fbpx
Articulos en Español

Reconstruir Sandy con miras hacia la plantación de iglesias


LONG ISLAND, N.Y. (BP) — Cuando el equipo de Ayuda en Desastres de los Bautistas del Sur (SBDR por sus siglas en inglés) llegó a la casa de Almarean y James Sweeney, la pareja dijo que era una respuesta a la oración. Su casa fue inundada por más de un metro de agua salada, como lo fueron miles de casas, cuando fueron golpeadas por el oleaje de la tormenta del huracán Sandy hace un año, (29 de octubre de 2012). Muchas casas tenían hasta tres metros de agua.

Los Sweeney, en sus 80s, habían comenzado reparaciones pero el moho no había sido removido apropiadamente, así que tuvieron que comenzar de nuevo. Los inspectores de la ciudad les dieron un aviso de 10 días para que dejaran la que era su casa desde hacía 24 años en Freeport, New York.

Almarean Sweeney oró el domingo en su iglesia pidiendo ayuda. El lunes, llegaron los voluntarios como parte de la iniciativa de Reconstruir Sandy de Ayuda en Desastre de los Bautistas del Sur.

“No puedo sobreponerme. Dios exactamente mandó a sus ángeles aquí a ayudarnos,” dijo Almarean.

El equipo quitó completamente el piso del sótano y los paneles de yeso, roció el moho e inclusive reconstruyó un peldaño del frente. Durante los cuatro días de trabajo en la casa de los Sweeney, los voluntarios oraron y tuvieron compañerismo con la pareja.

Un grupo de 18 voluntarios de Meadow Heights Baptist Church de Collinsville, Illinois, se había dividido en tres cuadrillas, una se desplegó a la casa de los Sweeney. Ellos sirvieron en septiembre junto con voluntarios de SBDR de North Carolina, Kentucky y South Carolina y trabajaron en Long Island como parte de Reconstruir Sandy.

Reconstruir Sandy es una sociedad de dos años de la Junta de Misiones Norteamericanas y Hombres Bautistas de North Carolina en cooperación con la Convención Bautista de New York, Asociación Bautista Metro New York, New Jersey Net e iglesias locales. La meta es ayudar a restaurar comunidades no solo físicamente sino espiritualmente, dijo Mickey Caison, coordinador de recuperación AMB SBDR y director general de Reconstruir Sandy. La gran mayoría del trabajo está en Long Island. Los proyectos también están en curso en Staten Island y en Allenwood, New Jersey.

Establecer relaciones con los dueños es una gran parte del ministerio de ayuda en desastres, dijo Caison. El volumen de trabajo que los voluntarios hacen en la respuesta inicial y luego en reconstruir, junto con la manera en la que sirven, les han dado a los bautistas del sur credibilidad en la comunidad, dijo.

“Uno de los comentarios que siempre oigo una y otra vez aquí es: ‘Sus voluntarios son muy amorosos y amables,'” dijo Caison.

El líder voluntario Dan Moutria dijo que siempre enfatiza a los equipos de SBDR que su trabajo más importante es pasar tiempo con los dueños de casa. Moutria, director de la Región 4 de SBDR de Illinois, estaba con Meadow Heights en su segundo viaje en relación con Sandy.

“Si alguien quiere hablar con ustedes, les digo: ‘Pongan el martillo o la sierra a un lado y escúchenlos'” dijo Moutria.

“New York no era nada de lo que pensábamos que iba a ser,” dijo el pastor Keith Abrams, quien sirvió con el equipo de SBDR de la Ewing Baptist Church (Kentucky). Cuando ellos visitaron la ciudad en su día libre, la gente llegó de todos lados de la calle para hablar con ellos. “Ellos vieron nuestras camisetas,” dijo Abrams, “y se acercaron para darnos la mano y agradecernos el trabajo.”

“Los voluntarios de ayuda en desastre y grupos como World Changers [viajes de misiones de estudiantes] han abierto muchas puertas en estas comunidades,” dijo Caison. “New York es muy dado a interrelacionarse. Las personas correctas que dicen que se puede confiar en ellas — que son buena gente — hacen toda la diferencia en el mundo aquí.

“Nuestra meta es construir un sistema robusto de reconstrucción y recuperación como el que tenemos con respuesta,” dijo Caison. “Históricamente, SBDR es buena en la respuesta, con casi 90.000 voluntarios entrenados y 1.600 unidades móviles, pero generalmente dejamos una comunidad al cabo de pocas semanas o meses porque la respuesta se ha terminado. La recuperación puede tomar dos o tres años o más.”

