fbpx
Articulos en Español

Plan de Protección de Nómina atrae reacción de pastores y éticos


SEATTLE (BP) — Como pastor de Epic Life Church en Seattle con solamente cinco empleados, Keith Carpenter ve el préstamo de Plan de Protección de Nómina como un regalo de Dios durante el tiempo de la devastadora desaceleración económica impulsada por la pandemia COVID-19. Mientras que el pastor A.B. Vines, cuya iglesia New Seasons Church con múltiples ubicaciones en Spring Valley, California, emplea a alrededor de 50.

Sin embargo, algunos pastores tienen preocupaciones teológicas y éticas con el préstamo, el cual es administrado por la Administración de Pequeños Negocios de EE.UU.
“El propósito detrás del préstamo es mantener a la gente empleada,” dijo Carpenter el martes (7 de abril), justo un día después que él solicitó. “No veo ningún problema en hacerlo. Es una sabia mayordomía de los recursos que Dios provee, y si no hay nada más, se pueden pasar esos recursos de cierta manera a otros que pudieran estar sufriendo, a la larga.”
Por lo menos dos pastores, Bart Barber de First Baptist Church en Farmersville, Texas, y Anthony Hicks de Clifton Baptist Church en Franklinton, La., han desanimado a sus congregaciones de solicitar esos préstamos ofrecidos bajo la Ayuda Coronavirus, Ley de Alivio y Seguridad Económica (CARES), la cual fue aprobada por el Congreso el mes pasado.
“En términos generales,” escribió Barber en un blog, “si eso solamente demanda un acto del Congreso para hacer que pase, hay más sucediendo que solamente un préstamo de un banco.”
Pero otros, incluyendo a los especialistas bautistas del sur en ética Russell Moore y Larry Lyon, dijeron que no ven avenencias éticas en recibir los préstamos. La Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC) bautista del sur, la cual dirige Moore, se unió al empuje bipartidista para clarificar que las libertades religiosas de las iglesias estarían protegidas bajo los préstamos administrados por la Administración de Pequeños Negocios.
Los préstamos están incluidos en la ley CARES, inicialmente financiada en $2 trillones y diseñada para aliviar la dificultad económica causada por la pandemia del coronavirus que ha matado a miles y ha obstruido la economía. El presidente Donald Trump dijo el martes (7 de abril) que trabajará para añadir más dinero al Programa de Protección a la Nómina, que fue inicialmente financiado en $350 billones.
Los negocios — así como las iglesias y otras organizaciones religiosas sin fines de lucro — con menos de 500 empleados son elegibles para recibir préstamos que cubren hasta 2.5 veces su nómina mensual promedio, con un capital de $10 millones por préstamo, para cubrir gastos como la nómina, los servicios y el alquiler o los pagos de hipoteca.
Carpenter dijo que intenta mantener a su personal de cinco en Epic Life Church en Seattle, que de acuerdo con los términos del programa permitiría que el préstamo fuera perdonado.
“Tenemos la confianza de mantener a todos nuestros empleados, y debido a eso realmente parece una cosa sabia de hacer, que el gobierno nos haya dado esta oportunidad para tener más dinero con propósitos ministeriales,” dijo Carpenter. “No hay ataduras hasta donde podemos ver. En este momento, no hemos tenido que despedir a nadie, pero no sabemos lo que tiene el futuro. El gobierno creo yo está debidamente viendo 501c3s [sin fines de lucro] como un negocio legítimo en los estados, y para ellos mantener a la gente empleada creo que es una buena cosa.”
Vines, directivo de la ERLC, inicialmente tenía preocupaciones acerca del préstamo, pero dijo que esas han sido adecuadamente abordadas.
“Leí que no había vacíos o vínculos de nosotros para ellos [los bancos],” dijo Vines. “No hay acuerdos vinculantes ahora como que se tenga una escritura de nuestra iglesia o que nos gobierne, no hay nada así. Y al final del día, se trataba de tener cuidado de mi gente. No hemos despedido a nadie en ninguna de nuestras ubicaciones. … no quiero despedir a la gente de Dios.”
Muchos de los miembros de New Seasons están empleados en las profesiones de servicio, entretenimiento y educación, dijo Vines, las cuales han sido fuertemente impactadas por la baja económica. Los receptores de préstamos tienen hasta el 30 de junio para pedir perdón. Vines aceptará el préstamo como una subvención, a menos que se dé cuenta de que el dinero no es necesario.
“Obtendremos el dinero; si lo hacemos bien, devolveremos el dinero enseguida,” dijo Vines. “Pero preferiría tener una garantía que no tenerla. Si salimos bien de esto, cualquier cantidad que obtengamos, nos recuperaremos y la devolveremos.”
Lyon, profesor de ética en el Seminario Teológico Bautista New Orleans, dijo que el hecho de que los préstamos sean perdonables los hace más útiles para las iglesias.
“Si es usado de las maneras que el Congreso pretende, como para mantener las operaciones y la nómina, entonces el préstamo perdonado se vuelve más como un recurso público o un bien público que es provisto por el gobierno,” dijo Lyon. “Esto podría asemejarse al departamento de bomberos, los caminos públicos, y las tuberías de agua. Las iglesias usan estos servicios dentro de sus comunidades y estos servicios se financian principalmente con los impuestos.
