados Unidos documentaron su primer caso en una persona que no ha viajado al extranjero, según la OMS y los reportes en los medios de comunicación. El virus ha afectado varios sectores internacionales en lo económico y social, incluyendo los esfuerzos evangelísticos y de discipulado.

La JMI ha reubicado a algunos misioneros en áreas donde la interacción y el ministerio son más posibles, reportó SWBTS, mientras que otros misioneros han decidido quedarse en sitios de alto riesgo.

Willow Creek Community Church, una iglesia no bautista del sur localizada en Chicago, terminó un esfuerzo evangelístico en Karlshruhe, Alemania, debido a preocupaciones sobre el coronavirus, dijo el viernes la iglesia en Twitter.

“Esto se hizo debido a razones de seguridad,” tuiteó la iglesia. “Según las autoridades de la salud, los participantes nunca estuvieron en peligro.”

Ronnie Floyd, el presidente del Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur, junto con Peter Yanes, director ejecutivo de relaciones y movilización asiático-americanas en el CE, han invitado a la oración por la comunidad global que está siendo afectada por el virus.

El CCE reportó el 25 de febrero el primer caso en los Estados Unidos en una persona sin historial de viajes internacionales recientes, pero el virus no se está esparciendo por las comunidades en los Estados Unidos, dijo el CCE. Hasta el jueves, la OMS reportó 59 casos en los Estados Unidos, incluyendo seis casos nuevos. No se han reportado muertes por causa del coronavirus en los Estado Unidos.

“Es preocupante el hecho que esta enfermedad ha causado padecimientos, incluyendo los que incluyen la muerte, y que se ha contagiado de una persona a otra,” dijo el CCE en un reporte actualizado el jueves. “Estos factores cumplen con dos de los criterios para declarar una pandemia. Mientras se detecta el contagio en más y más comunidades y países, el mundo se acerca más al cumplimiento del tercer criterio, la propagación mundial del nuevo virus.”

La OMS, en una conferencia de prensa el viernes, reportó un aumento de su preocupación. Cinco países: Dinamarca, Estonia, Lituania, los Países Bajos y Nigeria, reportaron sus primeros casos desde el jueves, y todos los casos parecen estar aparentemente conectados con Italia, dijo la OMS.

“Lo que vemos en este momento son epidemias entrelazadas del COVID-19 en varios países, pero la mayoría de los casos todavía se pueden trazar hasta contactos ya conocidos o ramilletes de casos,” dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la OMS. “No vemos evidencia todavía de que el virus se está esparciendo libremente en las comunidades.”

El director general instó al público a no solamente seguir las precauciones de seguridad, si no a que también siga a los hechos en vez del miedo.

“Es normal y entendible sentir ansiedad, especialmente si viven en un país o comunidad que ha sido afectada. Averigua lo que puedes hacer en tu comunidad. Discute cómo mantenerse seguros en tu lugar de trabajo, escuela o lugar de alabanza,” dijo Ghebreyesus. “Juntos, somos poderosos. La contención comienza contigo. Nuestro mayor enemigo ahora mismo no es el virus en sí. Es el miedo, los rumores y el estigma. Y nuestro mayor recurso son los hechos, la razón y la solidaridad.”

Chitwood instó al público a seguir las medidas de precaución, y reiteró el compromiso de la JMI de orar y cumplir la Gran Comisión.

“Nosotros afianzamos todas nuestras decisiones con oración ferviente pidiendo la sabiduría y guía del Señor,” dijo Chitwood. “Como lo hacemos a diario, confiamos en la providencia de Dios en esta situación y fielmente nos mantenemos activos para alcanzar las naciones.”

La JMI recomienda a su personal que no viajen a o a través de Hong Kong, dijo la entidad en su boletín de prensa.

El CCE desalienta los viajes no esenciales a China y Corea del Sur y anima a que aquellos mayores de 60 años con condiciones médicas crónicas eviten hacer viajes no esenciales a Italia, Japón e Irán.

Las medidas generales de seguridad incluyen lavarse las manos frecuentemente por lo menos durante 20 segundo en cada ocasión; usar gel antiséptico para las manos cuando no se disponga de jabón, evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos si éstas no se han lavado recientemente.

    About the Author

  • Por Diana Chandler
    Diana Chandler es escritora y editora de asignación general de Baptist Press. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante mediante el Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con los intereses de los bautistas del sur nacional y mundialmente. Read All by Por Diana Chandler ›