Una parte importante de la estructura de SBDR es el cuidado emocional y espiritual que los voluntarios dan, dijo Caison, y añadió que siempre ha tenido carga por mantener más el contacto con la comunidad y tiene la meta de plantar 10 iglesias en las áreas afectadas por Sandy en New York y New Jersey. Está convencido que plantar iglesias vendrá como resultado del ministerio y está animado por la coordinación entre SBDR y el personal de movilización de NAMB para identificar las oportunidades de plantación de iglesias dentro de las áreas afectadas por Sandy.

Caison se emociona cuando habla de los más de 800 universitarios que sirvieron durante las vacaciones de invierno y de primavera que estaban ubicados en un área de carpas en Staten Island. SBDR planea un regreso de estudiantes universitarios en diciembre y de nuevo en la primavera. Los estudiantes interesados en ofrecerse como voluntarios en Reconstruir Sandy pueden saber más en https://www.namb.net/Sandy.

“La comunidad se enamoró de ellos,” dijo. “Ellos llenaron necesidades con espíritu de equipo y sirvieron felizmente mientras trabajaban fuerte en el calor y en el frío; también interactuaron con los dueños de casa.”

Ahora, dijo Caison: “En la fase de reconstrucción, podemos usar un tipo diferente de voluntarios — las iglesias pueden planear por adelantado enviar equipos de misión a trabajar junto con los equipos de Ayuda en Desastres.”

Fritz Wilson, director ejecutivo de NAMB para ayuda en desastres, dijo que la junta de misiones está trabajando hacia una conexión homogénea de trabajo entre SBDR y la estrategia Envía Norteamérica de NAMB. New York es una de las 32 áreas urbanas establecidas como objetivo a través de las asociaciones evangelizadoras iniciadoras de iglesias de Envía Norte América.

“Nos gustaría completar el círculo desde tomar el trabajo de ayuda en desastres de llevar gente a Cristo hasta completarlo plantando iglesias de manera que ellos lleguen a ser discípulos,” dijo Wilson.

Randy Corn, coordinador de cuidado emocional y espiritual de SBDR para Long Island y Staten Island, ha visitado a una gran cantidad de dueños de casa afectados. También pasa tiempo con miembros de la Iglesia Libre Protestante Evangélica Calvary y el pastor Charlie Lucchesi. La iglesia, ubicada en Baldwin, New York, está albergando voluntarios de SBDR. Corn ha dirigido el entrenamiento de evangelismo para la iglesia.

Lucchesi dijo que los equipos de desastre que han trabajado desde la iglesia a partir de abril han tenido un impacto positivo en la comunidad y la congregación. Muchas casas en Baldwin, así como en la cercana Freeport, fueron dañadas y todavía necesitan reparaciones.

“Todos en la iglesia están emocionados de tenerlos aquí,” dijo Lucchesi. “Ellos atraviesan puertas que nosotros nunca podemos atravesar. Cuando ellos llegan a la comunidad, simplemente esparcen el amor de Cristo sirviendo a la gente — y está cambiando el entendimiento de lo que una iglesia que cree en la Biblia es. El fruto del trabajo será más largo que el tiempo que ellos estén aquí, no necesariamente para esta iglesia, pero para la iglesia de Jesucristo.”

El voluntario Jim Ramey de ayuda en desastres del equipo de alimentación de South Carolina dijo que mucha gente tiene miedo de dar el primer paso para servir. “Cuando usted da un paso afuera y ayuda a alguien, especialmente cuando ayuda a guiar a alguien a Cristo, no hay mayor recompensa.”

Los voluntarios bautistas del sur, que suman más de 10.650 quienes han respondido desde la embestida del huracán Sandy, han servido 1.85 millón de comidas, completado 2.678 trabajos, compartido el evangelio 878 veces y han sido testigos de 116 profesiones de fe desde que la súper tormenta tocó tierra el 29 de octubre del año pasado. El 2012. Para ofrecerse de voluntario o saber más sobre Reconstruir Sandy visite https://www.namb.net/Sandy. Para ver un video relacionado, visite https://www.namb.net y haga clic en el visualizador.
–30–
Laura Sikes escribe para la Junta de Misiones Norteamericanas.

    About the Author

  • Por Laura Sikes