fbpx
Articulos en Español

Orphan’s Heart, los bautistas de Florida impactan enormemente en la República Dominicana


REPÚBLICA DOMINICANA (Florida Baptist Witness) — Hay un valle en el sureste de República Dominicana llamado El Carrizal, donde la mayoría de los niños y sus familias viven en casas de piso de tierra y techos de latón en espacios no más grandes que el tamaño del dormitorio principal de una casa estadounidense.

Pero Orphan’s Heart (Corazón de Huérfano) — la rama internacional de Hogares Bautistas de Florida para Niños — se ha asociado con el gobierno de República Dominicana y con varias iglesias bautistas de Florida para llevar un cambio a la empobrecida región.

La iniciativa comenzó en 2013, después de que Orphan’s Heart consolidó su presencia en el país al trabajar con niños, iglesias, escuelas y otras organizaciones que ayudan a niños. Mediante esas relaciones, dice Jerry Haag, presidente de Hogares Bautistas de Florida para Niños, el nombre de Orphan’s Heart llegó a los oídos del presidente del país: Danilo Medina.

Haag dice que Medina se reunió con él personalmente e inclusive le mostró el área de El Carrizal que identificó como una de las áreas más empobrecidas del país.

Fue entonces que Hogares Bautistas de Florida para Niños decidió encargarse del proyecto de construir 100 casas. Las iglesias bautistas de Florida han sido generosas con su tiempo y con otros recursos para ayudar a hacer que el proyecto se realice. El terreno para el proyecto fue dado por el gobierno, y los requisitos de elegibilidad fueron decididos por el gobierno en conjunto con Orphan’s Heart y la iglesia local compañera.

Y en medio de estas 100 casas planeadas hay un centro de transformación comunitaria que, entre otras cosas, sirve como iglesia que ministra las vidas espirituales de los niños y sus familias, dijo Haag.

El pastor que está dirigiendo esta iglesia planta es José De Oleo, y fue enviado por la iglesia compañera de Orphan’s Heart la Iglesia Fundamento Bíblico, pastoreada por Miguel Ángel Castillo.

Cesar Chahin, director de cuidado infantil internacional de Orphan’s Heart, dice que el trabajo que se está haciendo es triple.

“Estamos edificando casas, estamos edificando relaciones y estamos edificando el Reino de Dios,” dijo.

Mientras las casas están siendo edificadas, Orphan’s Heart también ha estado ayudando a los niños mediante un programa de patrocinio iniciado en enero que permite que un niño reciba patrocinio educacional, nutricional y espiritual de primera necesidad mediante una donación mensual de $35 en su nombre a Orphan’s Heart.

Catorce niños están actualmente siendo patrocinados a través del programa, y un total de 62 tienen necesidad de un patrocinador, de acuerdo al sitio web de Orphan’s Heart.

Con la ayuda de equipos de misión de varias iglesias bautistas de Florida, Orphan’s Heart ha podido completar 50 de las 100 casas, las cuales están solamente esperando que se conecten la electricidad y el agua para que las familias comiencen a habitarlas. Ron Gunter, director de operaciones de Orphan’s Heart, dice que todavía se necesitan cerca de $500.000 para terminar las casas faltantes.

“La mayoría de estas familias pasan de la pobreza extrema a casas con paredes, cuartos, estufa de gas, cañería y electricidad,” dijo Gunter, y necesitan a alguien que les muestre qué hacer.

Algunas de las personas que se trasladarán a las casas son hombres de la localidad que han trabajado en la construcción de las casas, tienen niños y también viven en necesidad.

Chahin dice que estos hombres han sido asignados a una casa en cada cuadra y han sido contratados como personas de mantenimiento para las casas de su cuadra.

“Ellos trabajaron en estas casas y las conocen mejor que nadie, así que ¿quién mejor para arreglar algo cuando se descompone?” preguntó Chahin.

Dulce Díaz también se beneficiará con una de las nuevas casas. Ella vivía con su nieto al que cuidaba hasta que su casa se incendió.

Una familia que no estaba en mejores condiciones les ofreció a Dulce Díaz y a su nieto un lugar para quedarse después de que la tragedia los afectó.

Ahora, cada una de esas familias vivirá una al lado de la otra en dos de las nuevas casas.

Además de las casas, está el centro de transformación comunitaria, el cual abrió en noviembre de 2014. Este está equipado con un santuario, salones de clase, una cocina y baños. Todo el edificio tiene 37 metros de largo y 9 de ancho y se encuentra en medio de la urbanización.

La cocina pronto estará equipada para comenzar un programa de alimentación para los niños de la comunidad, y en el futuro Gunter dice que Orphan’s Heart en compañerismo con profesionales locales planean proveer entrenamiento en varias áreas, desde costura hasta electricidad para poder ayudar a los futuros habitantes de las casas para que puedan levantar un negocio y sean capaces de proveer para sus familias.

Además de edificar casas, los equipos misioneros de las iglesias bautistas de Florida también trabajan en las tardes con los niños en el centro de transformación comunitaria y en un programa tipo Escuela Dominical. Este es el aspecto de edificación de relaciones y edificación del Reino del proyecto. Chahin cree que el bien que será hecho dentro de esta comunidad de 100 nuevas casas se esparcirá a las comunidades circunvecinas, y de esa manera el evangelio puede llegar aun más lejos.

El pastor Ronny Raines de la Iglesia Bautista First de Bradfordville dice que los equipos misioneros han ministrado a aproximadamente 200 niños.

Su iglesia ha estado involucrada en el proyecto cerca de dos años y se está alistando para enviar un quinto equipo.

“Es un ministerio holístico,” dice él del proyecto. “Estamos emocionados por edificar casa, pero también estamos emocionados por compartir el evangelio con los niños y sus familias.”

Amber Sheffield, misionera de la Iglesia Bautista Hillcrest en Pensacola, dice que la parte más emocionante de trabajar con la comunidad de El Carrizal es ver a los de la localidad aceptar a Jesús y comenzar a compartir el evangelio con sus semejantes.

Raines dice que es un proyecto misionero en el que las iglesias de cualquier tamaño pueden participar. Una manera que él sugiere es asociándose con otras iglesias para hacer el viaje y/o para enviar donaciones.

“Nunca dejen que las finanzas o el número de personas desanimen a su iglesia a hacer misiones,” dijo.

    About the Author

  • Por Keila Diaz
    Keila Díaz es corresponsal de vida hispana para Baptist Press. BP informa sobre misiones, ministerio y testigos avanzados a través del Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con las preocupaciones de los bautistas del sur a nivel nacional y mundial. Read All by Por Keila Diaz ›