Articulos en Español

Union Grove Church se adapta a los tiempos


YADKINVILLE, N.C. (BP) — “No hay futuro en el pasado,” dice Kenny Gooden, pastor durante los últimos 30 años de Union Grove Baptist Church. “Tenemos que mirar hacia el futuro.”

El cambio es esencial, aunque cambio en un área rural como el condado Yadkin es difícil y toma tiempo, dijo Gooden.

“El mensaje nunca cambia,” dijo. “Pero algunas veces necesitamos adaptar las maneras en las que llevamos a cabo lo que estamos supuestos a ejecutar por el bien de la Gran Comisión.”

Una cosa que nunca cambia en Union Grove Baptist es su compromiso con las misiones a través del Programa Cooperativo, la manera en la que los bautistas del sur cooperan juntos para alcanzar con el mensaje del Evangelio del amor incondicional de Dios a cada persona en el mundo.

La iglesia, que tenía una asistencia semanal antes de la pandemia de unos 225, daba el 10 por ciento de sus ofrendas a las misiones a través del Programa Cooperativo cuando Gooden y su familia llegaron en 1990. Él ha guiado la congregación en aumentos incrementales. Este año, la congregación votó asignar 14.5 por ciento al Programa Cooperativo, más otro 5.5 por ciento a otras misiones.

“Creo que nuestra gente entiende que dar es un ministerio,” dijo Gooden. “Cualquier cosa que llamemos ministerio no lo hacemos para reintegrar, para obtener ganancia, porque ministerio de cualquier tipo requiere sacrificio.

“Al dar al PC, hay un gozo que reciben de saber que ustedes, junto con otras iglesias bautistas del sur, están sosteniendo el Evangelio 24/7/365. Juntos estamos haciendo algo que ninguno de nosotros podríamos hacer individualmente.”

Gooden dijo que se da cuenta del beneficio de ser parte de la SBC, y ha sido impresionado por la ayuda disponible para las iglesias a través de la Convención Bautista Estatal de North Carolina. La convención estatal reenvía el 42 por ciento de los ingresos que el PC recibe a las causas nacionales e internacionales de la SBC al tiempo que retiene el 58 por ciento para el uso en el estado.

“Siempre hay alguien allí que puede ayudarme, para asistirnos en diversos proyectos,” dijo Gooden. “Además, ser parte de algo más grande que nosotros, ser parte de algo global, eso es importante. Y para mí, la mejor parte de dar a las misiones a través del Programa Cooperativo es que eres parte de alcanzar el mundo para Cristo.”

Union Grove Baptist circunda su cada vez más creciente dar al Programa Cooperativo dando con programación de la iglesia siempre cambiante. La iglesia cambió su declaración de misión hace dos años a “Alcanzar al perdido, enseñar al salvo, amarse unos a otros.”

Se está distanciando del formato de Escuela Dominical al formato de estudios bíblicos en casa. La meta para estos grupos Alcanzar Enseñar Amar — (RTL) — es que cada uno se multiplique después de aumentar a 12 o 15. Un grupo se ha añadido a los iniciales tres hasta ahora.

“Estamos dando pequeños pasos, pero son grandes pasos para nosotros,” dijo Gooden. “Durante la última cantidad de años hemos tratado de hacer lo mejor para salir a nuestra comunidad y a las escuelas locales y hacer proyectos de servicio. Descubrimos que la gente necesita saber que ellos nos importan, estar ahí en crisis o necesidad.”

La iglesia tiene una despensa de comida tan bien establecida que cuando las autoridades del condado o de la escuela se quedan sin recursos, envían a la gente a la Union Grove Baptist.

“Nos hemos dado cuenta que hay una manera que tenemos para alcanzar a la gente: siendo la iglesia en la comunidad,” dijo el pastor. “Tratamos de estar ahí para ayudar a la gente. Eso ha sido tan importante como ninguna otra cosa para nosotros.”

Además de los viajes de misión por toda la nación y a Perú, la iglesia durante años envió a sus jóvenes a reparar casas cada verano a través de World Changers. Hace ocho años los líderes de la iglesia plantearon un ministerio similar localmente, y otras dos iglesias de la Asociación Bautista Yadkin se unieron en lo que se ha convertido un esfuerzo ministerial cada año de por medio.

Es cada año de por medio porque la organización, la logística y la recaudación de fondos toman tiempo, dijo el pastor.

El ministerio de una semana del año pasado de “Impacto Yadkin” involucró a 800 adolescentes de 40 iglesias de diferentes denominaciones. Ellos completaron 65 proyectos de reparación de casas sin costo para los residentes necesitados de la comunidad.

“En la noche tenemos tiempo de culto con banda y un orador,” dijo Gooden. “El gimnasio generalmente está lleno. Le ponemos mucho énfasis a eso; no solamente por las iglesias sino por la causa de Cristo. Ha sido muy fructífero lo que hemos visto que sucede.”

Gooden dijo que ha observado como la iglesia — que una vez fue el corazón de la comunidad — ha sido marginada por otros intereses: recreación al aire libre, tiempo familiar, deportes escolares y más.

“Tratamos de permanecer allí y de mantenernos relevantes, donde la gente pueda vernos, y con esperanza nos den una oportunidad de ministrarlos,” dijo el pastor. “Esta pandemia por supuesto ha sido algo que ha forzado a la iglesia a cambiar aún más. Nos forzó a retroceder y decir: ‘¿Cómo vamos a alcanzar a la gente — a nuestra gente y a la nueva gente?'”

Cuando la iglesia comenzó a retransmitir en vivo los cultos en Facebook, el número de espectadores rápidamente creció a más de 500, más del doble de la asistencia al culto del domingo en la mañana anterior.

“Creo que el Señor usó esta pandemia para ayudar a la iglesia a darse cuenta que necesitamos hacer cambios en nuestros métodos y presupuestos porque mucha gente ahora, eso es lo que hace, se sienta enfrente de su computadora,” dijo Gooden.

Después de dos meses de solamente cultos en línea, Union Grove Baptist comenzó con cultos al aire libre, donde la gente llevaba sus propias sillas a una gran zona verde en los terrenos de la iglesia. A mediados de julio, los cultos se trasladaron adentro, con dos cultos de manera que la gente pudiera distanciarse socialmente. Para mediados de agosto, un culto era al aire libre y el otro adentro.

El pastor sacudió la cabeza ante el pensamiento de toda la inquietud en Estados Unidos este verano.

“Muchísima gente está herida y asustada y en busca de algo,” dijo Gooden. “Estoy cansado de malas noticias, y lo que tenemos son buenas noticias. Tenemos la oportunidad de compartir buenas noticias con un mundo en desesperada necesidad de ellas. Eso es algo que no cambia.”

    About the Author

  • Karen Willoughby