“Las iglesias típicamente no niegan estos servicios públicos basados en si son usados, entonces el gobierno puede posiblemente imponer estipulaciones que alteren la predicación fiel de la Biblia,” razonó Lyon. “Aunque la analogía es imperfecta, el punto se mantiene, las iglesias que tomen el préstamo de estímulo con la intención de usarlo como está pensado que se use no violarían ningún principio bíblico.”
Asuntos éticos surgirían, dijo Lyon, si las iglesias usan mal el dinero, porque “entonces las iglesias estarían siendo engañosas y estarían violando las Escrituras.”
Barber escribió artículos en el blog el lunes y el martes explicando por qué él aconsejará a First Baptist Church de Farmersville en contra de aprovechar el paquete federal de estímulo. En una publicación el lunes, él se refirió al pionero bautista del siglo XVII John Smythe, quien les aconsejó a las iglesias sobrevivir de los diezmos y ofrendas; y la historia bíblica en Génesis 14 de Abraham cuando rechazó aceptar el botín de guerra del rey de Sodoma, de manera que otros pudieran ver que solamente Dios había prosperado a Abraham. Sin embargo, Barber aclaró en un artículo subsecuente publicado el martes que estaba hablando solo por sí mismo, y que no intentaba decirles a otros qué hacer.
Moore de la ERLC no ve el dinero como préstamos del gobierno, sino como préstamos de bancos asegurados por el gobierno.
“Los préstamos en sí mismos, sean para una iglesia o para una ferretería, no son para nada del gobierno, sino, como siempre, de los bancos. El papel del gobierno es simplemente garantizarles a los bancos esos préstamos, en caso de incumplimiento. Eso no privilegia o penaliza a ninguna religión de ninguna manera diferente a cualquier otra entidad,” escribió Moore en una columna publicada la semana pasada después de que el Congreso aprobó la ley CARES.
“Algunos líderes de iglesia están intranquilos ante el hecho de que algunos de estos préstamos puedan resultar perdonables,” dijo Moore. “De nuevo, sin embargo, esto no es financiado por el gobierno. Sería, por supuesto, si la SBA declarara que, supongamos, los préstamos serían perdonables para las iglesias y no para otros cuerpos similares, pero este no es el caso.”
Hicks, pastor de Clifton Baptist en Franklinton, La., dijo que prefiere no tomar préstamos para preservar la separación de la iglesia y el estado, aunque reconoció que las preocupaciones que rodean la libertad religiosa en relación con los préstamos habían sido aparentemente resueltas.
“Me doy cuenta que hay iglesias que están en diferentes circunstancias y tienen que tomar decisiones por sí mismas,” dijo Hicks. “Nosotros personalmente [Clifton Baptist Church] no vamos a aprovecharnos de eso, porque aunque supuestamente, las cosas … se han solucionado … hay [algunas veces] secuencias allí de las que no sabemos hasta después.”
Muchas convenciones estatales bautistas del sur están trabajando para informar a los pastores de los nuevos recursos y en algunos casos, ayudarlos a navegar la solicitud.
La Convención Estatal Bautista de Arkansas y la Convención Bautista de Florida están entre los varios grupos que proveen recursos en línea para ayudar a las iglesias a navegar la ley CARES y los préstamos de protección de nómina. Bobby Thomas, presidente y director ejecutivo de la Fundación Bautista de Arkansas, dijo en un video el 6 de abril que la fundación ya había guiado a las iglesias a través del proceso de la solicitud del préstamo. Mientras tanto, el director ejecutivo de la Convención Bautista de Minnesota-Wisconsin (MWBC) Leo Endel dijo que no espera que muchas de sus 200 iglesias miembro soliciten los préstamos federales.
El director ejecutivo de la Convención Bautista de Florida, Tommy Green espera que muchas iglesias de Florida soliciten los préstamos. La convención estatal ha publicado varios recursos relacionados en flbaptist.org.
“No les estamos aconsejando a las iglesias hacerlo o no hacerlo, solamente estamos tratando de ayudarlos con la mejor información como a todos los demás,” dijo Green. “Tenemos muchas iglesias que yo sé que van a hacer solicitudes, y tenemos algunas que probablemente no harán solicitudes para el préstamo. Como convención, nos damos cuenta que hay iglesias que están en inmediato peligro y necesidad. Muchas de las iglesias … no tienen reservas y están luchando semana a semana o mes a mes, financieramente.”
En Minnesota y Wisconsin, Endel dijo que estaba viendo interés en los préstamos solamente entre las pocas iglesias grandes de la convención.
“La mayoría de nuestras iglesias son pequeñas aquí en Minnesota-Wisconsin, y no anticipo que un alto porcentaje de ellas vaya a aprovechar esto,” dijo Endel. “Sí pienso que, para nuestras iglesias grandes, hay más presión para tomar un préstamo, de manera de poder cubrir un personal más grande del personal normal. Así que veo interés en nuestras iglesias más grandes en darle una seria mirada a esto.”

    About the Author

  • Por Diana Chandler
    Diana Chandler es escritora y editora de asignación general de Baptist Press. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante mediante el Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con los intereses de los bautistas del sur nacional y mundialmente. Read All by Por Diana Chandler ›