- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

NARRATIVA BÍBLICA Artículo 6: Maneras de Compartir las Narrativas Bíblicas

NOTA DEL EDITOR: Baptist Press continua hoy una serie de 10 artículos sobre la narración de historias de la Biblia, que aparecen cada viernes, adaptados del libro: “A Bible Storying Model,” (Un modelo de la narración de historias de la Biblia) de J.O. Terry. Para ver los archivos de Baptist Press sobre la serie, vaya a http://bpnews.net/BPCollectionNews.asp?ID=183.

FORT WORTH, Texas (BP)–Comparta una narrativa en cada encuentro. Esto es mejor si planifica dialogar sobre las historias con los oyentes para extraer las verdades en las narrativas y las implicaciones para los oyentes. Esta es la estrategia que normalmente se usa en la Narrativa Bíblica Cronológica. Si la lista de las historias no es muy larga es posible que tenga tiempo para compartir todas las narrativas, dialogar sobre ellas con los oyentes y llevarlos al punto de invitarles a creer en Jesús.

Comparta un grupo de narrativas en cada encuentro. Esto aprovecha el hecho que las narrativas tienden a agruparse alrededor de ciertos temas o personajes. Las narrativas sobre la creación (del mundo espiritual, el mundo natural y el hombre y la mujer) tratan con la soberanía de Dios. Luego sigue un grupo de narrativas sobre el juicio (el pecado de Adán y Eva, el pecado de Caín, el juicio del mundo pecador en el día de Noé). Las historias de Abraham también hablan del sacrificio sustituto que es una de las narrativas proféticas de Cristo como el sacrificio sustituto por nuestros pecados. Las narrativas sobre Jesús también se agrupan (anuncio y nacimiento, bautismo y tentación por Satanás, sanidades, perdón de los pecados de otros, encuentros de poder, pasión, muerte y resurrección).

Comparta unas historias como una narrativa continua. Esto funciona mejor si el tiempo es limitado o hay solo una oportunidad para usar las narrativas Bíblicas para evangelizar. Esto se puede hacer en un lugar público donde está congregada mucha gente, o con un grupo limitado en una casa, o al lado de un enfermo en el hospital, o uno a uno al visitar a alguien o mientras esté viajando. Esto se presta para mucho dialogo sobre la narrativa. Las narrativas continúan, normalmente en una forma condensada yendo fácilmente de una a otra historia aludiendo a todas las verdades básicas bíblicas que conducen a la salvación. Se puede empezar cada narrativa con una palabra o pregunta sobre el tema de la narrativa. Por ejemplo, antes de la narrativa sobre el Diluvio podría preguntar: “¿Cree usted que es importante obedecer lo que Dios le manda? ¿Sabía usted que usted está aquí hoy porque hace mucho tiempo un hombre obedeció a Dios en lo que le había mandado a hacer? Le voy a contar la historia sobre esa obediencia y por que fue necesario.”

[2]

La cosmovisión de los oyentes determinará si se necesita usar muchas historias del Antiguo Testamento o no como preparación para las historias de Jesús. Se puede usar un juego de cuadros para ilustrar las narrativas y atraer la atención de las personas. Se necesitan cuadros más grandes para grupos más grandes pero se pueden usar libretas o un álbum de fotos con grupos pequeños o individuos. No es siempre apropiado usar cuadros, especialmente si no son culturalmente propicios. Comparta una historia o un grupo de historias apropiadas pero sin secuencia cronológica. Esto se llama la Narrativa Situacional o la Narrativa en punto de ministerio. Se escoge la historia más adecuada a la situación que está a la mano que ofrece una oportunidad de evangelizar o ministrar. Es posible que un encuentro accidental abra una oportunidad evangelística. Pude ser una situación ministerial que ofrece una oportunidad de ministrar orando por una persona o familia. Antes de que ore, eleve el Nombre de Jesús con una narrativa apropiada. Entonces ore por la persona y antes que se vaya ofrezca compartir más historias bíblicas si le invitan a regresar. Así tendrá la oportunidad de compartir las narrativas cronológicas que tienen que ver con los asuntos de cosmovisión, tocando las verdades básicas Bíblicas que conducen a la salvación, y respondiendo a preguntas o dudas que tengan los oyentes.

Haga un sondeo a la receptividad y abre puertas para una estrategia futura de la Narrativa Bíblica. Si el misionero de corto plazo comparte la Narrativa Bíblica en forma abreviada, puede abrir una puerta para que un evangelista llegue en el futuro. Así el evangelista podrá compartir historias uno por uno y guiar a las personas a que dialoguen sobre lo que Dios les está diciendo por medio de las narrativas. Esto puede ocurrir como un seguimiento a una campaña evangelística donde los voluntarios aprovechan las visitas en casas y otras oportunidades personales para presentar la narrativa bíblica. Proyectos especiales como abrir posos, construir casas, o servir en situaciones de desastre natural también proveen oportunidades e incrementan interés y curiosidad que permiten el compartir narrativas Bíblicas cortas. Esto también abre la posibilidad de una estrategia de largo tiempo presentando las Narrativas Bíblicas por personas locales quienes conocen la cosmovisión del pueblo y el idioma.
–30–
J.O. Terry es editor del Boletín de la Narración de Historias de la Biblia y del Diario de la Narración de Historias de la Biblia. Él fue misionero de medios en Asia para la Junta de Misiones Internacionales Bautista del Sur de 1968 al 2003. Daniel R. Sánchez es vicedecano de la Escuela Fish de Evangelismo y Misiones en el Seminario Teológico Bautista Southwestern y director del Instituto Scarborough de Inicio y Crecimiento de la Iglesia. Dos libros que pueden proveer valiosa información sobre la narración de historias de la Biblia son:

— J.O. Terry, “Basic Bible Storying,” Church Starting Network, 2000, www.churchstarting.net.

— Daniel R. Sanchez y J.O. Terry, “Bible Storying for Church Starting,” Church Starting Network, 2007, www.churchstarting.net.