fbpx
Articulos en Español

Pastor promueve hogares temporales


GARLAND, Texas (BP)–Russell Rogers es un pastor con una pasión por animar a las familias de la iglesia a adoptar o proveer hogares temporales a niños desplazados.

La congregación del pastor Rogers, Trinity Life Baptist Church en Garland, Texas, organiza una celebración anual de familias temporales o adoptivas, y el pastor Rogers hace de vocero de un programa con base en la fe llamado CHILD (por sus siglas en inglés) — Congregations Helping in Love and Dedication (Congregaciones que Ayudan con Amor y Dedicación).

Aún antes de casarse, Rogers y su esposa Shelly habían planeado adoptar niños. Después de casarse, las noticias de que no podrían tener hijos propios impulsaron a la pareja en 1996 a buscar una licencia del estado para ser padres temporales. Durante 11 años, acogieron a cerca de 20 niños y adoptaron tres. También durante ese tiempo, la pareja recibió la sorpresa de poder tener dos hijos biológicos.

“Llegamos al punto en el que nuestra aljaba estuvo llena,” dijo Rogers, y añadió que aunque no había más espacio físico para recibir a más niños en su hogar, había abundante espacio en su corazón.

“La carga no se fue,” dijo.

Así fue como Rogers y las familias de Trinity Life Baptist comenzaron a celebrar familias temporales y adoptivas. Después de todo, dijo Rogers, fue una familia de su propia iglesia la que le presentó la idea de hogares temporales y adoptivos del estado. Antes de eso, Rogers y su esposa habían indagado sobre adopciones a través de agencias privadas. La etiqueta de $26.000 — con el salario de un pastor — puso el asunto de la adopción fuera de su alcance. Eso fue hasta que comenzaron a hablar con una pareja de su propia iglesia que llegó un domingo con un bebé que había sido puesto a su cuidado por el estado de Texas.

Rogers ahora tiene la esperanza de por ser “esa persona de la iglesia” que les presente a otros la idea de hogares temporales y adopción del estado. Su meta es presentar la necesidad y permitir que el Espíritu Santo guíe.

Algunas personas tienen un llamado para este ministerio pero no saben dónde o cómo comenzar el proceso, dijo Rogers. De las 23 reuniones de información que auspició el año pasado, más de 35 familias indicaron interés en ser hogares temporales.

Felicia Mason-Edwards, especialista de programa de CHILD, dijo que la gente religiosa constituye la mayoría de los hogares de crianza temporal en Texas y que el estado se basa en iglesias para llenar las necesidades de niños desplazados.

Aunque no todos pueden ser padres temporales, todos pueden hacer algo, dijo Mason-Edwards. Como cuerpo, las congregaciones pueden actuar para apoyar a los padres temporales o adoptivos de diferentes maneras.

Ella aplaudió el esfuerzo de las iglesias por ministrar gente en tierras extranjeras pero añadió: “Estos niños están en sus comunidades. Aquí, en Texas, usted tiene su propio campo de misión.”

Rogers dijo que la iglesia debe ser la primera en dar un paso adelante y tomar el ministerio de hogares temporales y adopción. De acuerdo a la oficina de Servicios de Protección al Niño de Texas hubo 71.344 casos confirmados de abuso o/y abandono de niños y 33.615 niños de menos de 17 años fueron colocados en hogares temporales. Cerca de un tercio de ellos finalmente fueron reunidos con su familia, pero los otros permanecieron bajo supervisión estatal en hogares con padres temporales, hogares grupales, hogares de familiares, instalaciones de tratamiento u otras instalaciones de cuidado, y 4.158 niños fueron adoptados.

Ya que los niños han sido sacados de sus casas debido a negligencia y/o abuso, necesitan el amor y el cuidado que un hogar cristiano puede ofrecer, dijo Rogers.

“Imagine qué impresionante sería si la iglesia se levantara y los hogares cristianos pudieran ser un lugar de sanidad,” dijo. “Hay niños que se irán a la cama esta noche en Texas pensando que nadie los quiere.”

La verdadera religión, dijo Rogers, se define en Santiago 1:27: “La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo.”

“Creo que Dios llama y equipa a gente específica, en lugares estratégicos, con propósitos importantes,” dijo Rogers.

El estado le ha pedido que hable a congregaciones a través de una extensa franja de Texas, y él espera tener 70 reuniones de información en iglesias para el fin del verano.

“Los niños fueron importantes para Cristo y por lo tanto deben ser una prioridad para nosotros,” dijo Rogers.
–30–
Bonnie Pritchett es corresponsal para Southern Baptist TEXAN, publicación de la Convención Bautista del Sur de Texas.

    About the Author

  • Por Bonnie Pritchett