- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Mostremos la fe, Quietud

[1]

NASHVILLE, Tenn. (BP) — Todo cristiano sabe que la fe es el factor decisivo en todas las relaciones de la vida y especialmente cuando nos relacionamos con Dios. Los psicólogos nos dicen que la fe es un elemento vital para la estabilidad emocional; los médicos aseguran que cuando hay una fe clara y firme, los pacientes tienen muchas más posibilidades de recuperarse, hasta en los casos más graves. La Biblia nos enseña que sin “fe es imposible agradar a Dios” (He.11.6), esto deja claro que la vida sin fe resulta peor que un infierno.

Hoy abundan los grupos religiosos y una multitud de creencias que confunden y siembran ideas absurdas acerca de la fe y hasta alteran el concepto de la misma. Se confunde el fanatismo y la superstición con la fe, cuando esta es un elemento que solo apunta a Jesucristo como el Hijo de Dios y el Salvador del mundo.

La fe no implica la obtención de todas las cosas que pedimos o deseamos, sino que todo depende de un plan predeterminado de Dios el cual nos incluye a nosotros. El pasaje de hoy relata que muchas de estas personas, a pesar de ser personas de profunda y genuina fe, no alcanzaron lo que buscaban debido a que Dios nos estaba contando como participantes activos de la misma vida de fe.

De aquí se desprende la idea de que la fe es un salto en el vacío; nos dejamos caer seguros de que los brazos de Dios nos esperan debajo para recogernos. Esto es, nos lanzamos a una aventura sin saber cuál será el final (como el caso de Abraham) pero avanzamos con la seguridad de que Dios conoce el camino y que Él va delante señalando donde debemos poner los pies. Él siempre escoge los mejores sitios por su seguridad, aunque no siempre sean muy cómodos o agradables pero sabemos que siempre será lo mejor porque Él nos ama.
–30–
Este escrito fue publicado originalmente por la revista Quietud® en el número correspondiente al otoño de 2012.

[2]