- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

Una nueva canción, Quietud

[1]

Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová. Salmos 40.3

NASHVILLE, Tenn. (BP)–Por años han estado de moda los canto-autores que ponen melodía a sus poesías, donde comparten sus sentimientos. Pero solo los más talentosos pueden combinar buena poesía, con buena música e interpretación. Los demás, quedan olvidados sin haber podido dejar alguna huella en el alma del oyente.

Sin embargo, en Cristo, nuestro Padre pone en nuestra boca un cántico nuevo, poderoso e influyente. Es la verdadera alabanza a nuestro Dios que impacta al oyente de manera que le teman y confíen. ¿Se imagina? En Cristo puede ser un cantante de gran influencia en los demás.

Cuando con verdadera fe vive su evangelio, el Señor hace brotar desde su corazón y a través de su testimonio, una canción poderosa que no solo alaba a Dios, sino que resulta en bendición para todos los que la escuchen.

En este mundo, la gente anda desesperada por escuchar esa canción de salvación y esperanza, y solo los cristianos están dotados con la inspiración del Espíritu Santo para cantar esa nueva canción.

[2]

¿Es realmente usted el intérprete de esa canción salvadora y restauradora; o mantiene sus labios cerrados?

Hace poco, estuve leyendo los comentarios de uno de los presos que están tomando un curso por correspondencia que ofrece mi iglesia, y este compartía su anhelo de salir de la prisión para hablar de Cristo a sus familiares y amigos. Si está libre, tiene un privilegio que no todos tienen. Si puede abrir sus labios para entonar la canción del evangelio de Cristo sin temor a represalias y prisión, tiene un privilegio que millones anhelan tener y no tienen.

Los hijos de Dios debiéramos en todo tiempo, expresar nuestro gozo y esperanza, entonando la nueva canción que exalta a nuestro Dios y proclama su amor en Cristo el Salvador.

De esa manera, el oyente impresionado por tanto talento espiritual, que no es nuestro, queda impactado por el mensaje más bello jamás escuchado para dar fruto: Salvación segura, paz interior, y un alma renovada.
–30–
Este escrito fue publicado originalmente por la revista Quietud® en el número correspondiente al otoño de 2011.Si desea saber más sobre la revista Quietud visite www.lifeway.com/espanol