fbpx
News Articles

EDITORIAL: Nuestra Esperanza y Nuestra Felicidad


GRAPEVINE, Texas (BP) — Hay muchos en nuestro mundo hoy en día que no tienen ninguna esperanza en sus vidas. Viven una vida sin rumbo y sin propósito. Sólo van al trabajo y ganan su dinero esperando ser felices. La realidad es, si vivimos una vida sin Cristo nunca vamos a encontrar la verdadera esperanza y nunca vamos a ser felices. Cristo Jesús es el único regalo que puede dar esperanza y felicidad a toda la humanidad. El Hijo de Dios vino a salvar al mundo.

“Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.” Lucas 19:10

El mensaje de salvación para este mundo es claro. Vino un niño que nació en un pesebre y fue el Salvador para todo el mundo y su nombre es Jesús.

“y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He

aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió

a su mujer. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre Jesús.” Mateo 1:21-25

Aceptando a Cristo como Salvador y Señor de nuestras vidas nos garantiza plena esperanza y plena felicidad. Pero en este mundo, muchas veces no podemos escaparnos de la penas y de las luchas de la

vida cotidiana. Y si nos toca pasar por estas penas y luchas sabemos que en Cristo tenemos plena seguridad. Nosotros como seguidores de Él, sabemos que Cristo ha ganado la batalla final. Y cuando

aceptamos a Cristo en nuestras vidas la batalla ha sido ganada para nosotros también. Lo único que nos espera es obedecerle a Él en todo. No hay que desanimarnos para nada. Sabemos que el enemigo

quiere destruirnos, pero en Cristo estamos seguros. Nuestra esperanza y felicidad está en ese niño que se llama Jesús.

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro: y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.” Isaías 9:6

¡Comparta con alguien hoy este mensaje de salvación!

    About the Author

  • Mike Gonzales
    Mike Gonzales es el facilitador de SBTC en Español de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas. Read All by Mike Gonzales ›