- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Los capellanes ofrecen independencia a quienes luchan por ella

FORT WORTH, Texas (BP)–Mientras cada 4 de julio se laurea a los soldados, marineros y aviadores militares por defender la libertad diariamente, los capellanes militares cumplen con el alto deber de ofrecer libertad espiritual a aquellos que sirven en las fuerzas armadas dentro y fuera del país.

“Como capellanes, manejamos relaciones,” dijo el Capellán de la Armada Brandon Denning. “Yo nunca pensé que Dios me llamaría a ser misionero,” dijo refiriéndose a la oportunidad de ser misionero para un grupo de personas tan peculiar.

“A menudo la milicia es una cultura que es ignorada en cuanto a las misiones, y aún así es uno de los mayores campos misioneros que tenemos,” comentó Denning. “Tenemos soldados que necesitan al Señor.”

En 1996, Denning se convirtió en el 43° centinela para resguardar la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington en Arlington, Virginia. Sirvió en tan altamente honrado puesto por cuatro años, dirigiendo más de 700 marchas antes de recibir una honrosa baja de la Armada de los EE UU. Después de dejar la milicia, nunca pensó que regresaría a ella.

[1]

Sin embargo, mientras asistía a Southwestern Baptist Theological Seminary para obtener una maestría en divinidades con una concentración en consejería pastoral, Denning sintió que el Señor le guiaba hacia la capellanía militar. Su experiencia como capellán voluntario en los bomberos y un amigo que fue herido en Irak jugaron un papel [importante en su decisión]. Luego de la graduación, se reportó para servicio activo en la 82ª División Aerotransportada en Fort Bragg, Carolina del Norte, el 6 de junio.

El 9 de mayo en el campus del seminario en Fort Worth, Tx, Justin Woods, presidente de la asociación de capellanes del SWBTS, comentó acerca de los peligros y deberes de los capellanes durante la misma ceremonia donde Denning fue comisionado.

“En el campo de batalla, hay una batalla real con enemigos reales que disparan pistolas reales con balas reales,” dijo Wood, quien fuera comisionado en junio como capellán en la Fuerza Aérea. “Estamos ahí para proveer respuestas reales y esperanza real con un evangelio real.”

El 2 de mayo, Michael Duncan*, un estudiante de la maestría en divinidades en SWBTS, fue comisionado al programa de capellanía en la Marina como oficial en la reserva. Viniendo de un linaje de militares y de servicio de capellanía, el abuelo de Duncan sirvió como capellán de la Marina y su padre en la Fuerza Aérea por 18 años antes de convertirse en pastor.

“Siempre supe que la milicia sería parte de mi vida, pero cuando Dios me llamó al ministerio, no estaba muy seguro de qué dirección tomar,” dijo Duncan, refiriéndose al llamado que recibió cuando tenía 12 años. Ahora, sintiendo que Dios le ha preparado en experiencia y ministerio para [ejercer] la capellanía, Duncan dijo, “Realmente me ha dado un amor por construir relaciones con otras personas y, a partir de ahí, darles la guía y ayuda para que encuentren a Cristo.”

Tom Vann, profesor asociado de ministerio pastoral y capellán militar jubilado, dijo que Southwestern tiene un fuerte programa de capellanía y en años recientes ha visto a varios graduados servir en Afganistán e Irak.

“La ilustre historia de Southwestern en el servicio veterano y ministerio de capellanía va hasta su presidente fundador, B.H. Carroll, quien peleó en la Guerra Civil en el 17º Regimiento de Infantería Voluntaria de Texas y fue severamente herido en la Batalla de Mansfield, La., en 1864. El tercer presidente del seminario, J. Howard Williams, sirvió como capellán en la Armada en Europa durante la Primera Guerra Mundial. En los últimos 100 años, cientos de seminaristas de SWBTS han servido como capellanes militares, llevando el Evangelio de Jesucristo, el que cambia vidas, hasta los mortales campos de batalla por todo el mundo. Para obtener más información sobre la herencia de SWBTS en el área de capellanía, visite www.swbts.edu/chaplaincy.
–30–
*Nombre cambiado
Keith Collier escribe para Southwestern Baptist Theological Seminary.

[2]

[3]