- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Ofrenda para las misiones internacionales: $146.8 millones en el 2011, aumentó $1.1 millones

Richmond, Va. (BP) – “Extremadamente agradecido.” Fueron las palabras de Tom Elliff, presidente de la Junta de Misiones Internacionales, IMB, con referencia a las donaciones de los bautistas del sur para la Ofrenda de Navidad Lottie Moon para las misiones internacionales, la cual alcanzó los $146.8 millones este año— la cuarta ofrenda mayor en los 123 años de su historia.

“Estos son los mayores días de oportunidad que haya enfrentado la iglesia cristiana en sus 2,000 años de historia,” dijo Elliff. “Esta oportunidad llega porque los corazones en todo el mundo están surcados con necesidades—la necesidad física, la necesidad emocional, la necesidad social. Dios está obrando agitando esos corazones; Él está cambiando vidas. Sería una tragedia que nosotros no lleváramos la semilla del Evangelio, de manera efectiva, y sembráramos esa semilla en los surcos de los corazones atribulados, por todo el mundo—corazones que adoptarían deseosos el Evangelio, si tan sólo lo pudieran escuchar.

“Por eso estoy extremadamente agradecido con las donaciones fieles de los bautistas del sur y por sus oraciones en apoyo de miles de misioneros que ellos han enviado desde sus iglesias, a través de la IMB, y hasta los últimos rincones de la tierra. Y todo por un solo, y eterno propósito –hacer discípulos en el nombre de Jesús.”

Cuando se colectó la primera ofrenda Lottie Moon en 1888 (aunque todavía no se le llamaba así), los $3,315 colectados por las iglesias bautistas del sur fueron suficientes para enviar a otras tres misioneras solteras para ayudar a Lottie Moon en China. La ofrenda 2011 para Lottie Moon alcanzó un total de $146,828,116.05. Hoy en día, junto con el Programa Cooperativo, ésta ayuda en el sostén de una red de casi 5,000 misioneros bautistas del sur sirviendo por todo el mundo, proveyendo sus salarios, alojamiento, seguro médico y educación para sus hijos. El costo promedio es de unos $49,800 por año por cada misionero.

[1]

“Las ofrendas misioneras representan uno de los aspectos únicos en la vida bautista del sur,” dijo Wanda Lee, directora ejecutiva/tesorera de la Women’s Missionary Union (WMU). “Siendo yo una ex-misionera, fue de gran consuelo para mi esposo y para mí saber que podíamos enfocarnos en el ministerio al que Dios nos había llamado sin tener que preocuparnos por el apoyo financiero de nuestra familia. Como bautistas del sur, es nuestra responsabilidad colectiva y un privilegio recordar a aquellos que han dedicado sus vidas a seguir la Gran Comisión para que el Evangelio sea proclamado entre todo pueblo y nación.

“La fidelidad de los bautistas del sur para dar más apoyo a las misiones internacionales a través de la Ofrenda de Navidad Lottie Moon, comparada con la del año pasado, es digna de ser laudada. La WMU está agradecida por las iglesias que continúan manteniendo al frente la educación y participación misioneras, y por los miembros que entienden que estamos llamados a dar, con sacrificio, parte de nuestros recursos para que todos conozcan la verdadera fuente de esperanza y paz.”

Según el más reciente reporte estadístico de la IMB, ese apoyo permitió que los misioneros y sus socios nacionales presenten el Evangelio ante más de 2.2 millones de personas, bautizaran a 333,823 nuevos creyentes y comenzaran 28,873 iglesias nuevas.

“Creo que cuando la gente ve estas estadísticas, los bautistas del sur tienen toda la razón en regocijarse,” dijo Elliff. “Y debe ser una señal de que ciertamente pudiéramos lograr más, mucho más, si se ofrendara más. Podríamos enviar más misioneros, podríamos asociarnos con muchos más creyentes nacionales— definitivamente habría un impacto directo en términos de evangelismo y plantación de iglesias.”

Aunque no se logró alcanzar la meta inicial de $175 millones, la ofrenda 2011 es $1.1 millones mayor que los $145.6 millones que recibieron en el 2010. La mayor ofrenda en la historia de la Ofrenda Lottie Moon fue de $150.4 millones en el 2007, un poco antes de la recesión económica mundial en el 2008.

“Los bautistas del sur continúan mostrando que tienen un corazón por el mundo,” dijo David Steverson, vicepresidente de finanzas en la IMB. “En un ambiente económico donde el desempleo continúa siendo alto, nuestra economía continúa siendo arrastrada, nuestra bolsa de valores experimenta grandes cambios y existe una falta de paz en todos los mercados financieros, los bautistas del sur siguen respondiendo ante la Gran Comisión a través de la Ofrenda de Navidad de Lottie Moon. Estamos agradecidos por el aumento de casi el 1 por ciento. Esto representa la cuarta ofrenda mayor en toda nuestra historia.”

“Eso me dice que los bautistas del sur todavía ven las misiones como una prioridad,” dijo Elliff. “También me dice que los bautistas del sur están muy conscientes de que todavía hay billones de personas que desesperadamente necesitan escuchar el Evangelio, y están dispuestos a hacer que este mensaje les llegue.”

[2]

AÚN QUEDA MUCHO POR HACER

Elliff señaló que hay 3,328 grupos entre los más 11,000 en el mundo que aún no han escuchado ni están comprometidos con el Evangelio. Un grupo no comprometido y no alcanzado por el Evangelio (UUPG, unengaged, unreached people group, por sus siglas en inglés) es uno donde menos del 2 por ciento de su población es cristiano evangélico y donde actualmente no hay esfuerzos de plantación de iglesias nuevas. Esos 3,328 grupos mencionados representan a más de 266 millones de personas que saben poco o nada sobre Jesús.

Además de las donaciones para Lottie Moon, Elliff también agradeció a las iglesias por su respuesta ante el reto “Embrace” de la IMB. Actualmente, 1,280 iglesias y organizaciones de la Convención Bautista del Sur, han indicado su disposición para explorar un compromiso a largo plazo para evangelizar a un grupo no comprometido y no alcanzado. La meta de la IMB es asegurarse que no queden grupos con esta necesidad en nuestro planeta.

“Seguramente, entre las 45,000 iglesias bautistas del sur, habrá por lo menos 3,328 iglesias y pastores que tengan al mundo en su corazón y una pasión para cumplir con la Gran Comisión,” afirmó Elliff.

“En 2 de Corintios 8:5, la Biblia dice que [los hermanos en] las iglesias en Galacia ‘se entregaron a sí mismos, primeramente al Señor.’ La motivación detrás de cualquiera de nuestras donaciones es esencialmente nuestro amor por el Señor y nuestro entendimiento de las responsabilidades que Él nos ha asignado en la Gran Comisión. Nuestras ofrendas estarán en relación directa con nuestro nivel de sometimiento al Señor.”
–30—
Don Graham es un escritor de la Junta de Misiones Internacionales, IMB.

[3]