fbpx
Articulos en Español

ERLC: Enfoque revela Evangélicos por la Vida


WASHINGTON (BP) — La entidad de ética y la organización líder pro familia de los bautistas del sur dieron un primer paso público el jueves (22 de enero) al movilizar el extenso involucramiento cristiano evangélico en la anual Marcha por la Vida.

La Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC por sus siglas en inglés) y Enfoque a la Familia introdujeron Evangélicos por la Vida — una importante conferencia evangélica pro vida en conjunto con Marcha por la Vida 2016 — en un evento del mismo nombre que precedió la marcha de este año. En la sesión de la mañana, ERLC y Enfoque a la Familia anunciaron que auspiciarán con otras organizaciones el primero de esta clase de eventos el próximo 21 y 22 de enero en Washington, D.C.

La ERLC y Enfoque a la Familia están planeando en 2016 “realmente iniciar un movimiento masivo de evangélicos presentes en la Marcha por la Vida,” les dijo Russell Moore, el presidente de ERLC a aquellos reunidos el 22 de enero en el salón de reuniones de un hotel en Washington.

[[email protected]@100=No necesitamos menos ‘Ave Marías,’ sino más ‘Sublimes Gracias.'”
— Russell Moore] La Marcha por la Vida, un evento tradicional del movimiento pro vida, comenzó en 1974, un año después de Roe v. Wade, la decisión que el 22 de enero legalizó el aborto a nivel nacional. Realizado el 22 de enero o cerca, reúne a muchas decenas de miles de personas pro vida — o a cientos de miles dependiendo de los estimados — para congregarse en el National Mall en Washington, luego subir a la Avenida Constitution hasta Capitol Hill. Líderes de diversos grupos que constituyen el movimiento pro vida típicamente se reúnen para la marcha y los eventos que la rodean.

Aunque muchos grupos religiosos están involucrados, los católicos romanos dominan la asistencia a la marcha. Parroquias y escuelas católicas de numerosos estados envían buses llenos de personas a Washington para el evento, y muchos otros católicos viajan por tren o en vehículos. La iglesia católica también auspicia eventos en Washington que preceden la marcha.

Los evangélicos están profundamente involucrados en una variedad de iniciativas pro vida en EE.UU., pero han estado significativamente subrepresentados en la Marcha por la Vida. Eso necesita cambiar, dijo Moore.

“No es que quiero ver menos rosarios en la Marcha por la Vida, sino que quiero ver más evangélicos aquí también en la Marcha por la Vida,” dijo en la reunión de ERLC y Enfoque del 22 de enero que incluyó un gran número de líderes evangélicos pro vida. “…nuestra ausencia es una vergüenza. Así que no necesitamos menos ‘Ave Marías,’ sino más ‘Sublimes Gracias’ en el evento.”

De la conferencia 2016, Moore dijo: “Van a ver una reunión de evangélicos que dicen: ‘Ese es nuestro asunto también.’

“…queremos cultivar una nueva generación de hombre y mujeres nacidos de nuevo, a quienes les importen sus madres y a quienes les importen las conciencias que están destrozadas por la cultura y la muerte,” dijo.

Moore y el presidente de Enfoque a la Familia, Jim Daly son los únicos conferencistas nombrados hasta ahora.

Kelly Rosati, presidenta de alcance a la comunidad de Enfoque, le dijo a la audiencia pro vida de cerca de 70: “Realmente creemos que Dios está haciendo algo en la comunidad evangélica para animar y fortalecer a aquellos de ustedes que han estado en la vanguardia por largo tiempo… Vamos a volver esto al revés, y nunca, nunca, dejaremos de hablar explícitamente por los niños nonatos.”

Jeanne Monahan, presidenta del Fondo de Defensa y Educación de Marcha por la Vida, se presentó en el evento evangélico para cumplimentar a los participantes y los planes de la conferencia 2016.

