- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Para las iglesias, Michael ‘fue como ser golpeadas por una bomba’

PANAMA CITY, Florida (BP) — El huracán Michael dañó por lo menos 50 edificios de iglesias bautistas del sur en Florida y Georgia, y a algunos virtualmente destruidos, de acuerdo con los estimados iniciales.

Sin embargo, eso no ha detenido las congregaciones para hacer la obra del ministerio.

“Algunos de los diáconos están haciendo algunos reconocimientos para nosotros tratando de descubrir algunas de las necesidades” en la comunidad para iniciar los ministerios, dijo Dwight Woods, pastor de la Iglesia Bautista Family of God (Familia de Dios) en Panama City, Florida, a pesar de los daños graves a las dos instalaciones para 200 miembros de la iglesia.

En la instalación del oeste de Family of God, el salón de compañerismo colapsó y 9 metros del techo del santuario fueron arrancado por Michael, le dijo Woods a Baptist Press. La instalación del este de la iglesia vio la mitad de la cubierta del módulo dañado.

[1]

Por lo menos seis personas murieron cuando Michael tocó tierra en la saliente de Florida el 10 de octubre como huracán categoría 4 y siguió rumbo a Georgia y las Carolinas. Alrededor de 1.5 millón de casas y negocios en el sureste no tenían energía eléctrica desde el 11 de octubre.

Muchos pastores e iglesias a lo largo de la costa del golfo todavía no pueden ser contactados debido a la suspensión del servicio celular y el internet. Más allá de los daños reportados de la Iglesia Bautista Family of God hasta ahora, Michael llenó algunas iglesias de agua, arrancó techos de otras y causó que múltiples edificios de iglesias colapsaran.

“Es como haber sido golpeados por una bomba,” dijo Woods, “y tu vida es simplemente alterada, vuelta al revés, y comienzas a tratar de juntar las piezas de nuevo.”

la Iglesia Woodstock PCB en Panama City Beach, Florida, sufrió solamente daños menores en su instalación y tiene electricidad para brindar ayuda a los vecinos. La congregación que albergó a 100 miembros del equipo de búsqueda y rescate de Louisiana, está ofreciendo comida y albergue a miembros desplazados de la comunidad y ha enviado equipos a Panama City para localizar gente cuyos familiares no han podido ser contactados.

“Vamos a abrir nuestra instalación y solo ser la iglesia,” dijo Rick Young, pastor de Woodstock PCB, un campus satélite de la First Baptist Church en Woodstock, Georgia.

Jim Barr, miembro de la First Baptist Church en Panama City – la cual sufrió daño en su instalación – se refugió en la bañera en el quinto piso de su condominio en Panama City Beach y le dijo a BP que el poder de la tormenta fue evidente.

“Fue una experiencia horrible,” dijo Barr. “El sonido del rugido de los vientos era absolutamente aterrador…un sonido que no quiero oír de nuevo nunca más. Pero fui bendecido.”

[2]

Phyllis Poland, quien coordina alivio en desastres y es ministro asistente de la Asociación Bautista Northwest Coast en Lynn Haven, Florida, dijo que por lo menos cinco iglesias en la asociación, incluyendo Family of God, sufrieron “daño sustancial.” Una iglesia perdió completamente el techo, otra se inundó más de un metro y otra está abruptamente inclinada casi 90 grados.

“Solo he visto fotos del catastrófico daño en nuestra comunidad,” le dijo Poland a BP. “Mi familia y yo evacuamos debido a la magnitud del huracán Michael. Por favor, oren por las 51 congregaciones representadas en la Asociación Bautista Northwest Coast y por las familias de Bay, Gulf y el condado Franklin afectadas por esta tormenta. Nuestras comunidades son resistentes y representarán bien la palabra EQUIPO: Juntos cada uno logra más (del inglés TEAM: Together Everyone Achieves More).”

Lewis Miller, catalizador regional de Florida del oeste de la Convención Bautista de Florida, dijo que por lo menos de 50 a 75 iglesias de Florida fueron dañadas por Michael y previsiblemente 100. Además, el Baptist College de Florida en Graceville, Florida, tuiteó que la escuela experimentó “de moderado a algún daño severo a los edificios, árboles, etc.,” pero “todo el personal está bien.”

El periódico Christian Index de Georgia reportó que iglesias en el sur de Georgia también fueron “severamente dañadas,” incluyendo una cuyo salón de compañerismo y edificio de educación parecían ser pérdida total.

“Las casas han perdido techos,” dijo Ken Cloud, director de misiones de la Asociación Bautista Bowen en Bainbridge, Georgia, dijo de acuerdo al Index. “Grandes pinos se están viniendo abajo. Es como una zona de guerra.”

Miller dijo que “va a tomar un largo tiempo” para que las regiones más fuertemente golpeadas se recuperen. Pero la espera más difícil para algunos es que sean levantadas las restricciones para viajar de manera de poder comenzar a tener cuidado de otros.

“Ellos quieren ayudar,” dijo Miller. “Muchas personas que no fueron afectadas por estas tormentas han pasado por otras tormentas. Así que habiendo pasado por otras tormentas y habiendo tenido gente que respondió a ellos, saben cuán importante y útil es eso, y ahora quieren ir donde aquellos que están damnificados.”

Actualmente, dijo Miller, “la mejor cosa que pueden hacer [los creyentes interesados] es orar y dar a Alivio Bautista del Sur en Desastres mediante la Junta de Misiones Norteamericanas o sus convenciones estatales.”