Articulos en Español

EDITORIAL: No Debemos Preocuparnos


GRAPEVINE, Texas (BP) — En Su enseñanza a los discípulos, Jesús les inculcó la necesidad de tener una fe fundada en la bondad de Dios para disminuir las preocupaciones y los afanes que suelen afligirnos. Y hoy en día, más que nunca necesitamos este tipo de fe para poder confrontar y sobre llevar con las pruebas, inquietudes y ansiedades que vienen a nuestra vida diariamente sólo por el hecho de vivir en este mundo.

En Mateo 6:25-34 vemos cómo podemos tratar las aflicciones que vienen a nuestra vida diariamente. Recordemos que poner nuestra confianza y depender de Dios, es lo que es agradable a Él.
“Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?  ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?  No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.”
En Mateo 6:19-21 Cristo nos advirtió que atesorar las posesiones materiales puede afligir nuestra vida. Las cosas materiales tienen fecha de caducidad. Cuando el tesoro principal es tener a Cristo en nuestras vidas, eso durará por toda una eternidad.
“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.”
También Cristo nos avisa que no podemos servir a dos amos. Cuando nuestro enfoque es totalmente basado en acumular riquezas, no podremos servir a Dios con toda nuestra vida. Es imposible servir a dos maestros.
“Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.” Mateo 6:24
Tenemos que confiar que Dios cuidará de nosotros y no debemos de preocuparnos por nada. Dios está siempre en control de todo y Él cuidará y suplirá todas nuestras necesidades. Lo que Dios espera de nosotros es una entrega total y que dependamos en Él completamente. No debemos de preocuparnos, de hacer tesoros en la tierra y perseguir las cosas de este mundo. Dios sólo pide que le busquemos a Él primeramente y que le obedezcamos en todo. Cuando Dios es primero en nuestras vidas, entonces podemos vivir una vida abundante. Claro que vendrán pruebas, enfermedades y muchas otras cosas malas a nuestras vidas; pero sabemos que en Cristo somos más que vencedores.
“¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 8:35-39
Dios siempre será fiel y siempre suplirá todas nuestras necesidades cuando estamos completamente dedicados a Él.
¡Comparta las buenas nuevas de Cristo con alguien hoy!

    About the Author

  • Mike Gonzales
    Mike Gonzales es Director de los Ministerios Hispanos, Convención de los Bautistas del Sur de Texas. Read All by Mike Gonzales ›