fbpx
Southwestern

Por Dana Williamson/The Baptist Messenger

Sort by:
Filter by Resource Type:
Filter Options »
Filter by Topic:
Filter by Scripture:
Filter by Series:
Filter by Event:
Filter by Media Format:

Ladrón entra a una iglesia, encuentra el perdón y una nueva vida

BROKEN ARROW, Oklahoma (BP) —- Cuando George Aguilar entró y robó cosas de la First Baptist Church de Broken Arrow, Oklahoma, lo último que esperaba encontrar era amor y perdón. Pero esa noche de noviembre del 2004 cambio para siempre la vida de este hombre de 20 años. Siendo un joven fácil de influenciar quien perdió su trabajo y necesitaba dinero para enviar a su madre y hermano menor en El Salvador, Aguilar dijo que pensó que lo púnico que podía hacer bajo estas circunstancias era robar. Aguilar y otros dos hombres robaron e hicieron destrozos en 11 iglesias en el área de Broken Arrow/Tulsa en un lapso de cuatro meses. Se llevaron las cámaras, los módems de las computadoras, las guitarras, los amplificadores y otros equipos electrónicos. Hicieron daños a las propiedades de las iglesias que ascienden a los $250,000. En la iglesia en Broken Arrow estos hombres causaron $25,000 en daños a la propiedad y destruyeron lo que no se iban a llevar. La iglesia acababa de completar la construcción de un edificio de usos múltiples, sin contraer deudas financieras, y el cual incluía el centro para alabanza. "Todos estábamos enfurecidos pensando cómo alguien podría hacerle esto a una iglesia," dijo el pastor Nick Garland. "Fue especialmente doloroso para nosotros porque trabajamos tanto tiempo para ver la estructura terminada y había sido dañada en tan poco tiempo y tan insensatamente. Quería que atraparan a la(s) persona(s) que hizo esto y quería que lo(s) castigaran." Después que los ladrones fueron aprendidos, Aguilar escribió una carta de disculpas para las iglesias que él había robado y destrozado.