- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Obama elige a Sotomayor como su primer nombramiento a la Suprema Corte

WASHINGTON (BP)–El martes el Presidente Obama nominó a Sonia Sotomayor a la Suprema Corte, enviando así al Senado el nombre de alguien con huellas poco profundas en cuanto a los asuntos sociales y quien se convertiría en la primera hispana en la corte superior.

Sotomayor, de 54 años, es la primera nominación a la Suprema Corte y reemplazaría al Juez David Souter, en vías a la jubilación. Ella ha servido en la Corte de Apelaciones del segundo circuito de Nueva York desde 1998, rama a la que fuera nominada por el Presidente Clinton. De 1992 a 1998 sirvió como juez de la corte de tribunales, un puesto que tomó luego de haber sido nominada por el Presidente George H. W. Bush por recomendación del ex senador demócrata Daniel Patrick Moynihan, debido a un arreglo entre los dos partidos.

Hija de padres portorriqueños, Sotomayor — en caso de que llegue a formar parte del bloque liberal de la corte — no cambiaría la conformación ideológica porque Souter también era un miembro del ala liberal.

Los conservadores han criticado las declaraciones controversiales que ha hecho en el pasado, incluyendo haber dicho a un grupo de estudiantes universitarios en el 2005 que la “corte de apelaciones es donde se hacen las políticas.”

Obama, sin embargo, se enfocó solamente en la historia de su vida, particularmente en cómo sus padres se mudaron a los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y cómo creció en un proyecto de vivienda pública en la Ciudad de Nueva York. Su padre murió cuando ella tenía 9 años, y desde entonces fue criada por su madre.

Durante la ceremonia en la Casa Blanca, Obama la llamó “una mujer que inspira, quien creo hará un gran papel como juez.” También dijo que Sotomayor había tenido una “carrera distinguida.”

“Yo no tomo esta decisión a la ligera,” dijo Obama. “Sólo la he tomado después de una profunda reflexión y una deliberación cuidadosa.”

Sotomayor pudiera ser más conocida entre el público estadounidense como la juez federal que durante la década de 1990 ayudó a ponerle fin a una huelga de béisbol profesional. Pero ella ha aparecido en la noticias en los meses recientes por su papel en un caso que actualmente está ante la Suprema Corte.

En este caso, el departamento de bomberos de la ciudad de New Haven, Conn., repartió un examen escrito entre sus bomberos para así determinar quién sería ascendido. Cuando el ayuntamiento se enteró de que ningún bombero de raza negra obtuvo la calificación suficiente para ser ascendido, desechó el examen. Un grupo de bomberos de raza blanca e hispanos que habrían sido ascendidos presentaron una demanda, pidiendo que se revirtiera la discriminación. Sotomayor formó parte de un panel de tres jueces que falló en contra de los bomberos. La Suprema Corte escuchó los argumentos orales en abril.

“De las personas que han sido mencionadas como posibles seleccionados, ella es la más abiertamente liberal,” dijo a Baptist Press Richard Land, presidente de la Comisión de los Bautistas del Sur sobre Ética y Libertad Religiosa. “…Ella sirve para cumplir el deseo de Obama por tener jueces que tengan empatía con ciertos grupos, lo que implica menos empatía para otros grupos. La Justicia es ciega por alguna razón. Tiene los ojos cubiertos porque se supone que debe ser imparcial, no mostrar empatía. La empatía le pertenece a la legislatura y a la rama ejecutiva, y no a la rama judicial. Sotomayor es un ejemplo vivo y claro de hacer que la ley sea subjetiva y relativa, en lugar de objetiva e imparcial.”

Land añadió, “Uno de los castigos más duraderos y más dolorosos que el pueblo estadounidense sufrirá debido a su aventura amorosa con Barack Obama son sus nominaciones judiciales. He aquí una muestra de ello.”

En cuanto al aborto, Sotomayor ha escrito poco como juez. En el 2002, falló en contra de un grupo a favor del derecho al aborto en una demanda atrevida que buscaba derogar la política de la Ciudad de México del Presidente George Bush, la cual prohibía dar fondos federales a las organizaciones que hicieran o promovieran abortos en otros países.

La presidenta de uno de los grupos líderes nacionales a favor del derecho al aborto, Nancy Keenan de NARAL Pro-Choice America, dio a conocer una declaración diciendo que Sotomayor tenía un “registro distinguido” con una “biografía personal impresionante,” aunque Keenan no endosó automáticamente a la nominada.

