fbpx
Articulos en Español

Decidido un caso ‘parte aguas’ sobre la libertad religiosa en Canadá


CALGARY, Alberta, Canadá (BP) — Un caso “parte aguas” sobre la libertad de expresión en cuanto al tema de la homosexualidad ha sido resuelto en Canadá este otoño, dando esperanza a los partidarios de la libertad religiosa en los Estados Unidos, quienes dicen que el fallo pudiera tener un impacto en las futuras decisiones en los EE UU.

“Los asuntos de moralidad, incluyendo la moralidad percibida de ciertos tipos de conducta sexual, son temas de discusión en el foro público. La libertad de expresión no protege solamente el discurso de cortesía,” escribió en el fallo el Juez de la Corte de Apelaciones de Alberta, Clifton O’Brien.

El caso, el cual estuvo en las cortes por una década, involucró a Stephen Boissoin, pastor canadiense, quien escribió unas cartas al editor de su periódico local expresando sus opiniones religiosas sobre la homosexualidad y su preocupación al ver que este comportamiento se estaba promoviendo en las escuelas públicas.

Un profesor de la Universidad de Calgary reportó las cartas ante la Comisión de Derechos Humanos en Alberta, acusándolo de discurso discriminatorio. La comisión concordó con el profesor y multaron al pastor con $5,000, prohibiéndole que continuara expresando sus puntos de vista sobre la homosexualidad.

En lo que parece ser la victoria final para el pastor, según Alliance Defending Freedom, la Suprema Corte de Alberta afirmó en octubre que Boissoin tenía el derecho de expresar públicamente sus puntos de vista religiosos.

“La expresión pública no debe ser censurada simplemente porque los puntos de vista expresados no son populares,” dice una entrada del 2 de noviembre en la bitácora de internet de ADF. “… Esta victoria legal tiene un gran significado para la libertad religiosa. Mientras las cortes estadounidenses cada vez más frecuentemente buscan guía en la jurisprudencia internacional, esta victoria de la libertad de expresión tiene implicaciones importantes para preservar y promover la libertad religiosa en los EE UU.”

Gerald Chipeur, un abogado canadiense afiliado con ADF, dijo, según LifeSiteNews.com, “Este fue un caso parte aguas, muy importante, en términos de la libertad de expresión y la libertad religiosa. Avanzar, será extremadamente difícil, si no imposible, para el debate religioso o político que actualmente está en peligro en las leyes actuales de los derechos humanos en Alberta.”

Chipeur añadió, “Las herramientas de censura no deberían estar disponibles para prohibir las libertades de expresión religiosa en Canadá. La corte adecuadamente consideró este tipo de discurso religioso como uno no ‘discriminatorio’.”

Los tres jueces declararon que “Boissoin y otros tienen el derecho de pensar … que la homosexualidad es pecaminosa y moralmente equivocada … (y) tienen el derecho de expresar ese pensamiento ante otros.”
–30–
Compilado por Erin Roach, editor asistente de Baptist Press.

    About the Author

  • Por el Personal