- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Las iglesias-casa ecuatorianas sostienen a su propio misionero

[1]

GUAYAQUIL, Ecuador (BP)–Cuando los jóvenes consideran unirse al equipo sudamericano Xtreme de la Junta de Misiones Internacionales para llevar el evangelio a áreas de difícil acceso, deben ser atraídos por los aspectos “extremos” del entrenamiento — aprender a construir balsas, cocinar en fogatas y sobrevivir en las montañas.

Sin embargo, para el misionero ecuatoriano José Chillambo, la poco convencional serie de habilidades no es nada nuevo — él creció en un bosque lluvioso tropical. Quiere entrenar junto al equipo para aprender las habilidades que necesita para tocar el corazón de aquellos que viven en los bordes extremos de la perdición.

“La idea de ir a los fines de la tierra lo atrae,” dijo el misionero Guy Muse.

Chillambo ha crecido espiritualmente en una red de iglesias-casa en Guayaquil, Ecuador, donde los tejanos Guy y su esposa Linda sirven como entrenadores y guías de iniciación de iglesias.

[2]

En su primer día como nuevo creyente, Chillambo viajó con un pastor a un remoto pueblo en las montañas para buscar gente que nunca hubiera escuchado de Cristo. Ese día, él recibió el llamado a las misiones.

“Lo que me golpeó es que en la ciudad hay muchos, muchos cristianos gateando unos sobre otros,” dijo Chillambo. “Nadie quiere ir a los bordes extremos, al campo. Realmente me tocó que nadie estuviera dispuesto a ir. Mi pasión no es viajar a otro país sino ir donde la gente nunca haya oído el evangelio.”

Mientras Chillambo comenzaba iglesias-casa en la ciudad costera y servía como compañero nacional de los misioneros bautistas del sur, Muse sugirió que Xtreme Team lo entrenara para prepararlo para su llamado. El afro ecuatoriano aceptó el reto, pero con ayuda. Más de 100 iglesias-casa en Guayaquil lo están sosteniéndolo con $200 — una colecta de $1 y $2 de diezmos individuales — cada mes para pagar el entrenamiento, la comida y los suministros de Chillambo.

“Hemos aceptado el reto de juntar ese dinero,” dijo Muse acerca de las iglesias-casa. “Hemos estado en Judea, en Samaria y ahora estamos en lo último de la tierra.”
–30–
Dea Davidson escribe para la Junta de Misiones Internacionales. ¿Interesado en misiones Xtreme? Revise going.imb.org/go2years/information/xtremeteam.asp.