“Anhelamos aprender más sobre los puntos de vista de la Juez Sotomayor acerca del derecho la privacidad y a la decisión histórica de Roe vs. Wade, mientras el proceso de audiencia en el Senado va progresando,” dijo Keena.

Los conservadores, sin embargo, no tienen muchas esperanzas de que Sotomayor se ponga de su lado muy a menudo. En el 2005, como parte de un panel de discusión, ella dijo a un grupo de estudiantes en la Universidad Duke, “Todos los fondos para la defensa legal que hay por ahí, buscan gente que tenga experiencia en la corte de apelaciones porque… la corte de apelaciones es donde se hace la política.” De inmediato recapacitó y añadió… “Y sé que ésto se está grabado y no debería de haberlo dicho porque no hacemos la ley — lo sé… no lo estoy promoviendo y no lo estoy defendiendo.”

Otra declaración también criticada es cuando en el 2001 estaba analizando una cita de la entonces Juez de la Suprema Corte Sandra Day O´Connor cuando dijo, “La Juez O´Connor a menudo se ha citado diciendo que un anciano sabio y una anciana sabia llegarán a la misma conclusión en cuanto a decidir los casos. Yo no estoy tan segura de que estoy de acuerdo con esa declaración. En primer lugar, como ha señalado la Profesora [Martha] Minnow, nunca habrá una definición universal de sabio. En segundo lugar, esperaría que una mujer latina sabia con las riquezas de su experiencia más a menudo llegaría a una mejor conclusión que un hombre de raza blanca que no ha vivido esta vida.”

Marjorie Dannenfelser, presidenta de Susan B. Anthony List, una organización a favor de la vida, dijo en una declaración, “El historial de la Juez Sonia Sotomayor en cuanto a su apoyo al activismo judicial ofrece poco consuelo de que en la Suprema Corte será una amiga de los bebés que están por nacer.”

En el otro lado de la ideología, Evan Wolfson, el director ejecutivo de la organización activista homosexual Freedom to Marry, aplaudió la nominación.

“Dado lo que sé, la Juez Sotomayor es una elección extraordinaria—justa y conciente, abierta y acertada,” fueron las palabras de Wolfson según se le citó en el diario homosexual Bay Windows. “Creo que ha demostrado un compromiso con los principios de igualdad de protección e inclusión que defines a un buen candidato a la Suprema Corte. Al elegir a la Juez Sotomayor, la primera persona latina nominada a la Suprema Corte, el Presidente Obama ha hecho una nominación fuerte y atractiva que debe y recibirá el apoyo de aquellos comprometidos con la igualdad para las lesbianas y los hombres gay.”

Durante su discurso para presentar a Sotomayor, Obama parecía intentar ganarse a los conservadores, diciendo que quería un jurista que tuviera “un reconocimiento de los límites del papel judicial” y un “entendimiento de que el trabajo de un juez es interpretar y no hacer la ley.” Añadió que quería un juez que tomara “las decisiones sin basarse en una ideología en particular o en intereses personales si no con base en un compromiso con la justicia imparcial, un respeto por el precedente y una determinación para aplicar fielmente la ley a los hechos frente a él.”

Al preguntarle su opinión sobre este comentario, Land dijo, “He aprendido a través de la observación que es mejor poner atención a lo que el Presidente Obama hace, no a lo que dice.”

Land también dijo que no apoyaría las llamadas de algunos conservadores que quieren obstruir la nominación de Sotomayor.

“Los obstruccionistas tienen un lugar en cuanto a la legislación, pero en cuanto a los nominados judiciales, la Constitución no requiere una súper mayoría,” dijo. “Las reglas del Senado nunca deben triunfar por encima de la Constitución. La Constitución dice que el presidente tiene el derecho de nominar jueces y el Senado tiene el derecho de confirmarlos o negarlos — no se requiere una súper mayoría. Sería una enorme hipocresía de nuestra parte el tener obstruccionistas que se oponen a una administración y que la apoyan en la siguiente. Así que los jueces que nomine Barack Obama deben tener una audiencia justa y completa ante el Senado y deben someterse a una votación a favor o en contra.”

Land criticó de manera particular la postura de Sotomayor en el caso de los bomberos de New Haven, Conn.

“El Juez Roberts lo ha dicho mejor: La manera de detener la discriminación basada en la raza es deteniendo la discriminación basada en la raza,” dijo Land. “Sotomayor estará a favor de la acción afirmativa, tarifas, acciones de desplazamiento. Ese es el fin de la empatía. En el fin de la empatía, algunas personas son discriminadas para favorecer a otras.”
–30–
Michael Foust es uno de los editores asistentes de Baptist Press.