fbpx
Articulos en Español

EDITORIAL: La paz les dejo


Todos deseamos tener paz personal y paz para todo el mundo. En el 1981 la Asamblea General de las Naciones Unidas adaptó el 21 de septiembre como El Día Internacional de la Paz. Veinte años después en el 2001, la asamblea decidió que este día también sería dedicado para hacer un pare a la violencia y darle un alto a las armas de fuego. El llamado a tener paz se ha enfocado en solo 24 horas pero, por lo menos es un comienzo. ¡La pena es que la solución a la desesperación por la paz ya hace 2,000 años que llegó y fue en Cristo Jesús! Esta paz es disponible para todo el mundo, por todo el año y para siempre.

Cristo, “El Príncipe de Paz” (Isaías 9:6), deseaba la paz y otorgaba la paz (Juan 20:19-21). El sacrificio de Cristo Jesús puede hacer más de lo que las Naciones Unidas piden que hagamos durante este día, una persona a la vez. Según las naciones Unidas, el tema de este año es, “Recuperarnos mejor para un mundo equitativo y sostenible.” La organización pide que este año, 2021, se celebre la paz pidiéndole a las personas que celebren este día, “…oponiéndose a los actos de odio en línea … difundiendo compasión, bondad y esperanza frente a la pandemia mientras nos recuperamos.” Además, piden que hagamos la paz unos con los otros.

Estas cosas que ellos piden se pueden lograr. Pero, el problema está en que muchos por miedo, desánimo, pecados, y la falta de obediencia no compartimos la paz que otorga El Príncipe de Paz: vida eterna (Juan 5:24). Él dijo; “La paz les dejo, mi paz les doy; yo no la doy como el mundo la da. No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo.” (Juan 14:27-RVC) Necesitamos promover la paz ahora con el evangelio porque, cuando Cristo regrese, las cosas van a cambiar (Lucas 12:49-59). Jesús vino para ser El Señor de todos y Él es la buena noticia de la paz (Hechos 10:36), nos llama a predicar el evangelio de la paz (Efesios 6:15) y nos anima a que nos mantengamos firme al compartirla porque Él es nuestra paz. Él ya venció el mundo con su muerte para traernos paz (Juan 16:33).

La paz depende de la santidad, el obrar justamente y obedecerlo a Él quien tiene y trajo la paz al mundo. Hebreos 12:14 dice que como cristianos, “Procuren vivir en paz con todos, y en santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” Somos llamados a crear paz, y “Si es posible, y en cuanto dependa de nosotros, vivamos en paz con todos (Romanos 12:18-RVC), aunque nos cueste promover el vivir esta paz (1 Corintios 7:15). Celebremos este día compartiendo el plan de salvación con alguien y a la vez recordemos las palabras de Jesús cuando dijo, “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.” (Mateo 5:9-RVC)

    About the Author

  • Clara Molina
    Clara Molina, miembro del Concilio de Líderes Bautistas del Sur, es conferencista y autora de “Un legado de sabiduría: Sabiduría y ánimo basado en las mujeres en la vida de Adán, Abraham, Jacob, Moisés, Samuel, David, Salomón, y del Ministerio del Señor Jesús y el Apóstol Pablo” y “¡Oh no! Mi esposo es el pastor.” Ella y su esposo Bruno, Asociado de evangelización e idiomas interreligiosas con la Convención de Bautistas del Sur de Texas (SBTC), tienen dos hijos adultos y dos nietas. Tiene una maestría de Educación cristiana del Seminario Bautista Southwestern (SWBTS).Read All by Clara Molina ›