fbpx
Articulos en Español

Iglesia hispana de New Jersey trata de llenar el vacío


PASSAIC, N.J. (BP) — Justo un poco más del 70 por ciento de los 70,000 residentes de Passaic, N.J., son hispanos o latinos. Eso es casi 50,000 personas en esta comunidad al norte de Newark.

Una búsqueda rápida en Google, sin embargo, confirma que muchos en el área ya saben — que no hay muchas iglesias bautistas hispanas en Passaic. Pero hay muchos hispanos abiertos al evangelio.
Federico Fernández pastorea la Primera Iglesia Bautista Hispana de Passaic, y en sus 28 años de ministerio en el área, ha visto cómo la comunidad alrededor de la iglesia ha cambiado, y la iglesia junto con ella.
Durante años, Passaic fue la primera parada para muchas familias hispanas que entraban a los Estados Unidos. Pero la mayoría de ellos no se establecieron allí. Esto hizo difícil el ministerio porque la membresía de la iglesia estaba cambiando siempre. En aquel tiempo la iglesia se enfocaba en enviarlos afuera preparados para compartir el Evangelio y hacer discípulos dondequiera que ellos aterrizaran.
“Hace quince años, yo estaba muy agradecido porque un grupo de personas en la iglesia compró casas,” recordó Fernández. “Esto significaba que ellos estarían por aquí por largo rato, y ellos son los que a través de sus ofrendas ayudan a sostener la obra de esta iglesia.”
“El mayor reto hoy para alcanzar gente en Passaic es que ellos tienen un fuerte trasfondo católico,” dijo Fernández, “así que tenemos que alcanzarlos donde ellos están.”
La mayoría de los hispanos en Passaic, de acuerdo con información de censo, son mexicanos y puertorriqueños. Fernández añade que muchos son inmigrantes indocumentados que tienen muchas necesidades — como aprender a hablar y a escribir inglés y encontrar cuidado de niños a buen precio.
Para conectarlos a ellos con el Evangelio, la Primera Iglesia ha usado como palanca clases de inglés como segunda lengua (ESL) y cuidado gratuito de niños a través de la Escuela Bíblica de Vacaciones (EBV) y Faro de Luz — un programa similar a Awana.
“Tenemos cerca de 100 estudiantes adultos por semana que vienen a las clases de ESL,” dijo Fernández. En el laboratorio de 24 computadoras de la iglesia, los estudiantes trabajan en parejas bajo la tutela de un maestro de inglés que es también miembro de la iglesia.
Fernández dijo que cientos de niños asisten a la EBV de la iglesia cada año. El domingo que la EBV termina, la iglesia a menudo tiene más de 700 asistentes ya que las familias de los niños nos visitan para celebrar junto con ellos.
“Tenemos varias familias que siempre se quedan después de que la EBV termina,” dijo Fernández.
Faro de Luz se lleva a cabo los viernes en lugar de los típicos miércoles en la noche en que muchas iglesias lo acostumbran.
Fernández explicó que los viernes es día de pago para muchas familias, y que los padres a menudo van de compras los viernes en la noche. Él dijo: “En lugar de que arrastren a sus niños con ellos, les pido que los dejen aquí en la iglesia y nosotros los alimentamos, los cuidamos y los discipulamos.”
Fernández está consciente de cuán bendecida es su iglesia, y él espera continuar usando esas bendiciones para alcanzar a la comunidad y bendecir a otros. La iglesia es dueña de una propiedad de 23.5 acres en Nueva York que es usada para retiros y campamentos de jóvenes a la que pronto le estarán añadiendo un gimnasio. Además, la primera casa del pastor es usada por la iglesia para ofrecer hospedaje gratuito a misioneros.
“Dios nos ha bendecido y nosotros queremos continuar bendiciendo a otros,” dijo Fernández.

    About the Author

  • Por Keila Diaz
    Keila Díaz es corresponsal de vida hispana para Baptist Press. BP informa sobre misiones, ministerio y testigos avanzados a través del Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con las preocupaciones de los bautistas del sur a nivel nacional y mundial. Read All by Por Keila Diaz ›