fbpx
Articulos en Español

La pasión por la Gran Comisión impulsa el engranaje del ministerio y los negocios de Eddie López


FORT WORTH, Texas (BP) – Eduardo “Eddie” López se compara con el profeta Jonás del Antiguo Testamento.

Después de haber enseñado en la Escuela Dominical y de haber dirigido el culto como hijo de pastor en Coahulia, México, supo que había sido llamado al ministerio allí.

“Eso es algo que no quería hacer, ser pastor”, dijo López a Baptist Press días después de su elección como segundo vicepresidente de la Convención Bautista del Sur. “Le dije a Dios: ‘Puedes pedirme lo que quieras, pero por favor no me pidas que sea pastor’. Y huyendo de mi vocación vine a Estados Unidos. Soy como Jonás, huyendo”.

López se casó, abrió un restaurante y en 1999, con sólo 30 años, se consideraba un empresario de éxito.

“Joven, guapo… en aquella época”, se rió, “con mi propio negocio. Y me dije hey, lo logré, con mi hermosa esposa (Zoila), mi hermosa hija (Arianna), pero tenía un gran vacío en mi corazón, enorme, gran vacío en mi corazón. Y sabía que la razón de ese vacío era que estaba huyendo de mi vocación”.

La experiencia de López y su eventual rendición al llamado de Dios impulsan hoy su pasión por el ministerio, orientando y animando intencionadamente a pastores jóvenes.

El Restaurante Tino’s, el negocio de López en Sunnyvale, cierra los domingos, no vende bebidas alcohólicas y sólo se oye música cristiana por los altavoces.

Cuando un cliente pensó que el restaurante Tino’s de Sunnyvale era una marisquería por el pez de neón del rótulo, López aprovechó la oportunidad para compartir el Evangelio contando la historia de Jesús, nuestro Salvador, y el llamado a ser pescadores de hombres. Tino’s es Tex-Mex.

López enseña la Escuela Dominical en Tino’s para empleados antes de dirigirse a su pastorado, First Baptist Forney en Español, para predicar el sermón dominical de las 11 de la mañana.

Todos los meses organiza una comida gratuita para los empleados y sus familias en el restaurante Martinez de Mesquite, propiedad de su cuñado, a la que suelen acudir entre 50 y 70 personas, y comparte el Evangelio.

Asista al rodeo Martinez Bucking Bulls, un negocio que López ayuda a su suegro a dirigir en Sunnyvale, y recibirá un folleto evangélico con su entrada.

López ha sido mentor de seis jóvenes pastores que han plantado iglesias en el área metropolitana de Dallas-Fort Worth, y colabora con la Send Network de la Junta de Misiones Norteamericanas formando a nuevos plantadores de iglesias.

“Ése es mi corazón, mi pasión, ver a la gente que tiene vocación para hacerlo”, dijo, “porque nadie me ayudó cuando (estaba) huyendo de Dios, nadie me habló y me dijo: ‘Ven para acá porque ésa es la voluntad de Dios’”.

“No quiero que los jóvenes cometan el mismo error que yo”, afirma, y ayuda en todo lo que puede, incluida ayuda económica y asesoramiento.

El fundador de iglesias Jeff Pereira conoció a López después de que un amigo lo describiera como una “persona a la que le gusta ayudar a los nuevos fundadores de iglesias”, dijo Pereira a Baptist Press.

“Y definitivamente esto es cierto y es muy vital en el corazón del pastor López”, dijo Pereira. “Desde 2018, el pastor López ha sido un gran amigo para mí y más allá de eso, hemos hecho varios viajes misioneros juntos. Dios conecta a las personas para el propósito de Su Reino, y estoy muy contento y bendecido de que Dios nos haya conectado en 2018”.

Pereira es el pastor fundador de True Life Church, que actualmente se reúne en Mesquite Friendship Baptist Church, 820 Pioneer Rd. en Mesquite, una iglesia bautista independiente de la Asociación Misionera Bautista de América.

López representa para Pereira el carácter de Jesús y las enseñanzas del Evangelio.

“Su corazón abierto para hacer la voluntad de Dios, su generosidad y su alegría constante han inspirado mi propia vida y mi ministerio”, dijo Pereira. “A través de su estilo de vida él es un excelente testimonio. El pastor López me ha enseñado a ser humilde, a servir a la gente y a glorificar y agradecer siempre a Dios por los resultados, ya sean positivos o negativos”.

