- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

SEMANA DE ORACIÓN: Alcanzando a los no alcanzados en la selva amazónica

[1]
[2]

Un grupo pequeño de hombres abordaron una avioneta cessna. Después de un vuelo de dos horas, aterrizaron en una pequeña pista de aterrizaje en lo profundo de la selva amazónica. Desde allí abordaron un bote y se prepararon para el viaje. Su destino, una aldea aislada de una tribu llamada Akawa*, la cual todavía está a más de siete horas de distancia.

Si esto trae recuerdos de Humphrey Bogart y Katherine Hepburn quienes luchaban contra los mosquitos y el calor en la película que salió el año 1951 titulada “La reina africana”, no estarías muy lejos. Cuatro veces al año, un grupo de misioneros de la IMB y sus socios locales abordan un avión pequeño, luego un bote pequeño que los llevará a los Akawa, una etnia no alcanzada con la cual el equipo comenzó a trabajar en el año 2018.

Como muchas tribus, los Akawa son animistas y viven con miedo de los espíritus que habitan el mundo que los rodea, dijo Joe Brewster, un misionero de la IMB que trabaja con la pequeña tribu.

“Como animistas, tienden a ser pragmáticos y optan por lo que funciona en lugar de lo que es correcto o incorrecto”, dijo Brewster. “Ellos viven al tope de un rio amazónico, y viven como si estuviesen en la Edad de Piedra”.

Los Akawa aprenden a través de la oralidad. Ellos tienen cierto acceso al mundo exterior, pero muy poca comprensión del mismo dijo Brewster. El Proyecto Joshua, una organización que se dedica a la investigación y que resalta a las etnias no alcanzadas, menciona que los Akawa suman unas 400 personas en Perú.

Edwin Blanco* es un plantador de iglesias que vive en la cuenca del Amazonas. Como el administrador de una organización misionera indígena, tiene la carga de alcanzar a los Akawa con el evangelio de Jesús. Brewster y él han sido amigos desde hace más de 10 años. Los dos hombres, junto con sus respectivos equipos, han formado alianzas para alcanzar a las etnias no alcanzadas como los Akawa.

Blanco comprende la importancia del evangelio; el cual transformó a su familia. En la década de los años 50, unos misioneros contactaron a la tribu de Blanco y a raíz su abuelo decidió seguir a Jesús. Hoy, la iglesia en el río Blanco está firmemente establecida y el evangelio se ha arraigado entre ellos.

Blanco no quiere que el evangelio solo sea para él y para su tribu. Pero el enfrenta un problema. La organización que dirige fue fundada con ofrendas que provienen del extranjero y depende de sus ofrendas las cuales cada vez van disminuyendo. El quiere enfocarse en la evangelización y la plantación de iglesias, pero él y sus colaboradores tienen alimentar a sus familias.

Blanco contacto a su amigo Joe. Despues de horas de conversación, el equipo de Brewster decidió ayudar a Blanco y su equipo y una de las maneras fue la de ampliar su visión de las misiones de una manera que no dependiera de fondos extranjeros.

Con la ayuda de la Ofrenda de Navidad Lottie Moon y otras donaciones, el equipo ha construido nueve estanques de peces, y el objetivo es construir hasta 15 estanques. Hasta la fecha, el grupo ha vendido casi 10,000 libras de pescado, dijo Brewster.

Brewster cree que Dios usará a creyentes de tribus como Blanco para alcanzar a los perdidos en el Amazonas. El equipo ya ha visto frutos del evangelio entre los Akawa. En los últimos dos años, varias personas han llegado a la fe en Jesús, se han bautizado y se reúnen regularmente para ser discipulado.

“Dudo en llamarlos una iglesia; porque todavía dependen en gran medida del discipulado externo y aún no tienen un líder local”, dijo Brewster. “Pero están cerca. … Oramos que la organización de Edwin continúe desempeñando un papel clave en llevar el evangelio a los lugares donde no se ha predicado”.

“El cumplir con la Gran Comisión es un trabajo difícil, como el sacar un tronco pesado de la selva”, dijo Blanco. “Un solo hombre puede hacerlo, pero si trabajamos unidos y nos ayudamos unos a otros, ¡el trabajo es mucho más fácil!”

OREMOS por Joe, Edwin y sus equipos para que compartan el evangelio con los Akawa.

OREMOS para que muchos miembros de los Akawa vengan a la fe en Jesús.

OREMOS para que los nuevos creyentes Akawa se reúnan en grupos y comiencen iglesias.