- Baptist Press - https://www.baptistpress.com -

En McAllen, un pastor ve la imagen de Dios en cada persona

[1]

MCALLEN, Texas (BP) — First Baptist Church en McAllen tiene un asiento de primera fila en la crisis fronteriza, y Steven Gaither, el pastor de la iglesia, dijo que, a pesar de los desafíos, “seguimos estando llamados a ver la imagen de Dios en cada persona.

“¿Cómo ayudas a mantener la separación entre lo que es correcto y legal, y a la vez  amas a tu prójimo como a ti mismo? ¿Cómo funcionas como el buen samaritano? ” pregunta Gaither. “Creo que es parte del desafío único que se presenta aquí en la frontera”.

En algunas iglesias en el Valle del Río Grande, los agentes de la patrulla fronteriza participan en la alabanza junto con los inmigrantes de primera generación, dijo Gaither. En una congregación, algunos inmigrantes pueden haber pasado por los trámites adecuados, dijo, mientras que otros pueden no haberlo hecho.

“Es realmente desgarrador porque conocemos las reglas de nuestro país, y estamos a favor de ellas, y queremos que las cosas se hagan de manera organizada, pero también sabemos que hay una realidad de desesperación que es la crisis migratoria y que mucha gente está huyendo de situaciones horribles y buscan ayuda”, dijo Gaither al TEXAN.

En un vuelo reciente a Dallas-Fort Worth, Gaither calculó que el 60 por ciento de su avión estaba lleno de personas que buscaban asilo y eran trasladadas a diferentes lugares.

[2]

“Lo que noté en ese vuelo fueron muchas familias jóvenes con niños pequeños, y todos parecían asustados, como si nunca antes hubieran estado en un avión y no supieran adónde iban”, dijo Gaither.

El pastor sintió compasión por la gente en el avión y no pudo imaginarse qué historias tenían.

“Es muy fácil agrupar a todos en la misma categoría y demonizar a las personas y sus motivos, pero es diferente cuando miras la cara de un niño, cuando miras la cara de una mamá asustada, cuando miras a los ojos a un joven y te das cuenta que ese muchacho está desesperado y no sabe qué hacer”, dijo Gaither.

First Baptist en McAllen, que comenzó en 1908, tiene una larga historia de fuerte apoyo al Programa Cooperativo y ha enviado innumerables misioneros a todo el mundo a lo largo de los años, dijo Gaither. También han trabajado con misioneros al otro lado de la frontera mexicana para ministrar a las personas que esperan ingresar a los Estados Unidos.

“Tendrás grupos de personas que han migrado hacia la frontera desde el sur de México, y están aquí mismo en la frontera con Texas, pero por alguna razón, en cierto sentido, se quedan atrapados ahí y forman sus propias comunidades”, dijo Gaither.

Los misioneros y las iglesias pueden proporcionar alimentos, ropa y educación a las personas de esos grupos, pero una vez que han cruzado la frontera hacia McAllen, muchos se encuentran en instalaciones que no son tan fácilmente accesibles para el ministerio.

A medida que los creyentes siguen la crisis fronteriza en los medios, Gaither espera que consideren que solo se transmite una imagen parcial de la situación.

“Estas son situaciones complejas, y hay personas involucradas en ellas en ambos lados: aquellos que están tratando de hacer cumplir las leyes y aquellos que a veces incluso desconocen por completo las leyes”, dijo Gaither.

“Simplemente, comprendan que debemos ser estimulados al amor y a las buenas obras. Deberíamos animarnos mutuamente a orar por estas situaciones. Cuando estás en tu comunidad, no importa si te encuentras en los EE. UU. o fuera de Texas, mientras observas a la gente, probablemente no sea una posibilidad remota que estés interactuando con alguien que es un estadounidense de primera generación o que quizás esté en tu comunidad por primera vez, y puede haber una oportunidad de compartir el evangelio con ellos”, dijo Gaither.

A veces las personas pierden la capacidad de ver a los demás como humanos, dijo el pastor, pero la mayoría de las personas tienen las mismas emociones, las mismas preocupaciones por sus familias y por su bienestar, sin importar de qué país sean, cuál sea su idioma materno o qué color de piel tienen.

“Una botella de agua es muy útil”, dijo Gaither, ofreciendo una idea de cómo iniciar una conexión.

A pesar de la crisis fronteriza, a pesar de COVID y a pesar de un período de revitalización en la iglesia, la Gran Comisión, el Gran Mandamiento y el gran desafío de Hechos 1: 8 han seguido siendo pilares en First Baptist en McAllen, dijo Gaither.

“Entendemos la profunda historia de las donaciones del Programa Cooperativo aquí en esta iglesia. Para mí, conociendo su historia, esta iglesia ha dicho: “No importa lo que haya cambiado en el mundo, creemos absolutamente que cooperar juntos para difundir el evangelio a las naciones es una gran prioridad, si no la primera”.

“… Creo que hay una larga historia de esta iglesia que dice: ‘No podemos hacer esto por nosotros mismos, pero a medida que cooperamos con otras iglesias de todas partes con las que quizás nunca interactuamos, creemos que estamos invirtiendo en el evangelio, y esa es una inversión que queremos hacer hasta que Jesús regrese ‘”.