Articulos en Español

Los estadounidenses tienen creencias religiosas contradictorias, según el estudio más reciente del Estado de la Teología

Foto de iStock. No puede ser reproducido.


NASHVILLE (BP) — Más de la mitad de los estadounidenses dicen que las creencias religiosas son una cuestión personal, y no de hechos objetivos. Y esto quedó claro al examinar las variadas y a veces contradictorias doctrinas teológicas que creen.

El estudio bienal sobre el Estado de la Teología realizado por LifeWay Research con sede en Nashville, explora las creencias religiosas y culturales de los adultos estadounidenses.

Para el 54 por ciento de los estadounidenses, las creencias teológicas no son una cuestión de verdad objetiva si no que pertenecen a la categoría de opiniones subjetivas.

“Muchos estadounidenses tratan la teología como un libro de aventuras donde cada uno puede escogerlas a su gusto,” dijo Scott Cornell, director ejecutivo de LifeWay Research. “Queda claro, dadas ciertas creencias, que algunas personas sienten que la verdad es algo que la gente puede definir por si misma y al hacerlo poseen creencias aparentemente incompatibles.”

El sondeo de más de 3,000 estadunidenses fue patrocinado por Ligonier Ministries, con sede en Orlando, y sigue los estudios previos del Estado de la Teología en el 20142016 y 2018.

Confusión sobre la Trinidad

Una clara mayoría de los estadounidenses (72 por ciento) dicen creer en la doctrina clásica de la Trinidad — un Dios en tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Aunque muchos también creen que Jesús era simplemente un gran maestro humano y que el Espíritu Santo es una fuerza.

“El cristianismo ha comenzado históricamente con un entendimiento de Dios como el Creador y la fuente de la realidad misma,” dijo McConnell. “Aunque muchos estadounidenses repiten que están de acuerdo con una definición de este Dios Trino, una mirada más profunda a sus creencias revela que la mayoría no cree en cada Persona de la Trinidad tal como es descrita en la Biblia.”

La mayoría de los estadounidenses no tienen problema afirmando la perfección divina, el 65 por ciento dice que Dios es un ser perfecto y que no puede cometer errores.

La mitad de los estadounidenses (52 por ciento) concuerda en que Jesús fue un gran maestro, pero no era Dios. Un poco más de la mitad (55 por ciento) cree que Jesús es el primer y más grandioso ser creado por Dios, lo cual contradice la creencia histórica de que Jesús es eterno, como Dios el Hijo.

Aunque muchos rechazan Su deidad, la mayoría de los estadounidenses dicen que Jesús se levantó de entre los muertos físicamente. Dos tercios (66 por ciento) cree que los relatos bíblicos sobre la resurrección corporal de Jesús son completamente certeros.

Tres de cada 5 estadounidenses (59 por ciento) concuerda en que el Espíritu Santo es una fuerza, pero no es un ser personal. Según uno de cada 5 (19 por ciento), el Espíritu Santo puede decirles que hagan algo que está prohibido en la Biblia. 

Dos tercios de los Estados Unidos (64 por ciento) dicen que Dios acepta la alabanza de todas las religiones, incluyendo al cristianismo, el judaísmo y el islamismo. 

Pocos estadounidenses creen que aprender teología es algo solamente para pastores y eruditos (15 por ciento).

El pecado y la salvación

En cuanto al pecado, la mayoría de los estadounidenses dicen que un poquito no hace daño, pero un número creciente cree incluso que el menor de los pecados garantiza un castigo eterno, según el estudio del Estado de la Teología en el 2020.

Dos tercios de los estadounidenses (65 por ciento) concuerda en que todos pecan un poco, pero la mayoría de la gente es buena por naturaleza. Aún así, el 26 por ciento dice que incluso el pecado más pequeño merece condena eterna, el mayor porcentaje en la historia de estos estudios.

“Ha habido un lento pero continuo crecimiento de la porción de los estadounidenses que creen que el castigo merecido por cualquier pecado es la condenación eterna,” dijo McConnell. “Aunque el número de los que creen en el infierno ha sido casi el mismo, aquellos que creen que Dios no da pases gratis para pecados pequeños ha aumentado del 18 por ciento en el 2014 al 26 por ciento hoy en día.”

Una mayoría de los estadounidenses (56 por ciento) dice que el infierno es un lugar real donde cierta gente será castigada para siempre.

Más de la mitad (56 por ciento) cree que Dios cuenta a una persona como justa por su fe en Cristo y no por las buenas obras de esa persona.

La mayoría de los estadounidenses creen que la salvación sólo se puede encontrar en Jesús. Tres de cada 5 (60 por ciento) cree que solamente aquellos que confían en Jesús como su único Salvador reciben el regalo de la salvación eterna.