“A nombre de Marcha por la Vida y el mío propio, no me alcanzan las palabras para agradecerles,” dijo.

La ERLC y Enfoque respaldaron la marcha luego ese día. Por lo menos 10 miembros del personal de ERLC y cinco de Enfoque participaron en el rally y en la marcha. Moore estuvo en el escenario del rally entre los líderes pro vida y dio la bendición en la Rose Dinner de la Marcha por la Vida auspiciadora de la noche.

En un panel de discusión durante el evento del 22 de enero de Evangélicos por la Vida, Moore, Rosati y Samuel Rodríguez dijeron que están animados por el involucramiento evangélico en el asunto de la vida.

Él especialmente está animado al considerar donde estaban los evangélicos los años posteriores a Roe v. Wade, dijo Moore.

Al principio, los evangélicos pensaban que era “un asunto católico” y no dijeron mucho excepto por “algunas voces proféticas,” le dijo a la audiencia. Luego la gente asumió que los jóvenes evangélicos se rendirían al asunto del aborto y se volvería pro elección, dijo.

“Eso no es verdad del todo,” dijo Moore. “Es casi imposible para mí encontrar a un evangélico joven pro elección. Y es casi imposible para mí encontrar un joven evangélico que no esté apasionadamente preocupado por la vida de los niños nonatos y sus madres.”

Él se siente animado “porque el asunto de la vida está conectado a muchas otras cosas,” dijo. “Cuando lidiamos con la pregunta de lo vulnerable y del nonato, entonces estamos usando el tiempo concentrándonos en el asunto de la dignidad de la humanidad, en el asunto del amor al prójimo, en ese asunto…de abogar por el inocente.”

Eso impulsa a los evangélicos a tener cuidado de otros incluyendo al huérfano y al pobre, dijo.

Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, dijo que la próxima generación está comprometida con la justicia y ve “el compromiso pro vida como una parte de la idea central de la justicia.”

“La plataforma pro vida sirve como el ímpetu detrás de muchos de los asuntos de derechos civiles por los que los cristianos ahora están a favor en el siglo XXI,” dijo.

Enfoque está emocionado por lo que describe como “un renacimiento en el movimiento evangélico pro vida,” le dijo Rosati a la audiencia.

“El compromiso integral por las causas pro vida de los evangélicos jóvenes…va a resaltar nuestro trabajo a favor de los niños por nacer,” dijo ella. “Creo eso con todo el corazón. Y creo que esa es una de las tendencias que vamos a ver” continuando en el futuro.

Un hilo corre a través tanto de los asuntos de la vida como de la raza, dijo Rodríguez. La “industria del aborto está apuntando hacia la comunidad étnica como hacia ninguna otra,” al poner sus clínicas en vecindarios latinos y afroamericanos, dijo. “Así que si ustedes están a favor de la reconciliación racial, les corresponde atender el asunto del aborto.”

A los evangélicos pro vida, Moore dijo: “el arma más importante que tenemos en nuestro arsenal es el evangelio de Jesucristo. El capítulo pro vida más importante no es el Salmo 139 sino Romanos 3, que dice que Dios es tanto justo como justificador del que tiene fe en Jesús.”

Añadió: “Dios es justo. Él oye el llanto del nonato. Y Pablo nos dice en Romanos 3, Dios es el justificador — de manera que en la cruz tenemos la justicias de Dios y la misericordia de Dios.”

Los evangélicos “necesitan ser la clase de gente que tratan este asunto en nuestras iglesias hablando a la conciencia,” dijo. “Pero no lo dejan allí, porque también dice: ‘Si alguno está en Cristo, es nueva criatura,’ lo que significa que esa mujer que tuvo el aborto o ese hombre que pagó por el aborto ahora están en Cristo, Dios no ve a esa persona como la que tuvo el aborto. Dios ve a esa persona exactamente como ve a Jesucristo: ‘Tú eres mi hijo amado en el que me complazco.'”

    About the Author

  • Por Tom Strode