fbpx
Articulos en Español

EDITORIAL: ¿Le habla Dios a los hombres?


NASHVILLE, Tenn. (BP)–El otro día recibí una llamada telefónica que hizo que las lucecitas rojas de mi “sistema de alarma espiritual” se dispararan y comenzaran a parpadear insistentemente. Mi amigo, al otro lado de la línea telefónica, comenzó diciéndome: “Dios me dijo que te dijera…”

Yo no creo que Dios use este tipo de método para comunicarse con nosotros. Él no necesita de “intermediarios” humanos. A los pocos días hice el comentario a otro amigo común y entonces quedé más sorprendido cuando este me preguntó: ¿Y crees tú que Dios nos hable a nosotros?

¡Claro que sí! ¿Qué sería de mí si Dios no me hablara? ¿Qué haría? Soy tan ignorante que ni siquiera sabría distinguir entre lo bueno y lo malo. Yo necesito escuchar a Dios diariamente y sería mucho mejor si tratara de escucharlo constantemente. Sobre todo antes de tomar decisiones, responder a otros, criticar o hacer comentarios.

Henry Blackaby en su libro Mi experiencia con Dios dice que Dios nos habla de cinco maneras:

— Habla por medio del Espíritu Santo

— Habla por medio de la Biblia

— Habla por medio de la oración

— Habla por medio de las circunstancias y

— Habla por medio de la iglesia y los creyentes

El asunto principal es que debemos saber con claridad cuándo es Dios el que está hablando. Si tenemos dudas, entonces es que a lo mejor tenemos un problema en nuestra relación con Él.

No debemos de perder de vista que el hecho de que Dios nos hable por medio de la iglesia y los cristianos, no quiere decir que les utilice a ellos como “intérpretes o voceros”. Es por medio de nuestra actuación y por nuestra participación en el ministerio de la iglesia local así como por la actuación y los problemas y dificultades que enfrentan nuestros hermanos que comprenderemos con claridad el mensaje que Dios nos está queriendo dar.

Más veces de lo que yo quisiera he escuchado a alguien decir: “Yo le pedí a Dios que si no era su voluntad, entonces que yo no pudiera ir a esa cita”. O “le pedí a Dios que Él cerrara esa puerta”. ¿No le parece que esto es como echarle a Dios la culpa por lo que hemos hecho mal? La mala noticia es que este tipo de actuación, para “buscar la aprobación divina” no está en la Biblia. Cuando dude de algo e interiormente comience a sentir que “a lo mejor” no está correcto hacer eso, más vale que comience a pensar si a lo mejor es Dios que le está queriendo decir algo con respecto a ese asunto. Busque entonces en oración la dirección de Dios. Lea y medite en las Escrituras. Disponga su espíritu y abra los oídos de su corazón para escuchar el mensaje que Dios tiene para usted.

Dios nos habla. Siempre lo ha hecho y lo seguirá haciendo. Es importante que entendamos que Él no necesita de intermediarios humanos. Dios sólo demanda un corazón puro y arrepentido. Busquemos acercarnos más a Dios. Estudiemos su Palabra y aprestemos nuestro corazón para escuchar la voz de nuestro Padre celestial. Él nos habla porque nos ama.
–30–
Oscar J. Fernandez es el editor jefe de LifeWay Español para Adultos de Leadership & Adult Publishing, LifeWay Church Resources en Nashville, Tenn.

    About the Author

  • Por Oscar J. Fernandez