fbpx
Articulos en Español

Fortalecidos a través de todo


Las pruebas, los desafíos y el sufrimiento no son una cuestión de si los enfrentaremos o no, sino más importante aún, cómo los superaremos. Un piloto debe estar entrenado para volar en todas las condiciones si quiere llegar a su destino de manera segura. La lista de verificación se revisa cada vuelo antes del despegue. Una vez que surgen condiciones desfavorables, puede pasar por encima, por debajo o a  través de ellas. Debe confiar en el avión y en su entrenamiento. Se nos ha dado el mejor piloto para la vida en Jesucristo si le permitimos conducir nuestra vida y seguimos sus instrucciones en la Palabra.

Cuando enfrentes desafíos, recuerda al Padre Celestial que abrirá Sus brazos de amor, poder y consuelo para asegurarte en ellos. Elige alabarlo a través de todo. Él siempre tendrá la compasión y el consuelo que sus hijos necesitan. Parte de la formación del carácter que glorifica a Cristo es aprender a soportar con paciencia los desafíos. En esos tiempos Su gracia será suficiente para fortalecerte y sostenerte a través de ella. Una vez que lo superes da testimonio de cómo Él ha obrado para que otros aprendan y se animen en sus desafíos. Los desafíos y el sufrimiento no necesitan ser tiempos perdidos sino oportunidades para crecer en la fe y luego experiencias que pueden usarse para ayudar a otros que están pasando por algo similar.

En una sociedad preocupada por imágenes de éxito podemos mostrar cómo Dios es fiel en nuestra debilidad que es más la realidad de la vida. Somos fortalecidos por Su amor, promesas y gracia. Él obrará en todas las circunstancias para Sus propósitos, ya sea liberándote o sosteniéndote porque Él siempre es fiel. Siente Su paz, consuelo y compasión mientras lo alabas ahora mismo y recuerdas Su presencia amorosa y sus promesas para tu vida.

Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que, con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren. Pues, así como participamos abundantemente en los sufrimientos de Cristo, así también por medio de él tenemos abundante consuelo. Si sufrimos, es para que ustedes tengan consuelo y salvación; y, si somos consolados, es para que ustedes tengan el consuelo que los ayude a soportar con paciencia los mismos sufrimientos que nosotros padecemos. Firme es la esperanza que tenemos en cuanto a ustedes, porque sabemos que, así como participan de nuestros sufrimientos, así también participan de nuestro consuelo. Hermanos, no queremos que desconozcan las aflicciones que sufrimos en la provincia de Asia. Estábamos tan agobiados bajo tanta presión que hasta perdimos la esperanza de salir con vida: nos sentíamos como sentenciados a muerte. Pero eso sucedió para que no confiáramos en nosotros mismos, sino en Dios, que resucita a los muertos. Él nos libró y nos librará de tal peligro de muerte. En él tenemos puesta nuestra esperanza, y él seguirá librándonos. Mientras tanto, ustedes nos ayudan orando por nosotros. Así muchos darán gracias a Dios por nosotros a causa del don que se nos ha concedido en respuesta a tantas oraciones.  2 Corintios 1:3-11

    About the Author

  • Emanuel Roque
    Emanuel Roque es el catalizador de la iglesia hispana de la Convención Bautista de Florida.Read All by Emanuel Roque ›