López había abrazado la humildad más de una docena de años antes de conocer a Pereira. Había llegado al final de sí mismo cuando su primer restaurante sufrió varios años de declive a principios de la década de los 2000.

“Una noche cerré el restaurante, me tumbé en la alfombra y le dije a Dios: ‘Te entrego mi vida. No puedo huir. ¿Qué quieres que haga?” Recordó López. “Si tengo que renunciar a mis sueños y a mi propio deseo, te lo entrego a Ti. Pero no quiero sentir ese vacío en mi corazón’. Y fue entonces cuando Dios empezó a trabajar conmigo durante tres años”.

Una sucesión de incidentes allanó un sólido camino hacia el pastorado de López.

Un hombre le ofreció comprar su restaurante con un beneficio lo bastante grande como para que pudiera marcharse sin deudas. López le vendió el negocio.

El fallecido Jimmy Pritchard, en ese momento pastor principal de la First Baptist Church de Forney, llamó a López para que iniciara un ministerio hispano. López, que había estado predicando cuando era necesario en Familia Bethel International, una iglesia no confesional de Dallas, nunca había conocido a Pritchard.

“Le dije: ‘pastor yo no lo conozco a usted y usted no me conoce a mí’. Él me dijo: ‘No, usted es la persona indicada’”.

López estuvo de acuerdo, y plantó la First Baptist Forney en Español (Un ministerio de la First Baptist Forney) en 2005.

Hace cinco años, el suegro de López traspasó la propiedad del restaurante Tino’s a López y a su esposa, le dijo López a Baptist Press, porque había ayudado muchos años con los restaurantes mientras también servía en el ministerio.

Huir de su vocación resultó ser inútil.

“Siempre se hará la voluntad de Dios”, dice López. Enseña a los jóvenes fundadores de iglesias que a veces Dios te pedirá lo que más quieres, lo dejará a un lado, te preparará para el ministerio y luego te volverá a conectar con lo que habías perdido.

“Esa es mi experiencia”, dijo López. “Ahora, Dios me bendijo con un ministerio, Dios me bendijo con un negocio”.

López le había dicho a Dios que no sólo quería trabajar en el ministerio, sino que quería ser dueño de un negocio para tener algo más que dar a la iglesia. Le había expresado a Dios su deseo de ministrar no por lo que pudiera ganar, sino por lo que pudiera dar. Para Lopez, el negocio no seria para ganar, sino para dar.

El amigo de López, Humberto González, pastor hispano en la First Baptist Church de Dallas, ve el corazón de López para el servicio. Los dos se conocieron en 2012 cuando González se mudó a Dallas/Fort Worth desde Miami.

“No sólo es un buen amigo, sino que también tiene el don del servicio. Sirve a su esposa y a sus dos hijas (Arianna y Selah) con amor, y sirve a los miembros de su iglesia con dedicación”, dijo González. “Cuando se enteró de mi llamado a plantar el ministerio hispano en la First Baptist Dallas, estuvo allí para orar por ello. Finalmente, tiene un gran corazón para plantar iglesias y misiones locales y globales”.

“Ha demostrado ser un hombre íntegro, humilde y con un corazón de servicio y generosidad”.

López y González han trabajado juntos en varios proyectos ministeriales, incluyendo evangelismo y conferencias de hombres con la Convención de Bautistas del Sur de Texas, y en retiros de la Send Network. González describe a López como un hombre de integridad y humildad, con un corazón para el servicio y la generosidad.

López no ve ninguna dicotomía entre su negocio y su ministerio.

“Tienes la oportunidad de compartir el Evangelio con la gente que trabaja para ti, y un día serás responsable ante Dios de esa persona”, dijo López. “Así que nos lo tomamos muy en serio. Si Dios envía a alguien a trabajar para nosotros, nuestra responsabilidad es compartir el Evangelio, asegurarnos de que esas personas no tengan excusa cuando estén ante Dios”.

“Si dices que perteneces a Dios, todo lo que tienes pertenece a Dios. No eres dueño de nada. Así es como creemos”.

    About the Author

  • Por Diana Chandler

    Diana Chandler es escritora y editora de asignación general de Baptist Press. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante mediante el Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con los intereses de los bautistas del sur nacional y mundialmente.

    Read All by Por Diana Chandler ›