fbpx
Articulos en Español

La selección de Biden para secretario de salud alarma a los defensores de la libertad religiosa


WASHINGTON — Bautistas del sur se unieron a otros defensores de la libertad religiosa para expresar su oposición a la selección del presidente electo Joe Biden para secretario de salud y servicios humanos, el fiscal general de California Xavier Becerra.

“El señor Becerra tiene un historial consistente de oposición a la libertad religiosa y a los valores culturales que emergen de las convicciones religiosas,” dijo Jeff Iorg, presidente del Seminario Gateway en California. “Él demostrará, sin lugar a dudas, sus convicciones y usará su puesto para promover esas posturas si su designación al gabinete es aprobada.

“El país se beneficiaría con alguien menos antagonista a las comunidades religiosas.”

Albert Mohler Jr., presidente del Southern Baptist Theological Seminary en Louisville, Kentucky, hizo eco de esos sentimientos en la edición del lunes (7 de diciembre) de su podcast The Briefing.

“Esto es realmente grande. Es de enorme preocupación. Es difícil imaginar a alguien que sea más dañino en el puesto de secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) que Xavier Becerra,” dijo Mohler.

La selección de Becerra por Biden fue una sorpresa para muchos en la comunidad médica, de acuerdo con el New York Times. Esos observadores esperaban – y en muchos sentidos hubieran preferido – alguien con más experiencia en medicina o en salud pública cuando el CDC está reportando más de 281.000 muertes debido al COVID-19 y el país se está preparando para un esfuerzo masivo de vacunación.

“Espero que, mientras se somete al proceso del deber constitucional del Senado de recomendación y consentimiento, los senadores le pregunten a Xavier Becerra acerca de su continua hostilidad hacia los centros de recursos para el embarazo y otras instituciones con bases religiosas durante su cargo como fiscal general de California, y si esas acciones caracterizarían su liderazgo potencial en el HHS,” dijo el presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC), Russell Moore.

“El país necesita desesperadamente un Departamento de HHS que pueda unificar y movilizar, no uno que divida aún más. El nuevo secretario del HHS, un puesto que es crucialmente importante pero nunca más que durante una pandemia global, debe tener al coronavirus como el enemigo número uno, no a los estadounidenses con diferentes convicciones religiosas. Espero con interés escuchar estas preguntas contestadas en los días por venir.”

El camino a seguir para que el Senado apruebe al nominado de Biden es turbio. Las elecciones de segunda vuelta de Georgia programadas para el 5 de enero determinarán los últimos dos escaños en el Senado. Actualmente, los republicanos tienen una ventaja de 50 a 48. Si los demócratas ganan esos últimos dos escaños, la vicepresidenta electa Kamala Harris emitirá el voto decisivo, lo que efectivamente les dará la mayoría a los demócratas.

Hoy fue el último día para que los georgianos se inscribieran para votar en la elección de segunda vuelta.

En 2018, la ERLC se unió a otros grupos en un caso en la Corte Suprema que involucraba a los centros de embarazo provida de California, donde en ese momento Becerra servía como fiscal general. Una ley de California había tratado de exigir que esos centros de embarazo publicitaran los servicios cercanos de aborto para las clientas o enfrentarían multas de hasta $1.000 al día.

En última instancia, la Corte Suprema apoyó a los centros de embarazo en el Instituto Nacional de la Familia y Defensores de la Vida (NIFLA) v. Becerra. Sin embargo, Mohler describió el actual ascenso del fiscal general a un puesto nacional como potencialmente catastrófico para las causas y los grupos conservadores.

“Sería difícil crear, aun en la imaginación, un nominado para esta clase de puesto que fuera de más profunda preocupación, para cualquiera que esté a favor de la vida o del matrimonio o de la libertad religiosa, que Xavier Becerra.” dijo Mohler en su podcast. “Él ha convertido su oficina como fiscal general de California en una máquina industrial y ha impulsado la agenda de Planned Parenthood y la cultura de la muerte a través del movimiento de los derechos al aborto.

“Xavier Becerra es un entusiasta partidario de la Ley de Igualdad que avasallaría a expensas de la libertad religiosa y del fortalecimiento de la revolución LGBTQ. A principios de este año, indicó que si Roe v. Wade fuera a ser revertido por la Corte Suprema, como fiscal general de California, ni siquiera enjuiciaría un caso que fuera criminalizado debido a su apoyo a los derechos al aborto. Él inclusive se pondría a sí mismo en contra de la ley.”

A principios de año, bajo la administración Trump, el Departamento de Salud y Servicios humanos le puso un alto a Becerra y a la práctica del estado de California de obligar a todos los planes de seguro de salud y sus emisores – inclusive las iglesias – a proveer cobertura para abortos.

Más recientemente, las iglesias de California han reclamado las imposiciones de mano dura sobre su derecho a reunirse en persona debido a las restricciones de la pandemia COVID-19 puestas en marcha por el gobernador Gavin Newsom y aplicadas por Becerra. Algunas iglesias dicen que esas restricciones han sido aplicadas de manera desigual entre las casas de culto y otros eventos seculares y de negocios similarmente asistidos.

Otros líderes conservadores y provida también expresaron su oposición a la elección. “Lejos de ‘unir’ al país, Biden ha demostrado una vez más que es un extremista en el aborto,” dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta de la provida Susan B. Anthony List. “Becerra es agresivamente proaborto y un enemigo de la libertad de expresión.”

“C/la elección de @JoeBiden de @AGBecerra para secretario de HHS, lo estamos viendo cumplir su promesa de convertirse en el presidente proaborto más radical en la historia,” tuiteó Jeanne Mancini, presidenta de Marcha por la Vida. “Becerra tiene un largo y hostil historial hacia los estadounidenses provida incluyendo la persecución de aquellos que expusieron el tráfico de partes de cuerpo de bebés de Planned Parenthood. Demasiado para la unidad.”

La predecesora de Becerra, la vicepresidenta electa Kamala Harris, lideró en el procesamiento del periodista David Daleiden por una serie de videos que afirmaban que Planned Parenthood se benefició del comercio de tejido fetal de los abortos. En enero de 2019 la Corte de Apelaciones de EE.UU. para el Quinto Circuito concluyó que los videos eran auténticos. No obstante, un proceso civil con jurado luego ese año en la corte federal dijo que Daleiden y otros eran culpables de fraude, incumplimiento de contrato, grabación ilegal de conversaciones, conspiración civil y violación de las leyes federales contra la trata y adjudicó un veredicto de $2.2 millones a favor de Planned Parenthood y otros.

Daleiden, quien está apelando ese fallo, contestó que él actuó en el papel de un periodista encubierto e insistió que los empleados de Planned Parenthood que él grabó no tenían expectativa de privacidad. Anteriormente este año, él demandó a Harris y a Becerra en un caso que afirmaba que ellos violaban sus derechos civiles mediante esos casos.