fbpx
Articulos en Español

EDITORIAL: Dios de lo imposible


¿Estás enfrentando una situación que parece imposible de resolver? ¿Sientes que tus oraciones no reciben respuesta? ¿Estás frente a una montaña que parece inamovible? ¿Necesitas un gran avance? Dios se especializa en darnos nuevos comienzos. Todavía obra milagros y abre caminos, ríos en el desierto de nuestras vidas.

En 2 Samuel 5:20 NTV, David exclama: “¡El Señor lo hizo! ¡Él irrumpió en medio de mis enemigos como una violenta inundación! Así que llamó a ese lugar Baal-perazim (que significa el Señor que irrumpe).” La traducción en lenguaje actual dice “A ese lugar David lo llamó Baal-perasim, pues dijo: ‘Dios es fuerte como la corriente de un río, pues me abrió el camino para vencer a mis enemigos’”. Una razón especial por la que David tuvo la oportunidad de reinar en Israel fue para salvarla de los filisteos. Estos fueron los agresores del pueblo de Dios. Cuando oyeron que David había sido ungido, fueron a buscarlo. Querían quebrantar su gobierno desde el principio, antes de que se estableciera. ¿Ves ahora tus pruebas y tribulaciones como oportunidades para que Dios se mueva? David fue valiente para ir contra el enemigo y no se movió sin consultar al Señor. ¡Toma ánimo! El está cerca de ti. David lo hizo dependiendo totalmente de Dios. Requiere fe. “Entonces David le preguntó al Señor: —¿Debo salir a pelear contra los filisteos? ¿Los entregarás en mis manos? El Señor le contestó a David: —Sí, adelante. Te aseguro que te los entregaré.” 2 Samuel 5:19 (NTV).

Implica creerle a Él y sus promesas. La fe es acción más allá de nuestros sentimientos y circunstancias. Cada día nos enfrentamos a una batalla. ¿Confías en Dios para lo imposible o dependes de tus propias situaciones? Más tarde, David dio gloria a Dios por la victoria y avergonzó a los ídolos del enemigo. ¿Estás permitiendo que los enemigos de Dios gobiernen los eventos de tu vida?

Ezequiel 11: 19-20 (NTV) dice, “Les daré integridad de corazón y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos. Les quitaré su terco corazón de piedra y les daré un corazón tierno y receptivo, para que obedezcan mis decretos y ordenanzas. Entonces, verdaderamente serán mi pueblo y yo seré su Dios”. ¿Recuerdas lo que hicieron los filisteos? Estos habían traído las imágenes de los ídolos que adoraban para protegerse mientras luchaban. En cierto modo, esto era similar a los israelitas cuando llevaron el arca al campo de batalla. Allí en la lucha, los primeros escaparon y abandonaron el lugar sin los ídolos que llevaban. Los dejaron allí porque eran una carga para las bestias y el ganado (Is. 46: 1). En cambio, cuando el arca estuvo en manos de los filisteos, esta los consumió. ¿Estás listo para tu próximo paso? ¿Listo para preguntarle a Dios y obedecer lo que él te indique? Cuando estas imágenes cayeron en manos de los israelitas, las quemaron (v.21) porque eran inútiles. Hoy oro para que el Espíritu Santo te impulse a dar tu próximo paso de fe confiado en Su poder. Cree más de Sus promesas y deja a un lado los obstáculos que te atrapan. Confía en Él para lo imposible. ¡Eso es lo que Él es!

    About the Author

  • Luis R. López
    Luis R. López es Director Asociado de Misiones y Trabajo Étnico de la Asociación Bautista del Condado de Robertson en Tennessee.Read All by Luis R. López ›