Un cuarto de los adultos de los Estados Unidos cree que la salvación fue determinada hace mucho tiempo, ya que el 26 por ciento concordó que antes de crear al mundo, Dios eligió a la gente que Él salvaría, una doctrina conocida como predestinación.

Tres de cada 5 (62 por ciento) cree que habrá un tiempo cuando Jesús regrese a juzgar a toda la gente que ha vivido.

Algunos estadounidenses creen que las recompensas no tienen que esperar. Un tercio de los estadounidenses (36 por ciento) creen que Dios siempre recompensará la fe verdadera con bendiciones materiales en esta vida, una doctrina asociada con lo que ha sido llamado el evangelio de la prosperidad.

Una moralidad confundida

Los estadounidenses están divididos en cuanto a lo que la Biblia es y qué autoridad tienen sobre nuestras vidas.

En el estudio del Estado de la Teología en el 2020 se encontró que un tercio de los adultos de los Estados Unidos (34 por ciento) creen que la ciencia moderna contradice a la Biblia. 

Cerca de la mitad (48 por ciento) creen que la Biblia es 100 por ciento acertada en todo lo que enseña. El mismo porcentaje (48 por ciento) dice que la Biblia, al igual que todas las escrituras sagradas, contiene relatos útiles sobre mitos antiguos pero que no son literalmente verdaderos. Esta cantidad creció un poco, comparada con el 41 por ciento en el 2014.

Cerca de la mitad (51 por ciento) dice que la Biblia tiene la autoridad de decirnos qué hacer.

Un cuarto de los adultos de los Estados Unidos (25 por ciento) cree que Dios no se ocupa de nuestras decisiones cotidianas.

Para la mitad de los estadounidenses (51 por ciento), es pecado tener relaciones sexuales fuera del matrimonio tradicional. En contraste, 2 de cada 5 (40 por ciento) cree que hoy en día ya no se aplica la condenación de la homosexualidad que está en la Biblia.

La mitad (51 por ciento) dice que el aborto es un pecado. Más de un tercio (38 por ciento) cree que la identidad de género es una decisión personal.  

La opinión sobre la congregación

La mayoría de los estadounidenses (58 por ciento) concuerda que alabar a Dios solo o con la familia es un remplazo válido de la asistencia regular a la iglesia. Los encuestados respondieron a estas preguntas en marzo, al inicio de la pandemia de la COVID-19, la cual empañado las líneas divisorias entre la alabanza en casa y la asistencia a la iglesia.

“Quienes respondieron la pregunta no tenían idea de lo que la COVID-19 haría a los patrones de alabanza en los Estados Unidos. El 15 de marzo (64 por ciento) fue la última semana en que se reunieron en persona la mayoría de las iglesias protestantes. El 7 de junio se reunieron el 55 por ciento,” dijo McConnell, citando las encuestas de LifeWay Research conducidas en marzo y julio entre pastores. 

“Aunque la pandemia suspendió la habilidad de reunirse como iglesia local para alabar a Dios, una gran mayoría de los estadounidenses reconoce que hay algo más en ese tipo de reunión que una familia no puede lograr por sí misma.”

Para un tercio de los adultos del país (36 por ciento), las iglesias deben proveer servicios de alabanza entretenidos si es que quieren ser efectivos.

Los estudios previos de LifeWay Research han encontrado poco apoyo entre los estadounidenses y los pastores protestantes en cuanto a pastores e iglesias que endosan temas políticos. Pero esto no es suficiente para un cuarto de los estadounidenses (24 por ciento) en el estudio más reciente del Estado de la Teología. Ellos creen que los cristianos deben guardar silencio en cuanto a asuntos de política.

“Las creencias teológicas de un individuo tienen un largo alcance. Impactan puntos de vista sobre Dios y la Biblia, también sobre la moralidad, la justicia, la autoridad y cómo tratar a otros,” dijo McConnell. Un sondeo anterior de LifeWay Research reveló que el 80 por ciento de los evangélicos dicen que la Biblia informa sus opiniones políticas. Durante este año electoral, sin embargo, los cristianos deben estar conscientes de que no solamente habrá gente que esté en desacuerdo con sus perspectivas, pero 1 de cada 4 estadounidenses no aprueba que un cristiano hable sobre asuntos políticos.”

Metodología

Se usó un panel en línea demográfico balanceado para entrevistar a adultos estadounidenses sobre el Estado de la Teología en el 2020, patrocinado por Lingonier Ministries. Un total de 3,002 encuestas fueron completadas entre el 10 y el 18 de marzo del 2020. La muestra provee 95 por ciento de certeza que el error del muestreo del panel en línea no excede más o menos del 2.0 por ciento. Los márgenes de error son mayores para los subgrupos. Se usaron pesas ligeras para balancear género, edad, etnicidad, ingresos, región y religión.

Para obtener más información, visite LifeWayResearch.com, TheStateofTheology.com; vea el documento en formato PDF o el reporte completo, ambos en inglés.