- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Oponentes y proponentes elogian voto de la junta de ciencias de Texas

[1]

AUSTIN, Texas (BP)–La Junta de Educación del Estado de Texas ha aprobado unánimemente una lista de materiales complementarios de ciencias que parece agradar tanto a los proponentes como a los críticos de la evolución.

Los materiales complementarios, ofrecidos por más de una docena de editoriales, tienen como meta poner al día las clases de ciencia en las escuelas públicas de Texas con estándares que la junta aprobó en el 2009. Los estándares de ciencias han llamado la atención nacional al requerir que los estudiantes puedan “analizar, evaluar y criticar” todas las teorías científicas.

El voto de la junta del 22 de julio para aprobar los textos recomendados, examinados por el comité de evaluación de educadores y el Comisionado de Educación de Texas Robert Scott, fue seguido el jueves por una audiencia pública de cuatro horas que mayormente contrapuso a los reguladores de las iglesias del estado y a los defensores de la ciencia evolucionaria en contra de aquellos que apoyan los requisitos de la junta de que todas las teorías deben ser escrutadas.

Los materiales complementarios cubren las ciencias generales desde el quinto grado hasta el octavo, y química, física y biología secundaria, con biología que atrajo la mayoría de la atención durante la audiencia del 21 de julio.

El viernes, los 15 miembros de la junta votaron 14 a 0 (un ausente) para aprobar la lista de suplementos electrónicos, con dos editores de libros de texto de biología de acuerdo en editar su material en lugares selectos y así llenar la aprobación de la junta.

[2]

Facciones contrapuestas en el debate sobre cómo la evolución es presentada en las escuelas públicas pareció afirmar victoria después del voto.

“Es grandioso que hubiera un voto unánime de la junta para proteger a los niños y no permitir que los errores llegaran hasta los libros de texto en las aulas,” dijo Jonathan Sáenz, director legislativo del conservador Instituto Libertad, con sede en Plano, Texas. “Esta fue una pérdida total para los liberales de izquierda que querían proteger estos errores y permitirles quedarse al tratar de hacer pasar este Coco del diseño inteligente que nunca existió.”

Steven Schafersman, director de Ciudadanos de Texas para las Ciencias y un crítico vocal del diseño inteligente, dijo: “Como miembro de la comunidad científica estoy muy complacido con los resultados del voto de hoy. Con excepción de los materiales de Holt McDougal [en biología; ver el siguiente párrafo], todos los materiales de ciencias fueron adoptados con solamente los legítimos errores factuales cambiados.

“Considerando todo, esta fue una victoria para la ciencia y una victoria para mi lado.”

Dos editoriales de textos de biología estuvieron de acuerdo en hacer cambios más allá de la lista de correcciones rutinarias requeridas por los comités de evaluación.

El currículo adaptable acordó reemplazar las versiones estilizadas de dibujos de embriones humanos y animales del biólogo del S XIX Ernst Haeckel, cuyo antiguo trabajo es considerado desactualizado, por fotos actuales del desarrollo de embriones.

Holt McDougal estuvo de acuerdo, luego de cierta resistencia, a ofrecer cambios en el lenguaje empleado en ocho ejemplos con referencia a los conceptos de evolución. La junta acordó adoptar el texto luego de aprobar una moción en la que se le pedía a Scott, el comisionado de educación, que coordinara los cambios con la editorial.

Mucha de la audiencia pública se enfocó en las percepciones de que los conceptos del diseño inteligente o el creacionismo bíblico se aplicarían a los materiales de ciencias. Entre las aproximadas 60 personas que testificaron, una amplia mayoría argumentó en contra de cualquier debilitamiento de la instrucción de la evolución. Más de una persona igualó el análisis crítico de la evolución con la apertura de la puerta al dogma religioso, lo cual fue demasiado para el miembro de la junta Ken Mercer, representante de San Antonio.

Un exasperado Mercer desafió a cualquiera a encontrar una mención del creacionismo, el diseño inteligente, Dios o Jesús en los propuestos textos de ciencias.

“No están ahí, ¡punto!” exclamó Mercer.

La declaración de Mercer no influyó en Rebecca Robertson de la Unión de Libertades Civiles Americanas de Texas, quien le advirtió que escamotear los conceptos del diseño inteligente en las clases de ciencias probablemente llevaría a demandas en contras de los escasos de dinero distritos escolares.

“Creemos en dejar la instrucción religiosa a los padres y a la comunidad de fe de Texas. Eso es lo que demanda nuestra Constitución… La Corte Suprema ha dejado en claro que cuando organizaciones del gobierno como esta enseñan conceptos religiosos como el diseño inteligente o la causalidad inteligente,” han cruzado la línea, dijo ella.

Daniel Romo, profesor de química de Texas A&M University, dijo que no toda la información propuesta dentro del modelo de la evolución es ciencia establecida. Por ejemplo, Romo dijo que el estudio de abiogénesis — cómo se originó la vida — es un área “donde los múltiples lados de la evidencia deben ser mostrados” y donde “hay mucho misterio e incógnita en esta área.”

“La premisa principal de mi testimonio es guiada por mi deseo de asegurar que los caducos experimentos científicos que ahora son ampliamente aceptados de haber sido realizados bajo condiciones incorrectas sean removidos [de los libros de texto],” dijo Romo.

R.E. Smith, miembro de la First Baptist Church de Dallas, testificó a nombre de su amigo Ide Trotter que el uso de información como la del experimento Miller-Urey en los 1950s que decía haber producido abiogénesis con amino ácidos es considerado inválido hoy. Él animó a la junta a que los editores se sujetaran a la exactitud.

“Ningún científico tiene ninguna idea de cómo la primer molécula que contenía el código de información ocurrió,” dijo Smith.

A continuación de la votación del viernes, Mercer elogió a la nueva presidenta de la junta Barbara Cargill, representante-The Woodlands, y les dijo a los compañeros miembros de la junta: “Hemos puesto grandes libros allí y estoy orgulloso de ese proceso.”
–30–
Jerry Pierce es editor general del periódico Southern Baptist TEXAN (www.texanonline.net), de la Convención Bautista del Sur de Texas.